El Código de Vestimenta del PRI para sus candidatos en las campañas electorales

12-03-2018 11:26 Por : Arena Pública
El manual de vestimenta del PRI les dice a los candidatos que no usen marcas ni accesorios llamativos. Foto: Pixabay
El manual de vestimenta del PRI les dice a los candidatos que no usen marcas ni accesorios llamativos. Foto: Pixabay

Con el propósito de mejorar su imagen pública para las campañas electorales que comienza el 30 de marzo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) contrató una consultora para que los candidatos a diputados y senadores "sobrevivan al calor sin perder el estilo", con tips sobre su arreglo personal para vestirse correctamente y evitar accesorio de marca.

En las recomendaciones generales del Código de Vestimenta, que la empresa Grupo Consultores en Comunicación a cargo de Margarita Jiménez Urraca (ligada a la secretaría de Desarrollo Social que preside Rosario Robles), se les dice a los funcionarios públicos que no llamen mucho la atención evitando usar cadenas o pulseras, accesorios de marca como cinturones, relojes llamativos o mancuernillas.

LEE: Esto recibe AMLO de Morena al mes y de las regalías de su último libro (VIDEO)

Asimismo, les muestran a detalle desde el tipo de pantalón y camisa adecuados, dependiendo la región que visitan, el jabón que deben usar y hasta el retoque de tinte, bigote o barba, así como el recorte de vello en oídos y nariz.

“Las camisas de manga larga siempre proyectarán mayor grado de autoridad, pero al atreverse a arremangarlas debe ser en la forma apropiada para no resultar fachoso" se puede leer en el documento dufundido por El Universal.

Al respecto de este manual, se ha evidenciado que es una forma de profesionalizar una práctica común entre los políticos, “se trata de un disfraz al final”, dijo el investigador del ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México), Vidal Fernando Romero León.

Además señaló que este protocolo de los políticos de “fingir estar cerca de la gente” atenta contra la democracia, siendo una de sus principales tareas, que no debe ser recordada a través de un manual.