Economía

Inflación se dispara presionada por gas LP y frenaría nueva baja de tasa

Por primera vez desde hace cuatro meses la inflación salió del rango de 3 +/- 1 punto porcentual establecido por el Banco de México. Es el mayor incremento anual para marzo desde hace tres años.

24-03-2021 18:01 Por : Arena Pública
El Gas LP aumentó su variación quincenal y lideró la incidencia en la inflación.
El Gas LP aumentó su variación quincenal y lideró la incidencia en la inflación.

Los hogares mexicanos sufren el alza más alta de Gas LP desde hace más de dos años. El energético, necesario para cocinar o tener agua caliente, fue el que más presión ejerció sobre la inflación general.

Para la primera quincena de marzo, la inflación anual medida por el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) -publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)- alcanzó 4.12%, su mayor aumento desde la segunda quincena de mayo 2019. De ella, la inflación subyacente -la básica o más estable- quedó en 4.09%, la más alta en 3 años, mientras la inflación no subyacente -la de precios más volátiles- cerró en 4.19%.

A nivel quincenal, los aumentos también registraron cifras que no se veían desde hace varios años, como señaló vía twitter Julio Santaella, director del Inegi:

“Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor, el componente subyacente subió 0.35% q/q en la 1a quincena de marzo y el no subyacente 1.08%, los mayores aumentos para dicho periodo desde 1999 y 2013 respectivamente; las variaciones anuales fueron 4.09% y 4.19% para c/u.”

El importante aumento se vio motivado –como ha sido tendencia desde principios de año- por fuertes incrementos en el precio de los energéticos, principalmente del petróleo.

Para esta quincena, la variación e incidencia de la gasolina de bajo octanaje fue menor al mes anterior (0.98% / 0.050), sin embargo, fue el Gas LP (Licuado del petróleo) el que aumentó su variación quincenal y lideró la incidencia en la inflación (4.05% / 0.096).

El encarecimiento de los derivados del petróleo, se intensificó en la primera semana de marzo, pues el barril subió de precio producto del acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de extender sus cortes a la producción. Ante el anuncio, el crudo Brent llegó a cotizar en 70 dólares por barril mientras el WTI alcanzó los 67 dólares.

Dentro de la inflación no subyacente -que incluye los productos con los precios más volátiles- además de los energéticos hubo una alta variación anual en losprecios de los productos pecuarios, es decir de los cárnicos y derivados de origen animal, que crecieron 9.68%.

Sin embargo, dentro de la totalidad de productos agropecuarios la variación fue apenas de 0.07% debido a que también hubo una importante contracción de 10.39% en el precio de las frutas y verduras.

Dentro de los alimentos, bebidas y tabaco se registraron aumentos de 6.50% anual con una alta incidencia en el INPC de 1.318. Los incrementos principales se dieron en el tomate verde (17.30%), el limón (11.32%), huevo (3.87%) así como las tortillas de maíz (1.79%).

 

Inflación sale de rango

Con 4.12%, la inflación superó en 12 centésimas el rango del Banco de México (Banxico), y que los analistas conjeturan que impactará en la próxima decisión de política monetaria del banco central.

Luego del último recorte de 0.25 puntos a la tasa de referencia decretado en enero pasado, estimaban que en la próxima reunión de la Junta de Gobierno de Banxico habría un nuevo recorte, sin embargo, la evolución de la inflación ha estrechado las opiniones.    

“Bastante dividida la expectativa sobre la decisión de Banxico esta semana. En la encuesta Citibanamex, la mediana indicaría un recorte. En la de Bloomberg, no. El mercado de tasas me parece que no lo espera, mientras "dicen que el MXN" ya lo descontó.” señaló Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays.

Oviedo, como Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, explicaron en Twitter que el último reporte de inflación inclina la balanza hacía una mayor probabilidad de mantener sin cambios la tasa de referencia.

“La inflación anual subió más de lo esperado a 4.1% en la 1era quincena de marzo. La inflación menos volátil (subyacente), subió a 4.1%, en parte por tarifas aéreas (+16%). Esto puede llevar a decisión unánime de Banxico para no bajar la tasa mañana”, señaló Cervera.

El Banxico explicó en su último reporte trimestral que las expectativas de inflación para el segundo trimestre del 2020 esperaban una fuerte inflación de hasta 4.5% -producto del efecto aritmético del precio de los energéticos- con pico en abril para luego descender.

La próxima decisión de política monetaria -en la que se conocerá la nueva base- será publicada este jueves 25 de marzo.