Una carta desesperada para el Presidente: Leerse antes del 29 de noviembre

25-11-2021 08:07

Apreciado Sr. Presidente,

El lunes 29 de noviembre tendrá ud que haber definido el nombre del director general del CIDE. Le escribo con algo de desesperación. Me parece, sr. Presidente, que en el caso del CIDE lo han malinformado. No quiero repetir lo que seguramente ya sabe, de la naturaleza, importancia y tamaño de esa institución.

Incluso es probable que tenga alguna diferencia de manera personal con algún miembro de la institución. Pero Ud. y yo sabemos muy bien que las instituciones son más grandes que una o varias personas, y que es normal que existan discrepancias. Se lo escucho constantemente.

De manera lógica, hay siempre el oportunismo alrededor de un presidente. Es inevitable. Ud. más que nadie lo sabe. Permítame ser breve por lo apretado de su tiempo. Si le informan que el CIDE es neoliberal, e incluso puede que tenga una percepción que así es por algún miembro que ud conoce, la verdad es que eso no es cierto. Requiere sí, una transformación, pero no en la dirección que se propone.

El CIDE es de pensamiento diverso y muy plural, lo que se refleja en el hecho de que se utilizan metodologías de análisis distintas para los mismos problemas nacionales. Y lógicamente, las recomendaciones de política o las reflexiones sobre los temas sociales difieren. Pero de eso se trata, de que la sociedad tenga distintas reflexiones o recomendaciones. Es ésta la que tiene que decantarse por una u otra.

Si le quita esa posibilidad al país, es la ciudadanía la que pierde. Pierden también estudiantes a los que les hemos brindado la posibilidad de la movilidad social, como muchas otras instituciones de educación superior. Las muchachas y los muchachos de 18 años son muy avispados y saben lo que quieren. No les quite un platillo del menú.

Confío en que leerá esta carta y tomará la decisión correcta. Solo quiero insistirle que recabe la información de varias fuentes. Pregunte a los muchachos egresados, algunos a su alrededor cercano. Como muestra, le ruego tome en cuenta los programas de trabajo de ambos candidatos y los compare. Respeto en extremo al Dr. Romero, pero infortunadamente en tres meses no ha podido generar certidumbre, por no sé qué razón. Transformar también requiere sigilo, el que no tuvo y más aún, ha mostrado un desinterés hasta en lo administrativo.

Ud. tiene el derecho a elegir. Como miembro de esa comunidad por más de 25 años y como ciudadano, le sugiero humildemente que declare desierta la posición, convoque a un nuevo proceso donde se vigile que el concurso sea equitativo. Se puede transformar al CIDE pero con alguien que lidere dicha transformación en el sentido correcto. A ud que le interesa cómo quedará su labor en la historia, recuerde que los que la escribirán están naciendo el día de hoy, y estarán libres de “emociones” cuando la investiguen y redacten dentro de 30 años. Muéstreles con estas pequeñas acciones que sabe rectificar.

Reciba un cordial saludo y le reitero la más alta y distinguida de mis consideraciones.

 

ATENTAMEMTE,

Fausto Hernández Trillo

Profesor

División de Economía

CIDE