Tecnologías

En riesgo proyecto saudí de megaciudad futurista por desaparición de periodista

Tras la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, inversionistas y asesores se han deslindado del proyecto de la megaciudad árabe.

12-10-2018 12:00 Por : Arena Pública
Khashoggi fue visto por última vez el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul (Foto: POMED)
Khashoggi fue visto por última vez el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul (Foto: POMED)

¿Por qué es importante?: El gobierno saudí está apostándole 500 mil millones de dólares al desarrollo de la megaciudad, conocida como NEOM.

Es el proyecto más ambicioso de las autoridades del país, que han proyectado la ciudad como un ejemplo a seguir de las megaurbes del futuro.

¿Qué ocurrió?: Varios inversionistas y consultores de NEOM anunciaron el 11 de octubre su deslinde del proyecto después de que la prensa internacional reportara que el periodista Jamal Khashoggi fuera presuntamente asesinado dentro del consulado saudí en Estambul, Turquía.

Los que se han retirado su apoyo incluyen:

Sam Altman, presidente de la incubadora Y Combinator.

Tim Brown, CEO de la consultora de diseño IDEO.

Dan Doctoroff, CEO de la subsidiaria de Alphabet, Sidwalk Labs.

Ernest Moniz, secretario de Energía de EU durante la administración de Barack Obama.

El New York Times, El Financial Times, Uber y Viacom retiraron su apoyo para la Iniciativa de Inversiones en el Futuro, una conferencia patrocinada por la realeza saudí, reportó el portal Axios.

¿Qué es esto?: NEOM es un proyecto de megaciudad auspiciado por el gobierno de Arabia Saudita que se construirá en la costa del Mar Rojo.

El portal oficial lo describe como “la tierra del futuro”, donde se desarrollarán proyectos de energía alternativa, biotecnología y manufactura avanzada.

 

 

¿Quién es?: Jamal Khashoggi es un periodista de origen saudí con residencia en Estados Unidos. Escribe columnas para el Washington Post.

Khashoggi es reconocido como uno de los periodistas más prominentes del país árabe y se caracterizó por ser crítico de la realeza saudí, particularmente del príncipe Mohámed bin Salmán.

En retrospectiva: La desaparición de Khashoggi fue reportada por el Washington Post el 3 de octubre de 2018.

El periodista fue visto por última vez el 2 de octubre cuando entró al consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

Oficiales turcos contactaron al gobierno estadounidense con presunta evidencia -audio y video- de que Khashoggi fue torturado y asesinado en el consulado, reportó el Washington Post el 11 de octubre.

El factor más importante: El gobierno saudí tiene un historial de violaciones a derechos humanos denunciado por Amnistía Internacional y otras organizaciones. No obstante, varios gobiernos y empresas han mantenido sus relaciones con el país árabe.

Si se prueban las acusaciones de los oficiales turcos, podría ser la gota que derrame el vaso, dejando sin apoyo a varios proyectos saudís, particularmente NEOM, al que tanto ha apostado.

 

MÁS INFORMACIÓN: Algunas superestrellas de Silicon Valley abandonan mesa de consulta saudí tras desaparición de Khashoggi, otros permanecen en silencio, The Intercept, 11 de octubre de 2018

MÁS INFORMACIÓN: NEOM, Gobierno de Arabia Saudita