Economía

Tercera ola paraliza la recuperación económica del país

Se dispara el sentimiento negativo entre los expertos económicos para invertir en el país, según encuesta del banco central.

03-09-2021 10:00 Por : Arena Pública
Incluso sin nuevos cierres, el rebrote afectó considerablemente los servicios en agosto (Foto: Municipio de Saltillo))
Incluso sin nuevos cierres, el rebrote afectó considerablemente los servicios en agosto (Foto: Municipio de Saltillo))

La tercera ola de la pandemia detuvo la recuperación económica y ha tirado la opinión de los expertos sobre invertir en el país.

La más reciente Encuesta de Expectativas del Sector Privado que publica el Banco de México (Banxico), realizada a 43 expertos económicos, muestra que solo 15% de ellos cree que éste es un buen momento para invertir. En julio este porcentaje fue de 27%, por lo que la drástica caída ha sido la mayor desde que inició la pandemia del coronavirus en México.

El sentimiento negativo para la inversión va de la mano con una recuperación endeble de la economía. Éstos mismos expertos redujeron de 0.85% en junio a 0.50% en agosto, la mediana del crecimiento económico esperado para el tercer trimestre del año. Una baja sensible en su pronóstico y un nivel solo comparable con lo que esperaban para este mismo trimestre pero en los aciagos días de agosto y septiembre al inicio de la recuperación.

Los indicadores adelantados del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) sobre el desempeño del sector manufacturero, de servicios y comercio, corroboran este pronóstico. El Indicador IMEF Manufacturero disminuyó (-)0.6 puntos en agosto, mientras que el Indicador IMEF No Manufacturero, que incluye servicios y comercio, cayó (-)2.2 puntos; aunque ambos aún en zona de expansión, por arriba de los 50 puntos.

Para diversos analistas económicos, el recrudecimiento de casos de contagios por la variante Delta en el país y en Estados Unidos está afectando la recuperación en México.

“Esto podría deberse al empeoramiento de la pandemia, con nuevos máximos en los contagios diarios varias veces en el mes. En nuestra opinión, su mayor efecto será en el grado de confianza de consumidores y empresas ya que hasta ahora hemos visto relativamente pocas restricciones adicionales en la actividad, en contraste con olas previas”, señaló el grupo de análisis económico de Banorte.

La caída en agosto fue mayor debido a que durante este mes los efectos de la tercera ola comenzaron a intensificarse, pues julio solo fue la puerta de entrada a lo que venía. Durante agosto, la Secretaría de Salud (SSA) registró 504,158 casos confirmados con lo que se convirtió en el mes con el mayor número de contagios de Covid-19, en el que también se rompieron los récords previos de números de contagios y muertes diarias.

El Indicador de Consumo de BBVA (IC BBVA) para agosto registó una contracción mensual de 1.9%, luego de un crecimiento raquítico de 0.4% en julio, lo que muestra la debilidad de la demanda desde el inicio del tercer trimestre. El efecto "tercera ola" se resintió aún más en el sector servicios del Indicador que cayó (-)6.7% en comparación mensual.

"El componente del IC BBVA vinculado al consumo de gasolina (proxy de movilidad), registró en agosto una caída mensual de (-)9.6%, la primera desde noviembre de 2020, con lo que su nivel se coloca 4% por debajo del observado en pre-pandemia", se lee en el reporte del banco español.

El Índice de Confianza del Consumidor, que publicó Inegi, también registró una fuerte caída en agosto de (-)2.7%, pasando de 43.9 puntos en julio a 42.7 en agosto, su peor nivel de los últimos tres meses.

Ni siquiera un mayor avance en los esquemas de vacunación lograron detener el avance de los contagios, que incluso superaron a los registrados en la primera y tercera ola. Tampoco la negativa de las autoridades de suspender nuevamente la actividad económica fue suficiente para evitar la caída de las expectativas de inversión.

De manera paralela a la encuesta del Banxico, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el Índice de Confianza Empresarial registró una caída importante en todos sus sectores: (-)0.1 puntos en el sector manufacturero, (-)0.8 puntos en el comercial y (-)2.8 en el de la construcción, confirmando los efectos del rebrote sobre el humor de los empresarios. 

Para los economistas de BBVA los efectos negativos sobre la economía podrían continuar en septiembre, confirmando los pronósticos de un tercer trimestre débil. "Si bien el mes de septiembre será anómalo en términos de movilidad por el regreso a clases presenciales, persiste el riesgo de efectos negativos derivados de la persistencia de la variante Delta", señala el reporte del banco.

Inseguridad, preocupación constante

Si bien la tercera ola fue el factor clave en la caída de la confianza para invertir, otro de los factores que influyeron en mayor o menor medida al resultado de agosto fueron los relativos a la gestión del gobierno en áreas sensibles para la confianza empresarial.

En el mapeo económico de los analistas la inseguridad ha sido una gran preocupación que para el mes de agosto hiló su cuarto mes consecutivo como el mayor límite para el crecimiento económico del país con 15% de las respuesta y una calificación de 6.3 -del 1 al 7- en su importancia como riesgo. 

Durante el primer semestre del 2021, el número de homicidios dolosos tuvo una disminución de 3.86% respecto al mismo periodo del año anterior, sin embargo existen focos rojos de criminalidad y en la percepción de inseguridad en algunas de las ciudades más importantes para la inversión como Mazatlán en Sinaloa y Zapopan en Jalisco. 

La incertidumbre política interna se mantiene como uno de los principales riesgos al crecimiento alcanzado 15% de las respuestas, un empate con la preocupación por la inseguridad pública. Sin embargo, las preocupaciones por la incertidumbre política son menores que en meses previos.

“[La caída de agosto] debe ser por el rebrote de la pandemia, aunque en lo personal pienso que, en el margen, hoy es mejor momento para invertir que hace unos meses, pues se ha reducido de alguna manera el riesgo político”, comentó Alonso Cervera, economista en Jefe para América Latina de Credit Suisse.

El riesgo político presente en los últimos meses estaba concentrado en la incertidumbre respecto a las elecciones intermedias del 6 de junio que determinarían la composición de la Cámara de Diputados. 

Con los resultados finales del proceso electoral, el partido Morena, que hasta la anterior legislatura contaba con mayoría absoluta y calificada junto a sus aliados, ahora perdió la calificada -que necesita dos tercios de la Cámara- “la composición actual de la Cámara de Diputados reduce la probabilidad de cambios adversos a la Constitución”, señaló el economista de Credit Suisse.