Economía y Sistema Financiero

Bitcoins ganan terreno a monedas tradicionales como una alternativa de financiamiento

Para venezolanos e indios la llamada moneda de internet se ha convertido en un bote salvavidas para sortear los peligros de sus mercados nacionales.

18-01-2017 10:10 Por : Arena Pública
En Venezuela el intercambio de bolívares a través de bitcoins se multiplicó 90 veces en el último año.
En Venezuela el intercambio de bolívares a través de bitcoins se multiplicó 90 veces en el último año.

Las monedas de metal y los billetes de papel han dejado de ser la única alternativa de financiamiento para los ciudadanos de a pie.

Los bitcoins o monedas digitales están ganando terreno como alternativa para resguardar el dinero físico a fin de crear y mantener su valor cuando las economías nacionales se encuentran en dificultades.

Ante la incertidumbre financiera el bitcoin se posiciona como un valor refugio muy similar al oro pero con una mayor facilidad de transacción, pues con el metal no se puede comprar en línea, con el bitcoin sí, asegura Jonathan Chester, fundador y presidente de Bitwage, una aplicación para realizar pagos de nómina a trabajadores extranjeros con la moneda digital.

El aumento de valor del bitcoin y su creciente aceptación como medio de pago en los últimos años ha permitido que más usuarios lo utilicen como una alternativa de financiamiento, Venezuela, la India y México son buenos ejemplos de ello.

 

Venezuela 

Con una inflación anual de 720% para 2016 y una escasez generalizada de bienes tan indispensables como alimentos y medicinas los venezolanos optaron por refugiarse en la moneda digital.

Comenzaron a invertir en la generación de bitcoins para luego comprar en el mercado digital los bienes necesarios que escasean al interior de su país. Al 16 de enero un bitcoin equivalía a 2.9 millones de bolívares o 828 dólares.

La generación de bitcoins mejor conocida como minería se popularizó como un nuevo tipo de autoempleo. Los llamados mineros bitcoin tuvieron su origen en 2009 con la aparición de la moneda digital, pero su expansión ha sido lenta debido a que aventurarse en la actividad requiere un alto consumo de energía y competir con personas en todas partes del mundo.

Para convertirse en un minero bitcoin se necesitan tres elementos: un software adecuado para el procesamiento, un equipo o hardware que resista el trabajo y un gran consumo de energía.

Los subsidios a la electricidad de hasta 80% para la población en general facilitan la tarea, los venezolanos pagan mensualmente alrededor de 50 bolívares, un equivalente a 107 pesos mexicanos.

En tan sólo 12 meses la cantidad de bolívares intercambiados en Venezuela mediante bitcoins se multiplicó 90 veces al pasar de 84,300 bolívares intercambiados durante la primera semana de enero de 2016 a 7.6 millones durante la segunda semana de enero 2017, con datos de CoinDance.com

 

India

Los motivos de India para darle una oportunidad al bitcoin tuvieron que ver con decisiones gubernamentales que afectaron a la población.

La reciente desmonetización del país surasiático por imposición del Primer Ministro, Narendra Modi, resultó en un crecimiento del volumen de rupias intercambiadas por medio de bitcoins.

Al sacar de circulación los billetes de 500 y 1000 rupias para atacar a la economía ilegal el Primer Ministro dejó a 167 millones personas que no tienen acceso a servicios bancarios sin opciones para intercambiar efectivo.

Los billetes de 500 y 1000 rupias representan el 85% del efectivo en circulación de acuerdo con información de Al Jazeera, en uno de los países con la mayor proporción de habitantes sin acceso a servicios financieros formales.

Tras el anuncio del 8 de noviembre de 2016 el récord histórico de transacciones de rupias con bitcoins se rompió en cuatro ocasiones llegando a 27.6 millones de rupias -alrededor de 8.7 millones de pesos- en la última semana de noviembre.

El monto es 64% mayor al logrado al inicio de las transacciones locales con bitcoin en India durante 2013, cuando record de intercambio fue de 16.8 millones de rupias -o 5.3 millones de pesos- durante junio de 2016, de acuerdo con información de CoinDance.com.

Las opiniones respecto de las consecuencias de la transacción de rupias a través de bitcoin difieren.

“En un mundo cashless, eliminar el efectivo también reduce las opciones de elección para hacer transacciones. Es una visión que consecuentemente restringe la libertad individual,” dice Gustavo del Ángel, profesor especializado en historia del sistema financiero del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

El bitcoin puede “cambiar las cosas radicalmente […] en partes del mundo que no están tan bancarizados, como la India, una solución como bitcoin viene a abrir una serie de fronteras con oportunidades bestiales en las cuales ellos mismos se van haciendo autónomos, pueden tener su propia riqueza sin depender de un tercero,” difiere Víctor Escudero, experto en la compra y venta de bitcoins.

 

México

Por su libre fluctuación, la falta de respaldo de alguna institución y el incremento de sus usuarios el bitcoin puede ser visto como una inversión de alto riesgo y al mismo tiempo como una oportunidad, pues precisamente esas características lo han llevado a incrementar su valor en 14.5% frente al dólar en los últimos cinco años.

Entre 2012 y 2013 el bitcoin experimentó un alza frente al dólar que no ha vuelto a repetirse. Carlos fue testigo de ello, hace cinco años tuvo la suerte de ganar tres bitcoins a través de una rifa en línea, en ese momento la moneda digital tenía un valor de 100 dólares o 1300 pesos.

Durante un año invirtió sus bitcoins en diferentes aparatos financieros especializados en la moneda digital, incluso en bolsas de valores bitcoin que en ocasiones servían para financiar a mineros que posteriormente le entregaban un porcentaje de lo generado.

En total Carlos llegó a sumar 11 bitcoins, pero el inicio de la regulaciones en Estados Unidos durante 2013 y el cierre de las bolsas de valores especializadas lo hicieron perder más de la mitad de lo que había ganado.

Para no perder más comenzó a cerrar sus inversiones y a cambiar lo ganado por pesos mexicanos. En noviembre de 2013 el bitcoin rompió la barrera de los mil dólares y Carlos decidió cambiar los 3.8 bitcoins que habían sobrevivido en su cartera. Lo que en 2012 fueron tres bitcoins con un valor promedio anual de 3,948 pesos a finales de 2013 se convirtieron en casi 50 mil pesos.

El bitcoin dio a Carlos la oportunidad de convertirse en pequeño empresario. Luego de un año de invertir sus bitcoins el resultado fue la apertura de un negocio de renta de consolas de videojuegos que hasta la fecha mantiene y que de no haber sido por la moneda digital hubiera tenido que emprenden mediante otros medios, dice.

*El nombre verdadero fue cambiado a petición del entrevistado. 

 

OPINIÓN: ¿La calamidad del dinero en efectivo?, Gustavo del Ángel, 14 de diciembre de 2016

OPINIÓN: Los retos para que el dinero digital llegue a todos, José Miguel Moreno, 24 de abril de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: El Blockchain, la revolución que viene, 29 de noviembre de 2016.