Economía

Niveles de inversión hacen poco probable pronóstico de crecimiento de AMLO

El presidente aseguró que México crecerá a un ritmo de 5% durante los próximos dos años, pero la inversión se estancó en el periodo abril-junio y está lejos de su nivel prepandemia.

07-09-2021 16:38 Por : Arena Pública
En su tercer informe de gobierno, el presidente López Obrador pronosticó un crecimiento promedio de 5% para los próximos tres años. (Foto: @SEGOB_mx)
En su tercer informe de gobierno, el presidente López Obrador pronosticó un crecimiento promedio de 5% para los próximos tres años. (Foto: @SEGOB_mx)

La inversión está cayendo en un hoyo del cual será difícil salir, a pesar del optimismo presidencial.

Durante su tercer informe de gobierno, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que las oportunidades de crecimiento gracias al Tratado México-Estados Unidos- Canadá (TMEC) y la recuperación del turismo podrían impulsar al Producto Interno Bruto (PIB) de México a crecer 5% promedio hasta el 2023.

La declaración luce temeraria, porque indicadores como la Inversión Fija Bruta (IFB), factor clave para impulsar el anhelado crecimiento futuro, continúan alejados hasta 8.7% de sus niveles prepandémicos y según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) los resultados del último trimestre señalan un estancamiento del cual no se vislumbra una pronta salida.

“Después de un rebote con la apertura de actividades a mediados de 2020, la recuperación de la Inversión Fija parece haberse estancado en el segundo trimestre de 2021: a junio 2021 todavía está (-)6.5% por debajo de su nivel observado antes de la pandemia (enero-febrero 2020)” comentó en Twitter, Julio Santaella, presidente del Inegi. 

La IFB mide el valor de la inversión productiva en construcción, maquinaria y equipo, factor determinante de la producción, el empleo y el consumo futuros. En el sexto mes del año, la IFB sufrió su peor caída desde hace un año, al caer 1.8% respecto al mes inmediato anterior, arrastrada por una fuerte caída de 2.9% en la inversión en construcción y una disminución de 0.4% en el gasto en maquinaria y equipo. 

En opinión de Alfredo Coutiño, economista en Jefe para América Latina de Moody's Analytics, el estancamiento de la inversión tiene dos razones principales. 

La primera es la nueva ola de casos de COVID durante el segundo trimestre, que causó interrupciones en algunas actividades y generó  incertidumbre en las decisiones de inversión sobre todo de inversionistas locales. 

La segunda es el quehacer político y económico en el país, que ha generado incertidumbre para las decisiones de inversión locales pero también para las de los inversionistas extranjeros, como expresan las cifras de Inversión Extranjera Directa (IED). 

Inversión, clave en la recuperación

La caída de la inversión es una mala señal para la economía. Su estancamiento podría retrasar la recuperación económica y con ello la generación de empleos. 

"La pandemia destruyó capital físico y humano, el cual tuvo muy limitado apoyo de las políticas de mitigación por parte del gobierno, y ello está pesando en la recuperación de la inversión", comentó el economista de Moody's.

Incluso el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha pedido al gobierno federal mayores incentivos para la inversión con el objetivo de facilitar la recuperación de la economía de las familias luego de la pandemia. 

“El gran faltante de México es la inversión. He dicho en muchas ocasiones que la inversión debería ser la obsesión de México, porque esa es la solución a los problemas sociales, a los problemas de pobreza que tenemos, y al aprovechamiento de tantas oportunidades que sí tiene nuestro país, y que por alguna razón no hemos aprovechado” dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, en entrevista para Milenio.

Para promover la recuperación de la inversión, diversos estados como la CDMX, han adoptado políticas económicas emergentes como facilitar trámites y lanzar licitaciones públicas para promover la reactivación de la industria, a lo que se suma menores restricciones sanitarias incluso, con una tercera ola a las puertas durante el segundo trimestre. 

Sin embargo, para Coutiño, las condiciones actuales para la inversión en el país hacen poco probables los optimistas pronósticos del presidente.   

"Se ve difícil y con pocas probabilidades que el crecimiento rebase el 3% en los siguientes tres años. Para lograr un crecimiento más alto y sostenido se necesita aumentar la capacidad productiva a través de la aceleración de la inversión en capital físico y humano, y para como están las cosas, ni el sector privado está convencido de hacerlo ni el gobierno tiene los recursos para lograrlo", concluye.