Economía

Inflación básica sigue al alza y presiona a Banxico por alza de 50 pb en tasa

La inflación subyacente o básica se incrementó 6.11% anual en la primera quincena de enero y los analistas esperan la señal de la FED este miércoles.

24-01-2022 17:45 Por : Arena Pública
La carne de res y otros alimentos continuaron encareciéndose una quincena más. (Foto: Gobierno de Puebla)
La carne de res y otros alimentos continuaron encareciéndose una quincena más. (Foto: Gobierno de Puebla)

La inflación subyacente no cede y mantuvo su paso ascendente en la primera quincena del año, pese a repetir una ligera disminución en la inflación general, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor, la inflación subyacente o básica, rebasó por primera vez el 6% desde el inicio del alza de precios registrando en la primera quincena de enero una variación de 6.11% respecto a la misma quincena del año anterior; su mayor nivel desde octubre de 2001.

La inflación subyacente -también conocida como "básica" porque toma en cuenta los precios de mercancías y servicios no volátiles, excluyendo a los energéticos y alimentos sin elaborar- incluye la medición de los precios de la mayoría de las mercancías y servicios alimenticios -incluídos los alimentos preparados- que en esta quincena tuvieron un incremento de 8.67%; mientras que los precios de las mercancías no alimenticias se incrementaron 6.81%; lo que según el subgobernador del Banco de México (Banxico) Jonathan Heath, “sigue siendo un escenario muy complicado”.

Complicado, a pesar de que -como era esperado por el propio Banxico y los analistas del sector privado- la inflación general continuó su tendencia descendente por el efecto base de comparación con el año anterior.

“La inflación al consumidor fue de 0.39% q/q en la 1a mitad de enero y se ubicó ligeramente por encima del estimado del consenso (0.38%). Con ello, la inflación suma 3 quincenas desacelerándose, tras haber alcanzado un máximo en la 2a quincena de noviembre” escribió en su cuenta de Twitter, Janneth Quiroz, Subdirectora de Análisis Económico de Monex.

La caída de la inflación general se debió a la disminución del componente no subyacente de la inflación y algunos componentes subyacentes con fuerte influencia estacional.

Este fue el caso de los agropecuarios y energéticos, que ocuparon seis de los diez bienes con mayores disminuciones en la primera quincena. Destacan el jitomate y el gas LP, que bajaron (-)15.2% y  (-)1.1%, así como de los servicios turísticos y el transporte aéreo, que luego de terminada la temporada vacacional de invierno presentaron un una fuerte caída en su precio de (-)33.7% y (-)12.4% respectivamente.  

Por el otro lado, de los 10 productos que más subieron seis (Loncherías y taquerías (0.9%), Cigarrillos (3.6%), Pollo (2%), Restaurantes (0.9%), Automóviles (1%) y Carne de res (0.9%)) son parte de la inflación básica, aunque en el caso el caso de los cigarrillos, su encarecimiento se debió a la entrada en vigor de la nueva tasa del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS). 

Presión continua sobre Banxico 

Mientras el comportamiento de la no subyacente no resulta determinante para el anclaje de las expectativas, que la inflación subyacente baje al 3% “es condición necesaria para que se alcance el objetivo de Banxico” comentó Marco Oviedo, analista económico independiente, a pregunta expresa.

Su imparable crecimiento genera presiones adicionales al Banxico, aunque este resultado no fue ninguna sorpresa, pues el banco central ya esperaba que la subyacente tardaría por lo menos un mes más en alcanzar su pico en comparación a la inflación general. 

Según los más recientes pronósticos de inflación incluídos en el comunicado de política monetaria de diciembre, la subyacente alcanzaría 6.2% durante el primer trimestre del año, por lo que el resultado de 6.11% de la primera quincena del año está incluso por debajo del pico esperado por el propio banco central. 

Para Alfredo Coutiño, economista en jefe para América Latina de Moody´s, es muy posible que la inflación general vuelva a bajar en la segunda quincena de enero, pero con un inflación subyacente que seguirá creciendo. El economista recordó que el dato se dará a conocer un día antes de la decisión monetaria del 10 febrero -la primera de la nueva gobernadora del Banxico, Victoria Rodríguez- por lo que -advirtió Coutiño en un tuit- podría haber “tentación de volver a los 25 puntos de alza con el argumento de la inflación general”.

Desde la decisión de diciembre el consenso de los economista se ha dividido entre quienes creen que el organismo de política monetaria subirá nuevamente en 50 puntos base la tasa de fondeo interbancario y quienes creen que volverá al ritmo de 25 pb previos, con una leve mayoría de quienes piensan que será 50 pb, registrada en la última encuesta Citibanamex.

Para Oviedo, el entorno económico interno y externo son razones suficientes para creer que el aumento volverá a repetir la decisión de diciembre. “Con lo que vimos, van a ser 50 pb [...] falta ver lo que dice la Fed el miércoles, todos esperan que vengan un poco más hawkish, lo que podría impactar la decisión de Banxico, pero más que nada por el tema de la subyacente que sigue subiendo”, dijo el entrevistado.