Economía

Mercados prevén fuerte aumento de tasas

La inflación al productor mensual para mayo en EU creció al doble que en abril, mientras que la FED decide si incrementa en 75 pb la tasa. Banxico incrementaría 75 pb, pero podría enviar la señal de un mayor incremento para agosto.

14-06-2022 11:05 Por : Arena Pública
La alta inflación en EU, hace prever que la FED incremente la tasa de referencia hasta en 75 puntos base (Imagen: Gobierno de México)
La alta inflación en EU, hace prever que la FED incremente la tasa de referencia hasta en 75 puntos base (Imagen: Gobierno de México)

De qué tamaño será el incremento de la tasa de referencia en Estados Unidos (EU). Ésa es la pregunta que ha sacudido a los mercados financieros desde que el viernes se dio a conocer que la inflación para mayo estableció un récord de 40 años con un incremento en los precios al consumidor de 8.6% a tasa anual.

La Reserva Federal anunciará este miércoles su decisión y el Banco de México (Banxico) lo hará el jueves 23, el mismo día en que se dará a conocer la inflación para la primera quincena de junio.

El hecho es que la inflación no cede, a pesar de que se esperaba para mayo señales de que lo peor había pasado. Los precios al consumidor para marzo crecieron 8.5% a tasa anual en EU, después de que en febrero había sido de 7.9%. En abril se desaceleró a 8.3% y se creyó que en marzo se había alcanzado el pico inflacionario. El regreso a la realidad fue abrupto con una inflación en mayo de 8.6% y una inflación acumulada de 4.8% para los primeros cinco meses del año.

En México, las cosas no han sido distintas. En marzo el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció en 7.45% a tasa anual. En abril lo hizo en 7.68%, y en mayo se registró un leve descenso a 7.65% a tasa anual. A diferencia de EU, que ha caído ligeramente desde marzo, en México la inflación subyacente, o básica, que privilegia  Banxico para tomar sus decisiones, no ha cedido un milímetro en su ascenso en este año: 6.78% en marzo, 7.22% en abril y 7.28 en mayo. La persistencia de presiones en los precios al productor de insumos (bienes intermedios) para la industria -que en mayo aumentó 17.85% a tasa anual- hacen pensar a los analistas que los precios al consumidor aún no tocan su techo.

Este martes se conoció que la inflación al productor en Estados Unidos creció 0.8% en mayor a tasa intermensual, un crecimiento que duplica el de abril (0.4%), aunque la tasa anual fue de 10.8%, ligeramente menor al 10.9% de abril, manteniendo las preocupaciones por la escalada inflacionaria. Los precios de los alimentos se mantuvieron sin cambio, pero "los precios mayoristas de la gasolina repuntaron 8.4%, explicando el 40% del alza de los costos de los bienes, tras caer un 3.0% en abril", dice un reporte de Reuters, manteniendo las preocupaciones de largo plazo.

La mayoría de economistas en EU prevén que la FED incrementará mañana la tasa en 50 punto base (pb) apoyados en la opinión de varios miembros de la FED, aunque ha crecido la expectativa de un incremento de 75 pb, entre ellos Barclays, Goldman Sachs y JP Morgan, a raíz de la alta inflación dada a conocer el viernes. El Wall Street Journal también publicó este lunes que es probable que la FED aumente la tasa en 75 pb debido a los nuevos datos. Algunos economistas esperan que la tasa se ubique en un rango de 3.25% a 3.50% para finales de año o principios de 2023; lo que sería el mayor ajuste desde los años ochenta.

"Todos los formuladores de políticas ahora están de acuerdo en que la Fed necesita llevar su tasa de política a neutral, el nivel que ni estimula ni restringe el crecimiento económico, para fines de este año. Esa tasa se ve aproximadamente entre 2.4% y 3.0%", dice Reuters en un despacho fechado este lunes. La FED tiene la difícil tarea de un aterrizaje suave, es decir, en medio de un huracán inflacionario se enfrenta a cómo enfriar la economía sin hacer que caiga en picada, plantea el reporte.

Incremento de 75 pb en México con advertencias de mayores alzas

En México los pronósticos de los analistas del sector privado se han decantado por un incremento de 75 pb en la tasa objetivo el próximo 23 de junio, para llevarla a 7.75%. Uno de los subgobernadores del banco central, Jonathan Heath, dijo el viernes pasado "casi les puedo adelantar que, en mi opinión personal, habrá mayoría y vamos a ver este incremento de 75 puntos base", dijo en un evento de la Bolsa Mexicana de Valores. Así, el mercado da por descontada la decisión de Banxico.

Joel Virgen, un economista independiente, explica que "los 75 pb son los nuevos 50 pb", y dice: "Hay que tomar en cuenta que a los incrementos nominales se los ha comido parcialmente los ajustes en expectativas de inflación, así que en términos reales un alza de 75pb en el actual contexto no es tan significativo como aparenta".

Incluso si la FED decidiera incrementar la tasa en 75 pb, Banxico se mantendría en un incremento de 75 pb han dicho expertos entrevistados en el afán de evitar sorpresas al mercado. "Una sorpresa que podría meterle mucho ruido a toda la curva. El Banco (Banxico) ha querido evitar este tipo de sorpresas, luego de la sorpresa de junio de 2021", dice Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credite Suisse.

Descartado el aumento de 75 pb para la próxima decisión de la Junta de Gobierno, las opiniones se centran en las advertencias de Banxico hacia adelante una vez conocida la decisión y trayectoria de la política monetaria de la FED y la evolución de la inflación. Ya Heath adelantó, en la misma reunión del viernes pasado, que "la discusión fundamental va a ser que si en agosto volvemos a aumentar 75 o nos regresamos a 50 (pb)″.

Para Cervera, es posible que el próximo comunicado de Banxico "señale que no descartaría tomar acciones más contundentes, ó que incrementos similares se podrían presentar en las próximas reuniones".

Las advertencias del banco central se han endurecido recientemente ante una inflación subyacente consistentemente al alza. A lo anterior, Banxico no puede dejar de ver la trayectoria que establece la FED por su impacto en los mercados de capitales locales. "Si la FED sube 75 (pb) (este miércoles) y señala 75 para el que sigue, Banxico va a entregar 75 (en esta ocasión) y va a señalar 1% para la que sigue; eso sí lo veo, señales en el comunicado de 100 pb para la que sigue", dice Luis Gonzali, Co Director de Inversiones en Franklin Templeton Investments México.

Los mercados enfrentan, simultáneamente, una alta y persistente inflación y un aumento de tasas después de un largo periodo de dinero barato. "El fin de la relajación monetaria extrema está destinado a detener una carrera alcista de dos años que estuvo entre las más poderosas jamás registradas, mientras que las acciones podrían tener dificultades para vivir sin la droga del dinero barato", publica Bloomberg este martes.