Negocios

Electrónicos, la industria que cayó en 2021

La fabricación de productos electrónicos fue la única entre las industrias manufactureras que sufrió caídas en ventas y en su valor de producción.

05-01-2022 19:00 Por : Arena Pública
Cinco industrias aún presentan valor de ventas por debajo de las cifras presentadas en 2019 (Foto: Gobierno de México)
Cinco industrias aún presentan valor de ventas por debajo de las cifras presentadas en 2019 (Foto: Gobierno de México)

La fabricación de equipos electrónicos cayó en 2021 tanto en su valor de producción como en sus ventas, a pesar del buen comportamiento general de las manufacturas en un año aún afectado por la pandemia.

En el acumulado de enero a octubre del 2021, el último dato disponible, el valor de la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición y otros equipos, componentes y accesorios electrónicos se redujo 13.44% con respecto al mismo periodo de 2020. Mientras que en los primeros diez meses de 2021 se registró un valor de producción por 49 mil 508 millones de pesos (MP), en 2020 la cifra fue de 57 mil 197 MP, de acuerdo a la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En comparación, el resto de las industrias de manufactura registraron avances de doble dígito entre enero-octubre del 2020 y el mismo periodo de 2021. La única excepción fue la industria alimentaria, que vió crecer el valor de su producción en 8.3%. El rendimiento más bajo, sin embargo, se explica porque el sector alimentos parte de una base mucho más amplia, la segunda más grande en la industria de manufacturas solo después de la de equipo de transporte.

Fuente: Inegi

El menor valor de producción también afectó a la fabricación de electrónicos en sus ventas, aunque en menor medida. Entre enero y octubre del año pasado se registaron ventas por 48 mil 645 MP, 10.97% menor a lo obtenido en ese mismo periodo del 2020. También en este indicador, en todas las demás industrias analizadas por Inegi para el segmento de manufacturas, la evolución entre 2020 y 2021 representó incrementos de doble dígito. La excepción, una vez más, fue la industria alimentaria, que se expandió en “solo” 7.77% por su base más amplia.

Fuente: Inegi

¿Por qué cayó esta industria en 2021?

El bajo rendimiento en el valor de la producción y el valor de las ventas para la fabricación de equipos electrónicos podría responder a la crisis de semiconductores. Si bien la escasez de estos componentes pegó de forma más visible al sector automotriz, muchos productos electrónicos necesitan elaborarse con este tipo de piezas.

Debido a que no había suficientes piezas para llevar a cabo sus procesos usuales, es factible que tanto el volumen como el valor de su producción y de sus ventas hayan disminuido drásticamente respecto a lo registrado en 2020, incluso con la paralización de actividades en medio de las primeras olas de COVID-19. Se trata de un fenómeno que probablemente se vaya a extender hacia 2023, considerando que expandir la fabricación de semiconductores es un proceso que toma tiempo e inversiones significativas.

Cabe destacar, sin embargo, que muchas de las industrias que consiguieron crecer en estos indicadores respecto a 2020 aún no logran recuperarse frente a los resultados de 2019. Por ejemplo, entre enero-octubre de 2019 y ese mismo periodo de 2021, el valor de ventas de los productos manufacturados cayó en cinco industrias, específicamente fabricación de insumos textiles, fabricación de equipo de transporte, prendas de vestir, curtidos y acabados de piel y fabricación de electrónicos. En el caso de estos tres últimos, el desplome es de doble dígito porcentual.

En el valor de producción de los productos manufacturados, la variación entre los primeros 10 meses del 2019 y los del 2021 se mantiene en proporciones similares que las vistas en el valor de ventas: 21.24% para productos electrónicos, 14.41% para prendas de vestir, 13.91% para Curtidos y acabados de cuero o piel, 4.69% para equipos de transporte y 0.7% para insumos textiles. 

Otro indicador que refleja que la industria de manufacturas aún no se recupera homogéneamente del impacto de la COVID-19 son los ingresos por maquila, submaquila y remanufactura. Entre enero-octubre de 2019 y enero-octubre del 2021, estos ingresos aún muestran una caída en los segmentos de prendas de vestir, impresión, insumos textiles y curtidos de cuero y piel.

Fuente: Inegi