Tecnologías

Accidentes de autos autónomos amenazan 60% del valor esperado de Tesla para 2026

La empresa dirigida por Elon Musk dependería del éxito de su sistema de conducción autónoma para mantener su valor diferencial frente a otras marcas automotrices.

19-04-2022 12:54 Por : Arena Pública
Autos Tesla (Foto: Tesla)
Autos Tesla (Foto: Tesla)

Tesla ha apostado fuerte por la conducción autónoma en los últimos años, pero una serie de accidentes e investigaciones sobre la seguridad de sus autos, así como la creciente oferta de sus competidores, podrían alejar a inversionistas y afectar la reputación de la automotriz más valiosa del mundo, y disminuir aproximadamente 60% de su valor estimado para el 2026.

De acuerdo con un análisis de la firma Ark Invest, se espera que en cuatro años la empresa alcance un valor de 4 mil 600 dólares por acción, lo que significaría que las acciones de Tesla se cuadruplicarían en precio para 2026. Sin embargo, dichas estimaciones dependen en gran manera del éxito de sus autos autónomos, específicamente de la línea de "robotaxis" (taxis de conducción automática), que la empresa prevé lanzar a finales de este año.

"La línea de negocio de robotaxi de Tesla es un factor clave, ya que contribuye con el 60% del valor esperado y con más de la mitad del EBITDA esperado en 2026. En nuestro conjunto de simulación, esperamos que los vehículos eléctricos constituyan el 57% de los ingresos de la empresa en 2026, aunque con márgenes sustancialmente más bajos que los ingresos de los robotaxi", señala el análisis.

No obstante, no todos los analistas coinciden con este crecimiento. David Trainer, director de la firma de investigación de inversiones New Constructs, prevé incluso importantes caídas en el precio de las acciones de Tesla, a mínimos de 200 dólares. Cabe recordar que hasta hace dos años, el precio de la acción rondaba los 156 dólares, aproximadamente.

“Tesla disfrutó de la ventaja de ser el primero en moverse por un corto tiempo, pero ya no la tienen y hay muchos otros vehículos eléctricos en el camino que están compitiendo con mucho éxito”, dijo Trainer a Bloomberg, tras cuestionar las previsiones de Ark. Lo cierto es que, conforme la oferta de autos eléctricos aumenta, diversos analistas coinciden en que la conducción autónoma jugará un papel importante en el futuro de la compañía.

Elon Musk dijo en enero que Tesla cree que los autos totalmente autónomos se convertirán en su fuente de ganancias más importante con el tiempo: “Estamos completamente seguros en este momento de que se logrará”, dijo Musk. “Mi suposición personal es que lograremos la conducción autónoma total este año, a un nivel de seguridad significativamente mayor que el de una persona”.

Desde que el “piloto automático” fue puesto en circulación en vehículos Tesla en territorio estadounidense, han ocurrido once accidentes. En varios de estos accidentes registrados no había una persona conduciendo, aún cuando la empresa advierte que siempre se deben tener las manos sobre el volante. Sin embargo, los casos también se asocian con fallas en el sistema y se dieron en situaciones para las que el auto no estaba preparado, como la oscuridad, apunta la carpeta de investigación abierta por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con un estudio del Instituto de Teconología de Masachussets (MIT) publicado el año pasado, el “autopilot” de Tesla pone en riesgo la vida de las personas debido a que requiere de constante atención por parte del conductor, ya que el sistema no es completamente autónomo. Por ejemplo, no reconoce luces de advertencia, bengalas, conos, tableros de flechas iluminados, entre otros elementos impredecibles, tal como ocurrió en los accidentes reportados por la NHTSA, debido a que el sistema se apoya principalmente en ocho cámaras periféricas y no en sensores, agrega el estudio del MIT.

Otros competidores, que hace algunos años se encontraban lejos de igualar la tecnología de Tesla, ya han comenzado a acercarse e incluso han logrado superarlo, tales como Mercedes Benz o General Motors (GM).

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), que se dedica a la investigación de accidentes en transporte en Estados Unidos, ha sugerido que Tesla adopte las medidas de seguridad del sistema de conducción automatizada que GM y Ford han adoptado para sus sistemas; sin embargo la empresa no ha comentado al respecto. Dichos sistemas usan cámaras detrás del volante para monitorear si los conductores están prestando atención al camino. 

Por otro lado, el prototipo de conducción automática de Volkswagen, que ya ha realizado pruebas en entornos urbanos, cuenta con todo un equipo de receptores externos, concretamente seis sensores Lidar, once radares y catorce cámaras.

También, el modelo “Drive Pilot” de Audi se convirtió en este año en el primero en alcanzar el nivel 3 de autonomía y ser comercializado. Además de que promete hacerse responsable de accidentes y daños mientras el sistema se encuentre activado. Estos y otros modelos como el de Mercedes Benz y Honda son los que compiten actualmente con el de Tesla.

La posible retirada del mercado de los vehículos para solucionar estas fallas o las constantes actualizaciones de sistema, como la que anunció el mismo CEO de Tesla, Elon Musk, el 23 de octubre el año pasado, así como el daño a la confiabilidad de esta tecnología manifestada en medios, podría alejar a los inversionistas y a consumidores de esta tecnología.