Finanzas

China y riesgos locales, detrás de la fuga de capitales financieros de México

Si bien la salida de capitales se ha extendido en mercados emergentes, la caída en México viene desde 2016 haciéndose mayor en 2021. Las decisiones de la FED podrían acelerarla aún más.

08-12-2021 06:57 Por : Arena Pública
Dólares estadounidenses (Foto: Pexels)
Dólares estadounidenses (Foto: Pexels)

La fuga de capitales financieros de México está superando por mucho a la salida generalizada que se ha producido en las economías emergentes.

En lo que va del año, al 25 de noviembre, salieron de México 294,928.35 millones de pesos de capitales extranjeros invertidos en títulos financieros del país, una caída de 15.6% del total que se tenían invertidos en instrumentos de deuda gubernamentales. También es una caída que rompió el récord de 2020 cuando en todo ese año salió 14.5% de los capitales invertidos en el país.

Con esta salida, la tenencia de valores gubernamentales por residentes del extranjero se ubicó en 1.596 billones de pesos,  su menor nivel desde el 18 de febrero de 2013. 

“No creo que haya una sola razón. La primera es la entrada de China a índice globales, eso tiende a reponderar los portafolios de los inversionistas porque obviamente el país tiene un peso fuerte en estos índices, reduciendo ciertas posiciones de los países que ya eran miembros”, explicó en entrevista Luis Gonzalí, codirector de inversiones de la firma de la empresa de manejo de fondos Franklin Templeton sobre las causas de la fuga .  

México no es el único mercado emergente del que los capitales extranjeros están saliendo. En Latinoamérica, Argentina también ha registrado salidas en todos los trimestres de lo que va del año, mientras Brasil sufre ha sufrido algunos altibajos. Caso contrario Colombia y Chile que han registrado nuevas entradas de capitales, liderando entre los mercados de la región. 



Gráfica: @GabySillerP

Entre los países que más están sufriendo la fuga de capitales están Corea del Sur (-12,333 MDD), Filipinas (-7,019 MDD) e India (-7,682 MDD), todos asiáticos, aunque con base en el agregado puede verse que los inversionistas globales están aumentando su posición en China.

En octubre de este año, China entró al índice World Government Bond Index (WGBI), un índice de referencia de inversión para el mercado de deuda gubernamental, donde se encuentra México desde el 2010, lo que según advirtió Alehandro Díaz de León, gobernador de Banxico, ha motivado un ajuste en los portafolios de inversionistas institucionales desde meses atrás.

Riesgo local explica salida atípica

No obstante, Gonzalí advierte que no se han visto salidas de capitales tan importantes en otras economías emergentes como el caso mexicano, especialmente después de octubre de 2020 cuando comenzaron a dominar las entradas por encima de las salidas, por lo que el atípico caso de México podría explicarse por el riesgo local.

“Al fin del día los inversionistas deben elegir entre sacar de un país emergente un poco menos estable que de otro un poco más estable, lo que va terminar castigando al que no tiene estabilidad, en este caso, política” señaló el experto de Franklin Templeton. 

Tan solo entre el miércoles 17 y el martes 23 de noviembre, se dio una salida de capitales de México por 36,797.62 millones de pesos, que según explicó en un tweet Gabriella Siller, directora de análisis económico de Banco Base “pudo deberse a la incertidumbre que se generó previo a la confirmación de que se había retirado la nominación de Arturo Herrera”.

La semana del 22 al 26 de noviembre se pintó de negro para el peso en medio de una serie de anuncios de importancia en la política económica, como el cambio en la propuesta presidencial para encabezar Banxico y la renominación de Jerome Powell para presidir la Reserva Federal estadounidense. 

“Si bien en México, el riesgo-país no ha subido tanto como en otros países -la verdad es que después de las elecciones intermedias le ha ido mejor en riesgo político y riesgo-país- es algo que el extranjero no ha terminado de meter en su análisis”, señaló Gonzalí.

Para la mayoría de los analistas, la gota que derramó el vaso entre los inversionistas extranjeros ha sido la iniciativa de contrarreforma eléctrica, sin embargo Gonzali no considera que exista una razón específica en este sexenio que hay detonado esto, pues desde 2016 se llegó a un pico desde el que no se ha detenido la caída, aunque destaca que a diferencia de otros países aquí los inversionistas no han regresado.

La salida de capitales aún está lejos de terminar. En algún momento del próximo año se espera que la Reserva Federal comience el aumento de su tasa de interés, lo que se teme pueda apresurar aún más la fuga de todos los mercados emergentes en general, incluído México.