Negocios

El comercio electrónico pierde protagonismo ante el regreso de los consumidores a las calles

El reporte trimestral de Amazon, el gigante de las ventas en línea, decepcionó a los inversionistas pues las ventas en línea están cayendo conforme las personas vuelven a salir de compras.

04-08-2021 12:38 Por : Arena Pública
El 2020 fue un año maravilloso para las ventas en línea, pero la bonanza se está agotando.
El 2020 fue un año maravilloso para las ventas en línea, pero la bonanza se está agotando.

La euforia del comercio electrónico está por llegar a su fin. Un momento predecible ante el regreso de la gente a las calles y plazas.

El gigante estadounidense de las ventas en línea Amazon lo sabe y, por ello, fue sincero ante sus inversionistas al reconocer que su crecimiento será más lento en los próximos meses. En su reporte trimestral para el segundo trimestre del año, la empresa reportó ingresos por ventas de 113 mil millones de dólares (MMD), menor a los 115 MMD esperados.

Además, el crecimiento fue menor respecto al trimestre anterior, pues de abril a junio los ingresos fueron 27% mayores a comparación al incremento de 44% del trimestre anterior. La compañía reconoció que se está viviendo una desaceleración en el mercado de comercio electrónico, por lo cual advirtió a los inversionistas que para el tercer trimestre esperaban un incremento de tan solo 16%.  

El jefe de finanzas de la compañía, Brian Olsavsky, argumentó que el menor crecimiento presentado en periodo también se debió a la situación extraordinaria con que la que se compara el actual trimestre con el de 2020, cuando la gente estaba confinada y utilizaban el comercio electrónico incluso para sus necesidades cotidianas. 

Ahora, a más de una año de iniciada la pandemia y con esquemas de vacunación muy avanzados en Europa y Estados Unidos, los consumidores están dejando de lado el e-commerce para volver a salir de compras, incluso a pesar de los temores por la variante Delta.

La Asociación Nacional de Tiendas Minoristas estima que la ventas en la Unión Americana crecerán entre 6% a 8.2% alcanzando un valor de 4.33 billones de dólares al cierre de 2021 conforme la vacunación avance y siga la reapertura económica. 

Los riesgos de un rápido crecimiento

Sin embargo, la reapertura no es el único reto que enfrentará Amazon. La compañía está en peligro de convertirse en un gigante con pies de barro, conforme el crecimiento registrado en 2020 amenaza con salírsele de las manos.

La infraestructura de la compañía no se limita a sus página webs, sino que se ha extendido a la logística, fabricación de dispositivos electrónicos e incluso, cine desde su productora Amazon Studios y que recientemente amplió su presencia en Hollywood con la compra del estudio MGM.

Este rápido crecimiento trae consigo una mayor carga operativa, que ante la caída del mercado podría comenzar a generar problemas financieros a la compañía conforme las ventas se moderan y la inversión crece, presionando aún más su margen de ganancias del 7%.

Tan solo en el ámbito laboral, Amazon cuenta con un millón 335 mil trabajadores de los cuales medio millón se añadieron luego del Prime Day de 2020 como medida para hacer frente a la demanda desbocada durante la pandemia. 

Pero ahora, con una menor demanda y la necesidad de ofrecer mejores salarios ante la escasez de mano de obra que vive Estados Unidos, los costos operativos de la compañía se están elevando. 

No obstante el aparente poco optimismo de los directivos de la empresa, ya se han anunciado inversiones para crear 517 nuevas instalaciones a nivel mundial, 53 millones de metros cuadrados más que los actuales 122 millones, reportó Reuters.

Fuerte competencia en el mercado asiático

En Asia, el comportamiento de las tiendas online es un tanto distinto debido a las diferencias con las que se desarrolló el virus en la región.

En China, el mayor mercado de oriente y donde se venció primero al coronavirus, la recuperación va muchos pasos por delante de los mercados occidentales. El levantamiento de las restricciones sanitarias se dio desde el tercer trimestre del 2020, por lo cual la gente ya regresó desde hace meses a las calles. 

Esta diferencia plantea retos distintos a los jugadores del mercado del e-commerce chino, quienes viven un momento de intensa competencia para conquistar los más posibles entre los miles de millones de usuarios chinos activos de comercio electrónico.

Alibaba, el coloso chino de este sector, está sufriendo un doble embate desde la competencia y desde el Estado chino, lo que está causando una desaceleración de las ganancias de la compañía así como su homóloga estadounidense. 

Las ganancias por comercio electrónico de la compañía, alcanzaron en el segundo trimestre los 180 mil millones de yuanes (27 mil millones de dólares), una cifra que estuvo por debajo de los 184 mil millones estimados por los inversionistas. Además, el resultado trimestral mostró una clara desaceleración pues, mientras en el cuarto trimestre de 2020 en crecimiento anual había sido de 70% ahora solo fue del 35%. 

Si bien la empresa está entre un frente empresarial y uno estatal, ambos están funcionando, de facto, como uno solo, pues los dos principales competidores de Alibaba -JD.com y Pinduoduo- están aprovechando la campaña de regulación estatal a los monopolios para crecer. 

La compañía dirigida por Jack Ma, ha sido en diversas ocasiones acusada por las autoridades chinas de prácticas monopólicas que ya le han causado pérdidas entre multas, prohibiciones y pérdida de confianza de los inversionistas. 

No obstante, aún con un panorama difícil, Danie Zhang, financiero de la compañía, ha dicho -en contraste con su homólogo en Amazon- que confían en el crecimiento económico de China y el incremento de valor a largo plazo de la compañía, por lo cual seguirán invirtiendo para fortalecerse tecnológicamente.