Empresas y Empresarios

El problema que Amazon aún no resuelve: la precariedad laboral de sus empleados

A pocos días de haber alcanzado el billón de dólares en valor de mercado, los reportes por condiciones de trabajo precarias en Amazon no dejan de aparecer.

14-09-2018 10:00 Por : Arena Pública
Desde Whole Foods hasta Bernie Sanders, no faltan críticos de las condiciones laborales en Amazon (Foto: Scott Lewis)
Desde Whole Foods hasta Bernie Sanders, no faltan críticos de las condiciones laborales en Amazon (Foto: Scott Lewis)

Amazon se encuentra en la cima del mundo. Algunos de sus empleados, sin embargo, están lejos de compartir ese éxito.

El 4 de septiembre de 2018, la compañía fundada por quien es hoy el hombre más rico del mundo alcanzó el billón de dólares en capitalización de mercado. Días después, la prensa estadounidense trajo de vuelta a la mesa un tema que ha aquejado a Amazon en los últimos años: las malas condiciones laborales de sus trabajadores.

Una semana después del logro en la bolsa, comenzarían a circular historias de precariedad laboral sufridas por sus repartidores de paquetes, uno de los eslabones clave de la compañía.

 

Te puede interesar: Amazon dejó de ser una tienda para convertirse en un universo, 7 de septiembre de 2018

 

Los testimonios -recopilados por el portal de negocios Business Insider- pintan un panorama en el que las lesiones, los turnos prolongados y el malestar físico están a la orden del día y son parte necesaria del costo que los empleados de la compañía deben pagar por su rápida expansión.

“Con el crecimiento tan veloz de Amazon, el ambiente se vuelve cada vez más demandante para los trabajadores”, indica el artículo de Business Insider, publicado el 11 de septiembre de 2018.

Pero los empleados del gigante de las ventas en línea no son los únicos que sufren. En algunas de sus subsidiarias, las quejas también se acumulan.

El 6 de septiembre, el portal New Food Economy reportó que trabajadores de la cadena de tiendas Whole Food Markets comenzaron a circular una carta en la que se hacía un llamado a la sindicalización dentro de la empresa adquirida por Amazon en junio de 2017.

 

Abundan los reportes sobre condiciones laborales precarias en bodegas de Amazon (Foto: Álvaro Ibáñez)

Abundan los reportes sobre condiciones laborales precarias en bodegas de Amazon (Foto: Álvaro Ibáñez)

 

El documento cita recortes de personal y la pérdida de su derecho para adquirir acciones de la compañía como sus dos principales problemas desde la adquisición.

“No podemos permitir que Amazon remodele por completo el panorama minorista de Estados Unidos sin aceptar por completo el valor de los miembros de su equipo [...] Si Amazon y Whole Foods continúan este camino hacia un modelo laboral parecido al de Walmart, será una pérdida tremenda para todos nosotros”, señala la carta.

Al otro lado del Atlántico, las cosas no son muy distintas. El 16 de julio de ese año, aproximadamente 2 mil trabajadores convocaron un paro de labores en una bodega de la empresa localizada en Madrid, España.

Los empleados protestaron contra salarios bajos y prestaciones laborales pobres, además de una carga excesiva de trabajo. El paro concordó con el Prime Day de Amazon, en el que la compañía ofrece ofertas a usuarios que pagan una membresía anual. Dos días después, la empresa anunciaría que ese fue el día en el que vendió la mayor cantidad de productos en su historia: más de 100 millones.

Y los reportes no terminan. La prensa internacional ha escrito varias historias tan solo sobre las condiciones de precariedad con las que tienen que lidiar los empleados de bodega de Amazon.

En julio de 2018, el diario inglés The Guardian publicó un reportaje en el que revela que varios trabajadores de bodega del minorista virtual están expuestos a accidentes en sus áreas de trabajo y cómo varios de ellos quedan económicamente desprotegidos tras sufrir accidentes graves mientras laboran.

“El énfasis de Amazon en cumplir su alta demanda de pedidos ha resultado en condiciones de trabajo inseguras para sus trabajadores de bodega”, señaló el diario.

 

Bezos VS Sanders

Los reportes de malas condiciones laborales para los empleados de menor nivel de Amazon han abundado tanto que llamaron la atención de Bernie Sanders, un senador demócrata que compitió con Hillary Clinton para ser el candidato presidencial de su partido en las elecciones de 2016.

Sanders anunció el 5 de septiembre una propuesta de ley –conocida popularmente como “la Ley Detengan a BEZOS”-  con la que planea cobrar un impuesto a empresas como Amazon y Walmart dependiendo del número de sus trabajadores que califiquen para apoyos gubernamentales por bajos ingresos.

Amazon ya había sido criticada por Sanders a mediados de julio por las pésimas condiciones de trabajo en bodegas reportadas por la prensa. A finales de agosto, la compañía respondió señalando que la información publicada sobre sus centros de trabajo era “engañosa e imprecisa”.

El 16 de julio, Jeff Bezos fue declarado el hombre más adinerado en la historia moderna; su fortuna rebasó los 150 mil millones de dólares (2.8 millones de pesos), según el Índice de Billonarios del portal financiero Bloomberg.

El 13 de septiembre de 2018, el fundador y presidente ejecutivo de Amazon informó a través de su cuenta oficial de Twitter que dedicaría 2 mil millones de dólares a construir planteles pre-escolares en comunidades de bajos ingresos y ayudar a familias sin hogar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Trabajadores de Whole Foods se movilizan hacia la sindicalización, New Food Economy, 6 de septiembre de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Huelga en la planta de Amazon en Madrid en un día clave de ventas, El País, 16 de julio de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Los perturbadores testimonios de los repartidores de Amazon podrían revelar el verdadero costo humano del “envío gratis”, Business Insider, 11 de septiembre de 2018