Economía

Inflación, detrás del aumento en las exportaciones

De agosto a septiembre, el valor de las exportaciones en México creció en 3.4%, lo que ayudó a reducir el déficit de la balanza en 38.53%.

27-10-2021 16:09 Por : Arena Pública
El efecto inflacionario global parece afectar el nivel de las exportaciones mexicanas (Foto: Puerto Interior Guanajuato)
El efecto inflacionario global parece afectar el nivel de las exportaciones mexicanas (Foto: Puerto Interior Guanajuato)

Los resultados de las exportaciones en México parecen responder más al efecto inflacionario global que a mayores ventas al extranjero.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer los resultados oportunos para la balanza comercial de México, correspondientes a septiembre pasado. Las cifras revelan que se acumulan ya tres meses con un déficit comercial, con un saldo de -2,398.4 millones de dólares (MD).

Si bien su avance fue menor que el de las importaciones, el presidente de Inegi, Julio Santaella, resaltó que el valor de las exportaciones subió en 8.2% en la comparación anual. Frente al mes anterior, el valor de las exportaciones creció en un 3.1%.

Sin embargo, estos avances no necesariamente significan que México esté mejorando su desempeño en materia de comercio exterior. De hecho, el incremento en el valor de las exportaciones dentro de la balanza comercial nacional parece explicarse mejor por la tendencia inflacionaria global. Y es que hay diferencias importantes entre el valor de las exportaciones y la cantidad de productos que salen del país hacia otras naciones.

De acuerdo con la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, para agosto (el último dato disponible) ya se habían registrado la salida de 78.6 millones de toneladas de mercancías acumuladas en lo que iba del año. Esta cifra representa  una caída del 2.7% con respecto al volumen de bienes para exportación que se manejaron entre enero y agosto del 2020.

Por otro lado, en datos del Inegi, el valor acumulado de las exportaciones entre enero y agosto pasados sumaba unos 317,307.6 MD, un incremento del 24.1% con respecto al valor acumulado de las ventas al extranjero en los primeros ocho meses del 2020. Es decir, a pesar que se obtuvo sustancialmente más dinero por la salida de mercancías, la cantidad de bienes que de hecho se vendió parece haberse reducido.

Este fenómeno también aplica si se compara el rendimiento acumulado en el valor y el volumen de carga de las exportaciones de 2021 frente a 2019, con la meta de eliminar el efecto disruptivo de la pandemia. En cada mes desde marzo hasta agosto, la variación porcentual entre 2019 y 2021 para el valor acumulado de las exportaciones fue positiva.

Sin embargo, la variación porcentual de 2019 a 2021 para la carga acumulada destinada a exportaciones se ha mantenido en cifras negativas todo el año. Cabe resaltar que esta variación es cada vez menor en magnitud, lo que podría indicar que la brecha entre el valor de las exportaciones y el volumen de los bienes que realmente salen de México está cerrándose poco a poco.

Fuente: Inegi, Coordinación General de Puertos y Marina Mercante

Un fenómeno similar se puede observar en las importaciones. Tanto en la comparación 2020-2021 como la de 2019-2021, la variación en el valor acumulado de las importaciones ha sido positiva desde marzo y se mantiene en el doble dígito.

Por el contrario, la variación en el volumen de carga para importación se mantiene en números negativos o está lejos de equipararse a las tasas de crecimiento en el valor. Esto significaría que se está pagando más por menos productos importados.

Fuente: Inegi, Coordinación General de Puertos y Marina Mercante

Mejora en las expectativas de exportaciones

A pesar de este fenómeno, parece que las cifras oportunas de exportaciones del Inegi para septiembre superaron las expectativas de algunos agentes del mercado. En su análisis económico diario, Citibanamex esperaba que el saldo de la balanza comercial para septiembre fuera de -4,400 MD. Es decir, estimaba un déficit de casi el doble del que realmente se presentó.

Asimismo, para el caso de México, que la inflación sea la fuerza que impulsa el valor de las exportaciones del país no es enteramente malo. El centro de investigación México, ¿Cómo vamos? destacó que las exportaciones petroleras lograron incrementos del 64.2% anual en septiembre pasado. Lo anterior podría ayudar a los planes de la actual administración para el  ejercicio fiscal del próximo año.

Ya hay algunos especialistas (concretamente, el economista en jefe de BBVA México) que han empezado a revisar a la baja sus expectativas de crecimiento para el país en 2021, en gran parte por la baja significativa y sorpresiva que tuvo el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) en agosto, de 1.6% en la comparación mensual.

Lo anterior podría significar una desaceleración más rápida del efecto rebote post-pandemia de cara al próximo año, que a su vez contribuiría a reducir la recaudación fiscal del Gobierno federal para 2022. No hay que olvidar que, aún antes que agentes del mercado empezaran a modificar a la baja las perspectivas de crecimiento para el próximo año, las perspectivas de Hacienda ya estaban bastante por encima del consenso de los privados.

Al mismo tiempo, Hacienda también contempló un precio del petróleo subvaluado, a 55 dólares por barril, que ya ha obtenido el visto bueno del Senado. En este sentido, que la inflación siga impulsando los precios de las exportaciones petroleras mexicanas durante un tiempo más, podría ser benéfico en el corto plazo para la actual administración.