Finanzas

Empresarios ven peores tasas a créditos, a pesar de fuertes bajas en tasa líder

La tasa objetivo del Banco de México cayó de 7.25% a 4.25% en 2020, pero los empresarios percibieron peores condiciones en las tasas de interés de los créditos en el cuarto trimestre del año pasado.

19-02-2021 16:54 Por : Arena Pública
De acuerdo a la encuesta de Banxico, la percepción sobre las condiciones para refinanciar los créditos empeoró notablemente en el IV trimestre de 2020.
De acuerdo a la encuesta de Banxico, la percepción sobre las condiciones para refinanciar los créditos empeoró notablemente en el IV trimestre de 2020.

Las condiciones para acceder a nuevos créditos empeoraron, han dicho las empresas.

A pesar que la tasa de interés de referencia (objetivo) que determina el Banco de México (Banxico) se redujo de 7.25% a 4.25% durante 2020, los empresarios perciben que en el último trimestre enfrentaron “condiciones más costosas” en materia de tasas de interés que en el trimestre anterior.

Lo anterior se desprende de la encuesta Evolución trimestral del Financiamiento a las Empresas durante el trimestre octubre – diciembre de 2020 que dio a conocer Banxico y en la que, a través de una encuesta nacional a no menos de 450 empresas, evalúa las percepciones de los empresarios respecto al mercado de créditos del país.

Solo una de cada cuatro empresas, usa el crédito bancario en México (27.1%), con un claro descenso en "el año de la pandemia" porque en el último trimestre de 2019, esa proporción llegaba a una de cada tres (34.1%). Así, de acuerdo a la encuesta, la gran fuente de financiamiento para las empresas en México son los proveedores (77.1%), muy lejos del crédito bancario, mientras que, en tercer lugar, están las matrices o empresas del propio grupo (19.5%).

 

‘Condiciones no favorables’

Según el índice de percepción, las condiciones ofrecidas a las empresas para el otorgamiento del crédito fueron en su totalidad no favorables, es decir que están por debajo del umbral de los 50 puntos.

Los montos de crédito ofrecidos se encontraron en 44.2, los plazos ofertados en 43.7, las condiciones para refinanciar créditos en 38.9 (desde el 47.8 del trimestre anterior), los tiempos de resolución del crédito 38.2, y los requerimientos de colateral en 38.0 puntos. Solo en el caso de las empresas con hasta 100 empleados, la opinión fue favorable (51.8) en torno a los montos ofrecidos.

En cuestión de costos, hubo una mejora en la percepción de la totalidad de las empresas encuestadas sobre las comisiones y otros gastos, que creció de 38.7 a 41 puntos, si bien se mantiene debajo del umbral. Las tasas de interés fueron caso contrario, pues el índice se redujo de 50.8, una opinión favorable para el III trimestre, a 45.1 en el IV trimestre de 2020. En el último trimestre de 2019 éste "índice de difusión" se había colocado en 61.1.

Junto con el aumento en el porcentaje de empresas que no solicitaron un crédito (de 77.3% a 80.1%) solo creció el número de empresas que solicitaron un préstamo, pero lo rechazaron porque era muy caro (0.5% a 0.9%). El número de casos en que lo solicitaron y está en proceso de autorización, así como en donde lo solicitaron y fue rechazado, se redujeron de 1.5% a 1.2% y de 1.7% a 1.0% respectivamente.

El 62% de las empresas que no utilizaron nuevos créditos bancarios debió su decisión a la situación económica, cifra que continuó siendo la razón principal desde el inicio de la pandemia. Otras razones fueron, nuevamente, una opinión negativa en torno a las tasas de interés bancarias (51.1%), así como las ventas y rentabilidad de la empresa (49.9%).

Recientemente, el 12 de febrero, la Junta de Gobierno de Banxico volvió a reducir la tasa de interés objetivo de 4.25% a 4.00%. La reducción acordada por la Junta, es la primera desde septiembre de 2020 y coloca a la tasa como la más baja desde principios de 2016.

La tasa del banco central funge como referencia para las instituciones financieras privadas con lo que, teóricamente, tendría un impacto directo sobre las tasas ofrecidas a individuos y empresas al momento de solicitar un crédito; aunque cuentan la situación y récord de cada solicitante de crédito.