Economía

Negociaciones salariales de grandes sindicatos quedan por debajo de la inflación

Pese a un entorno inflacionario adverso y la reforma de democracia sindical en marcha, los sindicatos no lograron aumentos que contrarresten la pérdida del poder adquisitivo en 2021.

04-12-2021 08:04 Por : Arena Pública
Trabajadores de GM Silao, quienes aún no cuentan con nuevo contrato colectivo. (Foto: Gobierno de México)
Trabajadores de GM Silao, quienes aún no cuentan con nuevo contrato colectivo. (Foto: Gobierno de México)

Ni después de las renegociaciones salariales de cada año, los mayores sindicatos del país lograron recuperar el poder adquisitivo que perdieron sus agremiados durante 2021.

El presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), Luis Munguía, advirtió que el aumento de 22% para el salario mínimo el próximo año no contaminará las negociaciones de contratos colectivos de trabajo con sus empresas, pues los sindicatos no demandan su salario en base a este aumento, sino que toman como referencia la inflación.

Sin embargo, entre los principales sindicatos de la industria metalmecánica, gubernamentales y de servicios, los aumentos no pasaron del rango común de 3% a 4% en la mayoría de los casos, mientras que en los que mejor les fue, el aumento acordado estuvo por debajo de la inflación esperada para el año. 

Los salarios fueron fuertemente golpeados durante este año debido al alza de precios. Según datos de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), entre enero y octubre, el incremento promedio de los salarios es de 4.5% en términos nominales, pero descontando la inflación, es decir, en términos reales, estos retrocedieron 0.94%.

La Secretaría registró durante el mismo período que 4,837 empresas han entablado diálogo con sus trabajadores para modificar los acuerdos salariales contemplados en su contrato colectivo de trabajo. Entre ellos, varios de importancia nacional debido a su número de afiliados o la representatividad de su centro de trabajo poco han podido hacer frente al alza de precios. 

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), de la paraestatal Petróleos Mexicanos, uno de los sindicatos más poderosos del país  y que renovará su dirigencia por primera vez el 30 de enero, logró un incremento de 3.4% y 1.76% para las prestaciones, la mitad de la inflación promedio que se espera para este año. Si bien, los trabajadores de este sector gozan de unos de los mejores sueldos promedio en todo el país. 

Caso similar es el del sindicato de la segunda rama más importante en la industria energética nacional, el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) que apenas el 1ro de diciembre legitimó su contrato colectivo. En su caso, el incremento también fue de 3.4%, en contraste a los incrementos de alrededor de 6.7% de años previos.

Entre los que recibieron incrementos mayores, aunque todavía por debajo de la inflación están los estatales Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) y Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), con 700 mil afiliados cada uno, que lograron un aumento de 5.4%.

También los sindicatos automotrices más poderosos, como el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW) logró un aumento mayor con 5.5 % y un incremento de 1%  al fondo de ahorro.

El Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi de México (SITAUDI), hermano del SITIAVW, fue el que gozó de mayor porcentaje de aumento, aunque en este caso no hubo nueva negociación sino el segundo de una serie de tres incrementos del 7% acordado previamente en 2019. 

Otros de los sindicatos automotrices más relevantes como el Sindicato Independiente de Trabajadores de Nissan Mexicana, no entró en nuevas negociaciones salariales en este año pese a las presiones inflacionarias. 

El resto de los sindicatos automotrices, controlados en aplastante mayoría por la Confederación de Trabajadores de México (CTM) tampoco han entrado en negociaciones, pues con la entrada en vigor de la Reforma Laboral de 2019, que impulsa la democracia sindical, han tenido que entrar al proceso de legitimación de sus contratos colectivos. 

El caso más representativo ha sido el de General Motors Silao, que también estaba controlado por la CTM -acusada en reiteradas ocasiones por corrupción y complicidad patronal-. En este caso el contrato colectivo fue rechazado pero hasta la fecha no existe un nuevo contrato colectivo.

Tres veces menos huelgas en el año

El proceso de legitimación de contratos colectivos calmó las aguas entre los trabajadores, pues durante este año apenas estallaron tres huelgas en el país, tres veces menos que en los años anteriores. 

La única vigente de las tres hasta octubre es la que estalló en abril por parte del Sindicato Belisario Domínguez de Trabajadores de la Industria Automotriz y Conexos de la República Mexicana con 180 trabajadores involucrados. Otras 5 siguen vigentes, pero iniciaron en 2020. 

El número de emplazamientos también ha presentado una disminución aunque más ligera, pues mientras en 2019 alcanzaron 4,008 , en 2021 se dieron 2,693 , -32.81 menos, de los cuales solo 18% tenían como exigencia revisiones salariales.