Economía

Precio del hierro se “enfría” frente a recorte de producción siderúrgica en China

El precio del mineral hierro cayó 48% en los últimos cuatro meses y los analistas esperan que continúe abaratándose por lo menos en 2022.

29-12-2021 17:54 Por : Arena Pública
La menor demanda de hierro podría estabilizar los precios de producción acerera en otros países del mundo. (Foto: Gobierno de México)
La menor demanda de hierro podría estabilizar los precios de producción acerera en otros países del mundo. (Foto: Gobierno de México)

Los rampantes precios de los metales industriales están en camino a estabilizarse y la caída en el precio del hierro es la antesala a ello.

Luego de que en mayo alcanzara un pico de 215 dólares por contrato, el precio del mineral hierro, destinado principalmente para la producción acerera, se ha desplomado (-)48% durante los últimos cuatro meses hasta alcanzar un precio de 112.2 dólares por contrato, un nivel similar al registrado en julio de 2019, reportó investing.com un portal de información financiera.

El analista de Fitch Ratings, Joe Bormann, declaró a BNAmericas, que la calificadora espera que el precio por tonelada del mineral pase de los 160 dólares por tonelada que mantuvo en promedio durante 2021 hasta 90 d/t en 2022, para seguir cayendo más lentamente en los años posteriores. 

El hierro comenzó a caer luego de que el gobierno de China -principal consumidor mundial de hierro- ordenara la restricción de la producción acerera del país a niveles de 2020, en búsqueda de cumplir algunos de sus compromisos climáticos, sin embargo, ésta ha sido incluso 30 millones de toneladas menor que el año anterior.

Según Michelle Lam, economista para la Gran China de la empresa de servicios financieros Societe Generale SA, "es poco probable que continúen los altos niveles de importaciones [de hierro], ya que el consumo es débil después de que China intensificara los controles de producción en las fábricas [de acero] durante la temporada de calefacción y antes de los Juegos Olímpicos de Invierno".

La caída de la producción acerera no solo ha respondido al mandato estatal, sino también a las condiciones económicas internas del gigante asiático, particularmente a la caída en su sector inmobiliario, que con 30% del total es el mayor consumidor de acero de todo el país. 

Solo en noviembre, la inversión en infraestructuras del país disminuyó un 4.6% respecto al año anterior, según estimó Goldman Sachs, mientras la venta de inmuebles y superficies para nuevas viviendas disminuyó 20% frente al mismo periodo de 2020.

La razón principal detrás de la caída de este sector ha sido la delicada situación de la industria inmobiliaria china luego de que el gigante Evergrande -la segunda mayor empresa del país- entrara en crisis por su masivo endeudamiento e incapacidad de pago, fenómeno del cuál no es la única inmobiliaria en riesgo, pues competidoras como Kaisa y Sunac también enfrentan un complicado estado financiero. 

Para 2022 se espera que la demanda de acero en la segunda mayor economía del mundo caiga 4.7%, es decir 45 millones de toneladas menos que la demanda actual de 954 millones, estimó el Instituto de Planificación e Investigación de la Industria Metalúrgica de China (MPI).

Podría parecer poco, pero estas 45 millones de toneladas de diferencia, son más de la mitad de las 82 millones de toneladas que consume anualmente Estados Unidos y más del doble de México, el país de América Latina que más consume este metal, principalmente para su utilización en la industria automotriz y la construcción. 

Acero se estabilizará, pero caída de precios será lenta

Una menor producción de acero china significaría una ventana de oportunidad para los productores de acero americanos, entre los que destaca Estados Unidos, Brasil y México, pues el precio del hierro podría seguir bajando ante una menor demanda, lo que reducirá los costos de producción siderúrgica.  

Según la Bolsa de Metales de Londres, el mayor mercado de contratos de metales ferrosos y no ferrosos, el precio del acero se encuentra en su nivel más bajo desde abril y sigue cayendo luego de alcanzar su pico en agosto pasado, en consonancia con la tendencia a la baja del hierro pero aún soportado por los altos precios de los energéticos como el gas natural. 

En el caso mexicano, la caída de las importaciones chinas de hierro facilitaría a las acereras mexicanas un mayor aprovechamiento de los nuevos aranceles al acero anunciado el mes pasado por la Secretaría de Economía, que busca proteger a la industria mexicana del dumping chino.

Aunque es poco probable que se regrese a los precios previos a la pandemia, en 2022 los precios de acero comenzarán a estabilizarse y bajar moderadamente en la mayor parte del planeta, pues los choques de oferta y demanda de la temprana recuperación industrial “han terminado”, advirtió Fitch Ratings

No obstante, la calificadora advierte que el megaplan de infraestructura de Joe Biden en Estados Unidos, podría causar que el mercado americano siga viviendo una mala pasada, pues la alta demanda regional mantendría los precios altos durante un periodo más prolongado.