Economía

Sin crecimiento real en ventas para 2022, según la ANTAD

La ANTAD pronostica un crecimiento nominal en ventas de 4.4% en el año, mientras que de la inversión esperada por 2 MMD, solo se concretó 1.4 MMD en 2021.

18-01-2022 17:52 Por : Arena Pública
Las ventas de ANTAD suman supermercados, departamentales y tiendas especializadas (Foto: Gobierno de Guadalajara)
Las ventas de ANTAD suman supermercados, departamentales y tiendas especializadas (Foto: Gobierno de Guadalajara)

La inflación impidió el crecimiento de las ventas retail en 2021 y para este año los pronósticos son sombríos, según los grandes comerciantes minoristas.

“Para el año que entra, esperamos un crecimiento marginal [en el valor de ventas] si descontamos la inflación”, afirmó Vicente Yáñez, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD). Durante el reporte de resultados de ventas para diciembre del 2021, el directivo señaló que calculan un aumento nominal en el valor de las ventas de sus agremiados del 4.4% respeto a las obtenidas en enero-diciembre del año pasado.

Actualmente las expectativas en el incremento general de precios para finales de este año es de 4.16%, según la primer encuesta de expectativas de Citibanamex para 2022. Esto significa que, como admite el mismo Vicente Yáñez, el incremento real en el valor de las ventas retail en México para finales 2022, al menos en este segmento específico, serían de solo unas décimas; prácticamente con nulo crecimiento real.

Este escenario para finales del año es consistente con el comportamiento de las ventas entre los agremiados del ANTAD a lo largo del 2021. De acuerdo con su reporte de resultados para el cierre del año pasado, tiendas departamentales, de autoservicio y supermercados experimentaron un crecimiento nominal en conjunto de 13%.

Pero este aumento en el valor de ventas durante el año pasado no necesariamente responde a que los agremiados de la ANTAD hayan logrado movilizar más productos. Y el efecto del aumento en el nivel general de precios, de más del 7.3% durante 2021, fue solo uno de los factores que influyó. “Parte del crecimiento que estamos reportando parte de una base baja que traemos de 2020 por el cierre de tiendas. Por ende, con una base baja en 2020 frente a tiendas reabiertas en 2021, pues tenemos mayores ventas” señaló Juan Pablo Flores, gerente de Estudios Económicos de la Asociación.

Gracias a estos dos fenómenos, la inflación y una base de ventas más baja en 2020, “si me preguntas si [en ANTAD] vendimos más productos, pues no. […] Determinar si hubo una venta de más productos o no es complicado, pero sí te diría que no hemos recuperado los niveles que teníamos previo a la pandemia”, reafirmó el especialista.

De todas maneras, la ANTAD reafirmó en su reporte que sí se registró una mejoría notable en el valor total de las ventas durante el último trimestre del 2021, apoyado en buena parte por los resultados de la más reciente edición del Buen Fin (que la Asociación calificó como positiva, respecto a la celebración de 2020).

Lo anterior concuerda con las tendencias detectadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales (EMEC). El índice de ingresos por el suministro de bienes y servicios para los negocios de venta al por menor se ha mantenido estable, con algunos altibajos, desde mediados del año. Y es justamente en la medición de octubre en donde se puede empezar a ver un pequeño incremento en los ingresos.

Factores de riesgo para 2022 en ventas retail

Además del efecto de la inflación, la ANTAD citó otros retos que podrían afectar el rendimiento de sus agremiados en el transcurso del presente año. El más inmediato y palpable sería la pandemia de COVID-19, un tema donde la organización expresó el deseo de no volver a ver un cierre de actividades que de nuevo afecte negativamente el rendimiento de sus agremiados. En lo que respecta a costos, la Asociación señaló que está siguiendo de cerca el tema de la reforma energética.

“La propuesta prevé eliminar contratos de autoabastecimiento, que en nuestro sector se da mucho […]. La electricidad es uno de los tres principales costos de nuestros asociados […], impacta todavía más que la renta. ¿Y qué pasaría [de aprobarse la propuesta legislativa]? Pues dejaría menores recursos para la inversión y reduciría la competitividad”, advirtió Vicente Yáñez.

Y específicamente en el tema de inversiones, se puede ver un deterioro del sector retail. La Asociación había estimado, a inicios del 2021, que se inyectarían unos dos mil millones de dólares (MD) en la industria, para tareas como remodelación de tiendas, construcción de nuevos locales y desarrollo de sistemas logístico. Sin embargo, al final solamente se registraron inversiones por  mil 400 MD entre sus agremiados.

“¿Por qué no se dieron esas inversiones? Pues estamos en un momento muy difícil, la economía no está como nosotros quisiéramos. Las cadenas probablemente tuvieron que reducir las inversiones que tenían programadas, y aquí tenemos el resultado”, advirtió Vicente Yáñez, agregando que para 2022 nuevamente se identifican la inflación, el panorama incierto de la economía y la falta de acciones gubernamentales como factores de riesgo para las ventas.

Las expectativas de crecimiento para las ventas retail en México hacia 2022 parecen coincidir con las perspectivas en Estados Unidos. Un análisis de Fitch Ratings señaló que se espera una desaceleración sustancial en el incremento de ventas, e incluso una caída en el valor de las mismas, conforme avance el año.

Sin embargo, las razones son muy distintas. Mientras que en México el panorama económico es la principal razón detrás del pesimismo, en Estados Unidos se espera que el gasto de los consumidores se mantenga fuerte, pero empiece a migrar hacia otras categorías, particularmente en el sector servicios. Donde sí hay puntos en común de nerviosismo, sin embargo, es en las presiones inflacionarias y la incertidumbre de la pandemia.