Política Social y Seguridad

​​​​​​​Adelgazan ingresos de comida rápida en primer semestre de 2018

Los ingresos del sector de comida rápida registraron una variación anual negativa en junio de 0.2% tras cinco meses a la baja.

22-08-2018 12:05 Por : Arena Pública
El sector de restaurantes de servicio completo también ha visto una tendencia a la baja en la variación anual de sus ingresos
El sector de restaurantes de servicio completo también ha visto una tendencia a la baja en la variación anual de sus ingresos

 

¿Por qué es importante?: El mal desempeño del sector apunta a otros factores que están haciendo sentir su efecto en varios componentes de la economía del país, particularmente la inflación y la menor actividad económica.

Las cifras hablan: Durante la primera mitad del año, los ingresos del sector de comida rápida registraron una baja promedio de 0.53%, según los datos más recientes de la Encuesta Mensual de Servicios que da a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En febrero, la variación anual vio una contracción de 0.6% y en marzo de 0.1%. Para abril y mayo las cifras negativas rondaron el 2.5%, y en junio volvieron a 0.2%.

Los ingresos en restaurantes de servicio completo han mantenido sus variaciones en cifras positivas. Sin embargo, su tendencia ha sido la baja: en enero aumentó 9.1%, y en junio registró un descenso del 0.2%.

 

Ingresos restaurantes con servicio completo y de comida rápida

 

El estado de las cosas: La inflación en el sector de loncherías, fondas, torterías y taquerías fue del 4.75% en julio de 2018, según cifras del Inegi. En restaurantes y similares alcanzó el 4.87%, nivel similar al de la inflación general que fue de 4.81% ese mismo mes.

El Inegi reportó una reducción del 0.1% en el PIB durante el segundo trimestre de 2018 en relación con el trimestre previo.

Panorama general: La mayor inflación y una actividad económica a la baja, impactan los salarios reales, lo cual tiene un efecto sobre patrones de consumo.

Al menor valor de los salarios se añade la incertidumbre política que existía entonces (previo a las elecciones presidenciales) y la cautela generada por el rumbo que podría tomar el TLCAN.

¿Qué hay que ver?: El cierre de las renegociaciones del TLCAN se ve cada vez más cercano, lo cual ha favorecido al peso. La incertidumbre política también ha aminorado ya pasadas las elecciones, lo cual ha aumentado la confianza en los consumidores.

Ambos factores pueden terminar incentivando un mayor consumo durante la segunda mitad del año, lo cual favorecería al sector restaurantero y al panorama económico general.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Mensual de Servicios: segundo trimestre de 2018, Inegi, 31 de julio de 2018