Economía

¿Puede Donald Trump hacer efectiva su amenaza de salir del TLCAN en seis meses?

Seis meses es precisamente el tiempo que se requiere para salir del TLCAN, sin embargo, también requiere un protocolo.

05-12-2018 14:43 Por : Arena Pública
Amenazar con dar por terminado el TLCAN es una táctica de Donald Trump bien conocida para presionar a los negociadores relacionados con el tratado.
Amenazar con dar por terminado el TLCAN es una táctica de Donald Trump bien conocida para presionar a los negociadores relacionados con el tratado.

¿Por qué es importante? La incertidumbre por la relación de Estados Unidos con China está sacudiendo los mercados financieros, dar por terminado el TLCAN podría agregar aún más nerviosismo ante la inquietud del rumbo que puede tomar el comercio internacional y su impacto en el crecimiento económico mundial. 

De dar por terminado el TLCAN antes de que las tres economías ratifiquen el nuevo tratado, los países se regirían por las reglas de “la nación más favorecida” de la Organización Mundial del Comercio.

¿Qué ocurrió? Tras firma del T-MEC, Donald Trump amenazó al Congreso de EU con terminar el TLCAN en seis meses si no ratificaban en ese periodo el nuevo tratado. 

¿Cómo funciona esto? De acuerdo con el Artículo 2205 del TLCAN, un país puede salirse del tratado mandando una notificación a sus socios con seis meses de anticipación.

Sin embargo, para poder entregar esa notificación es necesaria la aprobación del Congreso, de acuerdo con Gary Hufbauer, miembro senior del Peterson Institute for International Economics con sede en Washington, DC. . 

¿Qué hay detrás? Esta amenaza al Congreso parece ser otra de las tácticas de Donald Trump para infringir miedo en el proceso de la renovación del TLCAN y demostrar poder ante la población.  

La misma estrategia la utilizó en mayo cuando se detuvieron las negociaciones y aplicó aranceles al acero y aluminio de México y Canadá. 

Y ahora ¿qué sigue? La ratificación del tratado es casi un hecho, sin embargo, aún se desconoce si harán modificaciones a partir de los comentarios de los tres congresos, especialmente el de EU. 

Lo que aún está en juego es la permanencia de los aranceles del acero y el aluminio, mismos que, según dio a conocer Robert Lighthizer, serían negociados por separado, pues Canadá vende  mucho más de ambos metales que México. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Donald Trump le da a Congreso fecha límite para ratificar el T-MEC