Economía

El 44% de las empresas esperan mayor inflación en insumos para los próximos meses

El 27.2% de los directivos de empresas en el país tienen la expectativa de subir sus precios a los consumidores a una mayor tasa que en el pasado reciente, según una encuesta de Banxico.

21-06-2021 19:50 Por : Arena Pública
Los problemas en la cadena de producción provocados por el desabasto de gas y la crisis de los semiconductores ha golpeado, particularmente, al sector manufacturero.
Los problemas en la cadena de producción provocados por el desabasto de gas y la crisis de los semiconductores ha golpeado, particularmente, al sector manufacturero.

Las empresarios mexicanos esperan que los precios de sus insumos crezcan aún más en los próximos meses.

El 44.3% los ejecutivos del sector privado dijeron que a lo largo de los próximos doce meses los precios de los insumos crecerán a una tasa mayor que en el último año, de acuerdo a la encuesta que realiza el Banco de México y que dio a conocer en su Reporte de las Economías Regionales para el primer trimestre del año. En el trimestre anterior, esta tasa fue de 20.6%.

A nivel nacional, los Precios al Productor crecieron 4.92% interanual durante abril -periodo en que se entrevistó a los empresarios- y posteriormente alcanzó 6.01% en mayo, además de que estos precios se elevaron 0.81%  en comparación mensual.

Los directivos empresariales con mayor preocupación sobre el ritmo de crecimiento futuro de los insumos que utilizan se encuentran en el sector manufacturero (34.4%), que vienen sufriendo directamente el incremento en los precios de los energéticos, del transporte, de los minerales y de los metales básicos. Y si bien en las empresas no manufactureras los directivos mostraron una menor preocupación (26.%), en ambos casos el porcentaje de directivos que esperan una mayor inflación en insumos, fue de más del doble respecto del trimestre anterior.

La previsión de las empresas se basa en la experiencia del primer trimestre caracterizado por un inicio de año que mantuvo el vigoroso proceso de recuperación presentado en 2020, impulsado por la reapertura de la economía estadounidense, a pesar de los problemas en la cadena de producción provocados por el desabasto del gas y la crisis de los semiconductores que ha golpeado, particularmente, a la industria automotriz, la estrella del sector manufacturero mexicano.

Los insumos metálicos, además de los semiconductores, son los que más preocupan a las empresas pues son indispensables para armazones, estructuras o componentes eléctricos de los productos. Los precios del acero se ha incrementado en más del doble desde el inicio de la pandemia de COVID 19 debido a la intensa demanda por la recuperación económica de Estados Unidos y China, los principales centros industriales del globo, aunque también el cobre y el aluminio se han encarecido en proporciones similares.

Tan solo la industrias metálicas básicas, es decir, las que se encargan de fundir y moldear el metal, han incrementado sus costos productivos en un 19.4% con respecto a las cifras de hace un año.

 

Aumento de precios de insumos pegará a los consumidores

Los precios al productor suelen servir como un anticipo de la tendencia que seguirán los precios al consumidor, pues -generalmente- son los consumidores a quienes se traspasan los incrementos en los costos de producción.

De hecho, en el reporte de Banxico los directivos del sector privado ya anticipan la decisión que tomarán para no ver disminuidos sus ingresos: 27.2% de los directivos respondieron que incrementarán los precios al público de sus productos a una tasa mayor; 17 puntos porcentuales más que en el último reporte.

Pero el peligro para las familias mexicanas no solo se encuentra en el encarecimiento de productos con base metálica, sino que se está extendiendo hacia los alimentos, entre los que destacan el pollo y la tortilla. Ambos alimentos forman parte básica de la alimentación del mexicano, siendo la principal proteína y carbohidrato dentro de su dieta respectivamente.

No obstante la tendencia de los bancos centrales a nivel mundial de considerar a la inflación actual como un fenómeno transitorio, el comportamiento del mercado chino está presionando la inflación de metales, energéticos, alimentos y otros productos al alza, lo que analistas esperan repercuta en extender los efectos del incremento de precios e incluso podrían provocar una espiral inflacionaria, principalmente en países como Estados Unidos.

En México, el poder adquisitivo de los salarios está siendo golpeado por el alza de precios, sin embargo solo el 7.8% de los empresarios considera que los costos salariales aumentarán a una tasa mayor en los meses siguientes.