Economía y Sistema Financiero

Peña Nieto llega a su 6to informe con claroscuros económicos y un desarrollo prometido pendiente

Pese al Pacto por México y la aprobación de reformas estructurales, la administración de Peña Nieto no entrega los resultados esperados y deja grandes rezagos.

01-09-2018 06:00 Por : Arena Pública
El gobierno de Peña Nieto entrega un país en un entorno de incertidumbre económica global. Foto: Enrique Peña Nieto.
El gobierno de Peña Nieto entrega un país en un entorno de incertidumbre económica global. Foto: Enrique Peña Nieto.

En materia económica el sexenio de Enrique Peña Nieto está lleno de claroscuros.

Si bien se logró mantener la estabilidad macroeconómica de algunos indicadores y se llevaron a cabo reformas estructurales en sectores estratégicos, no pudo obtener el desarrollo económico prometido que impulsara un salto cualitativo en la calidad de vida de los mexicanos. No durante su gobierno.

En el Plan Nacional de Desarrollo 2013–2018 el presidente Peña Nieto había dicho que “el crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino un medio para propiciar desarrollo, abatir la pobreza y alcanzar una mejor calidad de vida para la población”. Dicha situación no logró su propósito, los niveles de informalidad y pobreza siguen siendo elevados.

El desempeño medido respecto a las administraciones pasadas no muestra grandes cambios. Entrega una economía con cierta estabilidad macroeconómica, con una apertura histórica en su mercado petrolero que promete inversiones millonarias para el futuro; pero con indicadores actuales que encienden focos amarillos y que se sintetizan en niveles de competividad estancadas.

 

Crecimiento económico

La actividad productiva en el sexenio que termina tuvo un desempeño positivo, pero insuficiente. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que el Producto Interno Bruto (PIB) creció en promedio 2.4% en el sexenio, hasta el segundo semestre de este año.

El dato es superior al crecimiento que mostraron pasadas administraciones en el mismo periodo, pero la depreciación del peso mexicano frente al dólar y los niveles de inflación son mayores. Hecho que refleja un deterioro en indicadores como el PIB per cápita o un estancamiento en el salario promedio de los trabajadores.

 

INFORME

 

Sector Externo

El comercio se consolidó como uno de los motores de crecimiento en México, las exportaciones en los últimos 12 meses sumaron 435 mil 685 millones de dólares con un avance anual del 10.4%, las cuales una de cada tres corresponden a exportaciones de vehículos.

Uno de los grandes pendiente es que el país no ha logrado mayor diversificación de sus mercados. El 80% de las exportaciones mexicanas tienen como destino a Estados Unidos. Pero, además, el reto de agregar mayor valor y contenido nacional a las exportaciones sigue siendo un flanco débil.

 

Empleo e informalidad

En la actual administración, los afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) avanzaron en 3.6 millones de nuevos registros hasta julio, la cifra más alta respecto a los gobiernos anteriores. Sin embargo, y a pesar del avance en la formalización de la población trabajadora, los mexicanos que laboran en la informalidad también es la más alta para un sexenio, con 30.47 millones de personas.

 

INFORME 2

Deuda, competitividad y pobreza

Los grandes pendientes del país son estos tres rubros que se encuentran en niveles preocupantes.

Los pasivos netos del país sumaron 10.42 billones de pesos (44.5% en relación al PIB) en junio pasado, desde los 5.9 billones de pesos (37.2% del PIB) de 2012. Un porcentaje elevado -aunque en tendencia descendente- ya que en 2016 llegaron a representar el 48.7% del PIB. Los remanentes de operación del Banco de México por 321 mil 653 millones de pesos -derivados de la depreciación del peso- ayudaron en esta reducción.

El más reciente informe de competitividad del Foro Económico Mundial coloca a México en el lugar 51, de 137 economías, con una calificación de 4.44 puntos (en una escala del 1 al 7) en un práctico estancamiento durante los últimos tres gobiernos (18 años). Factores como la corrupción, la inseguridad y el crimen organizado, además de la ineficiencia gubernamental, son los principales obstáculos para la generación de negocios en el país.

En seis años el nivel de pobreza no presentó cambios significativos pese al gran desembolso que se realizó para su combate. El sexenio cierra con 53.4 millones de personas en esa condición.

 

Otros factores

El gobierno de Peña Nieto entrega un país en un entorno de incertidumbre económica global, con un ciclo de alza de tasas de interés, sin lograr el déficit base cero que tanto se prometió, con una elevada deuda e informalidad, además de altos niveles de inseguridad y corrupción.

Se llegó a un acuerdo comercial bilateral con Estados Unidos que, eventualmente, reemplazaría al TLCAN si Canadá no rafitica sus términos. Si bien los detalles finos aún no se conocen, el apresuramiento para llegar a esta firma bajo la presión de Donald Trump, hacen prever un mal acuerdo para México en asuntos sensibles como la industria automotriz. 

El presidente Peña Nieto ha insistido en que su legado son las reformas económicas y particularmente la energética que, afirma, dará frutos en los próximos años. Efectivamente puso fin al monopolio de Pemex. Sin embargo la extendida corrupción durante su gobierno, la creciente violencia y la precarización de los empleos hundieron a su partido en las elecciones del 1 de julio.

El crecimiento económico no fue suficiente; el desarrollo quedó pendiente para la gran mayoría de los mexicanos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Plan Nacional de Desarrollo 2013 -2018

MÁS INFORMACIÓN: Reporte de competitividad global 2017 -2018

MÁS INFORMACIÓN: Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública segundo trimestre 2018