Negocios

Debilidad de propiedad intelectual en México pone en riesgo nearshoring

Los pendientes en materia de enforcement y burocracia para registrar la propiedad intelectual podrían inhibir las inversiones en México.

09-05-2022 18:03 Por : Arena Pública
La manufactura podría ver al país como un lugar hostil en protección de propiedad intelectual (Foto: Gobierno de México)
La manufactura podría ver al país como un lugar hostil en protección de propiedad intelectual (Foto: Gobierno de México)

El impulso por el nearshoring en México podría verse frenado por las carencias en protección de la propiedad intelectual.

La relocalización de cadenas de suministro a zonas más cercanas a grandes mercados de consumo, como Estados Unidos, ya estaría generando beneficios económicos importantes para el país. La titular de la Secretaría de Economía (SE) presumía a finales del año pasado que, solo en los primeros seis meses del 2021, se había alcanzado una captación récord de Inversión Extranjera Directa (IED), de 11 mil 864 millones de dólares (MD).

Aunque varias empresas ya anunciaron sus intenciones de abrir nuevas plantas en México, o bien expandir las existentes, la llegada de nuevos jugadores a largo plazo podría verse inhibida por los problemas de enforcement y presupuesto que tiene el ecosistema de propiedad intelectual en el país.

“Las leyes y el enforcement de la propiedad intelectual que hay en México para evitar la piratería” podría ser un problema para el nearshoring, asegura Jorge Molina Larrondo, catedrático de economía y negocios internacionales del Tec de Monterrey (ITESM). “¿Por qué aquí no producen ciertas tecnologías más avanzadas? Precisamente por la falta de enforcement de las leyes de propiedad intelectual. Las desalienta a que produzcan bienes con mayor tecnología, mayor valor agregado”, explica.

Se trata de un problema que el país tendrá que analizar más temprano que tarde. Por un lado, en entidades como Nuevo León, a partir de 2021 empezaron a observarse niveles récord de registros de propiedad intelectual, a pesar de haber mantenido una tendencia a la baja los cinco años anteriores. Este giro es probablemente resultado de la tendencia del nearshoring y el mayor interés de las compañías extranjeras en proteger sus componentes, productos finales y procesos que quieren empezar a traer a México.

Al mismo tiempo, aunque se han hecho cambios importantes a las leyes en materia de propiedad intelectual en México para equiparar el texto legal local al que tienen países como Estados Unidos y Canadá, las autoridades norteamericanas aún mantienen al país bajo vigilancia. Mantener este nivel de incertidumbre en materia de propiedad intelectual sería incompatible con el potencial de nearshoring del país y su ambición de explotar esta oportunidad económica.

“China era un país que no prestaba mucha atención a la propiedad intelectual hasta que se convirtió en el gran maquilador del mundo. En este momento, los números de presentación de solicitudes de patente, de marca, de enforcement, de todas las demás figuras que tenemos en la materia, se multiplicaron enormemente. Por la importancia geográfica de México, y su potencial en materia de nearshoring, debería trabajar en mejorar sus procesos de propiedad intelectual”, apunta Daniel Sánchez, presidente de la Comisión de Propiedad Intelectual de la International Chamber of Commerce (ICC) México.

Parece que el Gobierno federal está consciente, al menos parcialmente, de la importancia de la propiedad intelectual en medio del momento económico que pasan México y el mundo. En un reciente acuerdo entre el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la Secretaría de Economía (SE), se acordó otorgar un descuento del 90% en varios trámites para micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs).

Sin embargo, resulta imperativo también atender lo antes posible las posibles preocupaciones que puedan atender empresas extranjeras respecto a la protección de propiedad intelectual. Y es que, históricamente, los procesos de registro en el país han tomado varios años. Por ello, las empresas que estén considerando ahora la oportunidad del nearshoring en México necesitan saber ya que el marco legal es sólido actualmente y que se va a mantener en el tiempo para ejecutar sus planes.

“Cuando se hace la planeación de la maquila, se hace con anticipación […]. Esta planeación de protección [de propiedad intelectual] se hace al menos con tres años de anticipación”, señala Daniel Sánchez

Más importante aún, las empresas que más podrían verse afectadas por la incertidumbre que persiste en el entorno mexicano de la propiedad intelectual son “las que producen tecnología más reciente, las que tienen más que perder. Cuando tienes una tecnología más reciente, de una generación más avanzada, tienes más que proteger que cuando produces algo que lleva muchos años en el proceso de maquila”, explica Jorge Molina Larrondo.

Y el Gobierno federal ya ha expresado su intención de integrarse de forma más cercana a las cadenas de suministro de algunos de los productos más innovadores, novedosos y de mayor demanda en el mercado tecnológico, los semiconductores y chips. Así que debería haber un incentivo para que se mejore el panorama de propiedad intelectual.

“Para poder hacer a México un país atractivo para la maquila y para el nearshoring en general necesitamos un sistema de propiedad intelectual que sea mucho más robusto, que cuente con mayor presupuesto, mayor apoyo gubernamental y más integrantes”, concluye el experto de ICC México.