Economía

Apuestan que Banxico bajará tasa a 7.75%, pero siguen exigiendo altas primas de riesgo

El secretario de Hacienda dijo en Nueva York que es "comprensible esperar eso" (la baja). Pero el "riesgo México" se cotiza alto en comparación con deudas soberanas similares.

24-09-2019 15:24 Por : Arena Pública
La Junta de Gobierno del Banco de México dará a conocer su decisión de política monetaria el próximo jueves 26 de septiembre
La Junta de Gobierno del Banco de México dará a conocer su decisión de política monetaria el próximo jueves 26 de septiembre

En los mercados casi nadie pregunta si las tasas de interés en México seguirán bajando, sino en qué magnitud y hasta qué límite.

Los analistas económicos dan como un hecho que la Junta de Gobierno del Banco de México decidirá en su reunión de este miércoles un nuevo recorte a la actual tasa objetivo de 8.00%.

En la encuesta de Citibanamex que se dió a conocer el viernes pasado, 20 de 21 instituciones financieras pronosticaron que la tasa disminuirá este jueves cuando la Junta hará pública su decisión. Solo un encuestado cree que el banco tomará esta decisión hasta noviembre próximo. La gran mayoría se inclina por una reducción de 25 puntos base, a 7.75%.

Hoy, en Nueva York, Arturo Herrera, secretario de Hacienda, dijo que "sería comprensible esperar eso" en respuesta a una decisión del Banco de México de reducir la tasa de interés este jueves, reportó Bloomberg.

Pero también la mayoría cree que la tasa seguirá bajando el resto del año. 16 de 21 encuestados por Citibanamex piensa que la tasa cerrará el año en 17.50% o menos; y, de los 16, 7 piensan que la Junta de Gobierno llevará la tasa al 7.25% o menos en diciembre próximo.

Los mercados han descontado la aceleración de la baja. El bono del gobierno federal a 10 años se cotiza hoy con un rendimiento de 6.88%, frente al 7.44% de hace dos meses; siguiendo la tendencia generalizada de los bonos soberanos de economías similares.

Sin embargo, y a pesar de la baja en la tasa, los inversionista aún demandan una prima de riesgo mayor que sus similares. El bono a 10 años del gobierno colombiano paga un rendimiento de 5.75%, con todo y que su calificación soberana es un peldaño más abajo (BBB-) que la mexicana (BBB+) en la escala de Standard & Poor's. 

Y es que las primas de riesgo exigidas al gobierno mexicano siguen siendo altas. El Credit Default Swap (CDS) -un instrumento financiero para cobertura de riesgos- a 5 años de México alcanzó ayer un valor de 106.88 puntos. El CDS a 5 años de Colombia se coloca en 86.98 puntos y otros países -con una calificación soberana similar a la colombiana- como India, Rusia y Croacia, se valoran en un rango de 73 a 85 puntos.

Por cierto, este lunes el Banco Central de Colombia mantuvo en 4.25% su tasa de referencia, nivel en el que se sostenido en el último año y medio.

Si bien los analistas auguran que el banco central mexicano llevará su tasa objetivo a colocarse por debajo del 7% en los próximos meses, con una inflación a la baja alrededor del objetivo de 3% anual; algunos miembros de la Junta de Gobierno no parecen estar convencidos del todo. En la decisión de agosto pasado, uno de los cinco miembros de la Junta, votó en contra de la baja. Y es que los riesgos fiscales y cambiarios siguen latentes; además de los riesgos del entorno externo. 

Hace 20 días la analista de riesgo soberano de Moody's, Ariane Ortíz-Bollín, dijo a la prensa que existen riesgos de mayores déficit fiscales y de incrementos en la deuda del gobierno federal debido a la necesidad de recursos en Pemex a pesar del compromiso de austeridad fiscal al que se ha comprometido el presidente López Obrador. Para la calificadora, la inconsistencia en la decisiones de política, también impacta negativamente en las inversiones en México.

Probablemente la decisión de mañana de reducir la tasa objetivo a 7.75% sea por mayoría -y no unánime- en la Junta de Gobierno, como ocurrió en la reunión anterior, por la persistencia en las dudas sobre la viabilidad de la política fiscal y el futuro del T-MEC. Con todo y una inflación bajo control, ambos factores pesarían aún más en la próxima decisión del 14 de noviembre.