Finanzas

“Superpeso mexicano” se fortalece aún más, pero ¿será sostenible?

Este jueves el dólar se cotiza en 18.90 pesos, con una nueva apreciación de la moneda mexicana; pero ni siquiera la Secretaría de Hacienda cree que el “superpeso” sea un fenómeno para quedarse en el mediano plazo.

12-01-2023 08:33 Por : Arena Pública
El peso siguió apreciandose a la apertura de hoy hasta alcanzar 18.84 unidades por dólar. (Foto: Gobierno de México)
El peso siguió apreciandose a la apertura de hoy hasta alcanzar 18.84 unidades por dólar. (Foto: Gobierno de México)

-- Actualización a las 13:30 hrs (hora del centro de México): Se añadieron párrafos 8 al 12 --

El peso mexicano sigue mostrando una fortaleza inusitada. A esta hora, el dólar ya cotiza en 18.90 pesos por cada dólar estadounidense, según la pizarra que muestra Bloomberg, alentada por mejores datos de la inflación en Estados Unidos (EU), el diferencial de tasas entre ambos países y mejores perspectivas a partir de la Cumbre Trilateral que concluyó ayer en la Ciudad de México.

El miércoles fue cuando el peso rompió el techo de las 19 unidades por dólar y siguió cayendo hasta alcanzar al cierre de la jornada 18.94 unidades por billete verde. 

Con una apreciación de la moneda mexicana de 0.85%, o 11.25 centavos, el peso regresó a los niveles que tenía el 21 de febrero de 2020, cuando tocó las 18.86 unidades, lo que añadido al resto de ganancias de solo este año representa un avance de 55.91 centavos, equivalentes a 2.87%, frente al dólar estadounidense.

Apenas al cierre de 2022, la divisa nacional acabó cotizando en 19.48 pesos por dólar una apreciación de 5.09% o 1 peso y 4 centavos, con lo que se posicionó como la segunda divisa más apreciada del mundo solo por debajo del real brasileño durante el año pasado.

Ante la fuerte tendencia de apreciación, distintos actores políticos del partido gobernante, incluído el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, presumieron la fortaleza del peso como señal de una economía sana gracias a las políticas de gobierno. 

Sin embargo, los analistas financieros han advertido al unísono sobre esta interpretación. Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex, dijo que lejos de ser consecuencia de la política económica del gobierno federal, esto se ha debido a una extraordinaria entrada de dólares a México por exportaciones, remesas, inversión extranjera directa, turismo e inversión extranjera en valores gubernamentales por el amplio spread entre la tasa local y la tasa de los fondos federales en EU.

Quiroz agrega que los últimos movimiento positivos para el peso en el corto plazo han estado motivados por la Cumbre de Líderes de América del Norte que alimentó las expectativas de una mayor inversión por nearshoring, una solución amistosa de las diferencias en materia energética, en el marco del T-MEC, así como el reporte de inflación en Estados Unidos publicado este jueves, que confirmó una nueva desaceleración de los precios anticipando un posible relajamiento del apretamiento monetario de la Reserva Federal.

El economista en jefe para América Latina de Barclays, Gabriel Casillas, coincide básicamente con Quiroz en los factores que afectan positivamente al peso, aunque también enfatiza factores derivados del manejo de las finanzas públicas. En un tuit comentó que la "fortaleza del peso se explica por: (1) Ciclo de alza de tasas de @Banxico; (2) mejor posición fiscal relativa a mercados emergentes; (3) bajo déficit de cta corriente; (4) universo reducido de inversión (e.g. sin Rusia); (5) near-shoring".

"Yo no apoyo ciegamente al gobierno, pero reconozco lo que se hace bien y lo que se encuentra mejor que en otros países emergentes", añadió Casillas en una respuesta.

La abundancia de dólares en el mercado local, que influye en la determinación a la baja de su precio frente al peso, tampoco es un logro que pueda catalogarse como bueno o malo per se, aclaran algunos economistas, como Isaac Katz, un experimentado profesor de economía, y para quien este precio es un asunto de mercado. "La apreciación del peso es el reflejo de que el dólar se ha debilitado frente a prácticamente todas las monedas del mundo", dice Katz.

Para Robin Brooks, economista en jefe del Instituto de Finanzas Interrnacionales (IIF) con sede en Washington, "hay 3 temas que impulsan los mercados emergentes en 2023: (i) la caída de la inflación en EU; (ii) fin de cero COVID en China; (iii) aumento de los precios de las materias primas. Los tres son los que más benefician a América Latina, dada su condición de gran exportador de materias primas. El peso mexicano está arrasando. Real Brasileño poniéndose al día...", escribió esta mañana.

Este jueves prácticamente todas las monedas de la región se han apreciado frente al dólar estadounidense: el real brasileño se aprecia 0.42%, mientras que el peso colombiano lo hace en 0.99%, por arriba de la apreciación que muestra el peso mexicano (0.08%) a las 13.30 hrs del centro de México.

¿Ganancias o pérdidas? ...depende

El hecho es que la apreciación de la moneda mexicana tiene distintas consecuencias dependiendo del lado que se le observe.

Según Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, la apreciación del peso tiene beneficios principalmente como una ayuda para bajar la inflación, en un mayor rendimiento de inversiones al convertirlas en dólares y una menor cantidad en pesos por cada dólar de deuda.

Este primer aspecto benéfico es consecuencia directa de la estrategia adoptada por el Banco de México (Banxico) para combatir a la inflación, pues la decisión de subir la tasa de fondeo interbancario a la par que la Reserva Federal estadounidense habría permitido que la estabilidad del tipo cambiario no solo evitara nuevas alzas de precios vía importaciones -cotizadas en dólares-, sino también las condiciones propicias para la apreciación.  

Por el otro lado, Siller señala que existen dos principales desventajas que afectan principalmente a aquellos que reciben dólares, pues cada vez que se aprecia el peso el billete estadounidense vale menos. Los primeros afectado son las empresas exportadoras, quienes ven menos pesos por cada dólar conseguido a través de sus ventas al otro lado del Río Bravo, un elemento que podría desincentivar mayor inversión extranjera directa en el país ante la contracción de las posibles ganancias. 

Por el otro lado, y de manera más sensible y directa, están las familias mexicanas que reciben remesas desde los EU, pues aún cuando nominalmente reciban las misma cantidad de dólares mes con mes, éstos podrán ser cambiados por una menor cantidad de pesos, afectando el gasto familiar o forzando a los migrantes a enviar mayor cantidad de dólares para alcanzar el mismo poder adquisitivo anterior. 

A este fenómenos se le suma la debilitación en el envío de remesas pues, a pesar de que el monto recibido de remesas ha seguido mostrando fortaleza y rompiendo récords anuales mes con mes, existe una clara tendencia de desaceleración en el valor de las mismas, por lo que no se espera que 2022 vuelva a romper el récord de crecimiento como ocurrió en el 2021. 

En los 18 pesos solo por corto tiempo

Aún cuando el periodo de apreciación del peso mexicano en los últimos tres años ha sido histórico, este no podría sostenerse en 2023 de acuerdo a los reportes de diversas instituciones privadas y públicas.

“Cuidado. El peso se está apreciando y es probable que el tipo de cambio siga bajando en el corto plazo, pero todos los indicadores (fundamentales y técnicos) señalan una alta probabilidad de rebote en el mediano plazo”, advirtió Siller en un tweet. 

Según las propias estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el tipo de cambio cerraría 2023 en 20.6 pesos por dólar, lo que anticipa una nueva depreciación de 1 peso con 76 centavos respecto al valor de 18.84 unidades que registró a la apertura en la jornada de este jueves.

En el caso de los economistas de grupos financieros y empresas de consultoría, la Encuesta Citibanamex de Expectativas anticipa un cierre en 2023 de 21 pesos por dólar, cuarenta centavos por encima del pronóstico oficial.