Economía

Fed subiría tasa a menor ritmo, pero crecen posibilidades que alcance 5%

El próximo incremento en diciembre sigue sujeto a los datos, sin embargo la mayoría parece decantarse por reducir el ritmo a 50 pb.

22-11-2022 11:24 Por : Arena Pública
Junta del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) (Foto: Reserva Federal)
Junta del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) (Foto: Reserva Federal)

La Reserva Federal (Fed) estadounidense podría reducir el ritmo de alzas de su tasa de fondos federales en diciembre, pero también podría buscar llevar la tasa a un nivel más alto al esperado.

De cara a su última reunión del año, el debate entre varios de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) se ha intensificado en torno a la posibilidad de reducir el ritmo de alzas a 50 puntos base, para llevarla hasta un nivel de 4.25%.

“Los datos de las últimas semanas me hacen sentir más cómodo con la posibilidad de reducir el paso a subidas de 50 pb”, señaló Christopher Waller, miembro de la Junta de Gobierno de la Fed. 

Durante octubre, la inflación general estadounidense hiló cuatro meses en descenso, pero además, por primera vez la inflación subyacente -la de más difícil control- también se redujo al pasar de 6.6% el mes previo a 6.3%. No obstante, Waller advirtió no se "dejaría llevar por una solo reporte, pues es algo que ya hemos visto antes”.

La postura de Waller no es única, sino que se está volviendo la tendencia entre los miembros del organismo monetario estadounidense, quienes ahora creen que independientemente de la magnitud del incremento que se dé en diciembre, la subida de tipos continuaría más allá de 4.5% esperado en septiembre.

“Creo que probablemente será apropiado pasar pronto a un ritmo más lento de alzas, pero creo que lo que es realmente importante destacar es (…) que tenemos trabajo adicional que hacer”, dijo Lael Brainard, vicepresidenta de la Fed en una entrevista con Bloomberg.

Si bien, ni Brainard ni Waller señalaron un valor esperado para la tasa terminal, ambas declaraciones están en línea con lo señalado en semanas previas por el Presidente de la Fed, Jerome Powell, quién criticó a medios y analistas por pensar “demasiado pronto” en cuando terminaría el ciclo de alzas y no pensar en el nivel en que estas debían subir. 

La Fed ha buscado impactar directamente en la demanda a través de la subida de tipos, pues a diferencia de México, la tasa de bancarización en el vecino del norte permite disuadir el uso del crédito de personas y empresas. Sin embargo, para James Bullard, miembro del FOMC durante 2022 y presidente de la Reserva Federal de Saint Louis, el nivel de restricción de la tasa aún no es suficiente.   

"Aunque la tasa de interés oficial ha aumentado de forma sustancial este año, todavía no ha alcanzado un nivel que pueda justificarse como suficientemente restrictivo incluso con los supuestos generosos" dijo el líder de los “halcones” dentro del FOMC. 

Según un análisis presentado durante un evento económico en Louisville, Kentucky, el economista argumentó que una regla básica de política monetaria requeriría que las tasas aumentaran al menos hasta alrededor del 5%, mientras que supuestos más estrictos recomendarían tipos por encima del 7%, algo inédito.

Posibilidades de alza de 75 pb se reducen

La pregunta de qué pasará en diciembre sigue en el aire y “sujeta a los datos”, sin embargo, el lado de los “halcones” ha pérdido fuerza desde la publicación de los últimos datos de inflación. 

Bullard ha continuado defendiendo la opción de “adelantarse” a la inflación y continuar con incrementos de 75 pb por lo menos en diciembre, con miras a reducir el ritmo apenas llegado el 2023, para continuar subiendo hasta el 5% mínimo recomendado.

De ese mismo lado se ha posicionado la presidente de la Reserva Federal de Boston, Susan Collins, quién también cuenta con voto en este año y cree que en diciembre debe aprovecharse el impulso de las decisiones previas .

“Ahora estamos en una fase en la que los incrementos deliberados, todos los incrementos posibles, deberían estar sobre la mesa mientras decidimos qué es lo suficientemente ajustado [...] Setenta y cinco todavía están sobre la mesa, creo que es importante decirlo” dijo Collins a la cadena de televisión CNBC. 

No obstante, las declaraciones de estos dos miembros se mantienen como la minoría dentro del FOMC, incluso habiendo perdido adeptos como el presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, quien pese a no tener voto este año -pero sí en 2023- se había mantenido hasta hace un par de semanas a favor de un ritmo agresivo de alzas. 

Por otro lado Loretta Mester, presidenta de la Fed de Cleveland -con voto este año- también cambió su postura luego de la publicación de los datos de inflación de octubre, asegurando que “era apropiado” reducir el ritmo a 50 pb. 

El próximo dato de inflación correspondiente a noviembre y que será crucial para la decisión que tome el FOMC será conocido el 13 de diciembre, previo a la junta del FOMC. 

Según el pronóstico inmediato de la Fed de Cleveland, la inflación general de noviembre se reduciría a 7.5% desde el 7.7% previo, mientras la subyacente se mantendría en 6.3%, un resultado insuficiente para la Fed y que además se vería acompañado de aumentos mensuales de 0.5% en ambos índices, mayores a los de septiembre.