Gobiernos y Finanzas Públicas

Licitaciones de jabones y medicinas, las menos abiertas a la competencia

06-03-2018 16:58

Grupo Fármacos Especializados y Farmacéuticas Maypo ganaron en licitaciones de gobierno un total de 115 mil 333 millones de pesos entre 2012 y 2017, equivalente al 21% de los gastado por el IMSS y el ISSSTE en contrataciones.

Las farmacéuticas siguen siendo las empresas que más ganan sin competir en las licitaciones de gobierno. Agrandar
Las farmacéuticas siguen siendo las empresas que más ganan sin competir en las licitaciones de gobierno.

De los 10 proveedores que más licitaciones recibieron por parte del Gobierno federal en adjudicación directa entre 2012 y 2017, cuatro son farmacéuticas y cuatro más comercializan productos de limpieza.

Así lo reveló el estudio Sistema Mexicano de Contrataciones Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) este 6 de marzo, en el que se identificaron las entidades con mayor riesgo de corrupción a la hora de entregar licitaciones.

Summa Company es la empresa a la que más se le entregan contratos sin siquiera invitar a dos competidores más.  Esta compañía está dedicada a la comercialización de marcas de jabones como Floral, Sasil y Henkel, pero también a la venta de la marca de participación estatal de leche Liconsa.

 

 

En seis años se le han otorgado 4 mil 107 contratos a Summa Company, más del 90% de estos por adjudicación directa, es decir que no compitió con nadie para obtenerlos.

Fábrica de jabón La Corona, Procter & Gamble México y Alen del Norte son las otras tres empresas dedicadas a la producción de artículos de limpieza que más contratos por adjudicación directa han recibido, en total cerca de 7 mil contratos, todos por esta vía.

Grupo Fármacos Especializados es la segunda compañía que más contratos recibe por la modalidad de ‘dedazo’, con 3 mil 109 contratos entre 2012 y 2017, en el 80% de ellos no ha tenido que competir contra ninguna otra empresa. A simple vista esta empresa podría ser como cualquier otra, sin embargo, pertenece a la familia Pérez Fayad, dueños también de la cadena de Farmacias San Pablo.

La tercera es Farmacéuticas Maypo, empresa mexicana que nació en 1993 y que se ha llevado 2 mil 934 contratos, 85% de ellos por adjudicación directa.

Entre más de 6 mil contratos que se le han dado a Grupo Fármacos Especializados y Farmacéuticas Maypo en cualquier tipo de modalidad, el Gobierno federal les ha pagado un total de 115 mil 333 millones de pesos en seis años, lo que los ha hecho el segundo y tercer proveedor de gobierno en donde se concentran la mayor cantidad de recursos por contratos.

 

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es la segunda institución que más gastó en contrataciones durante los seis años analizados por el Imco, 399 mil 994 millones de pesos.

La cuarta es el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con cerca de 150 mil millones de pesos, entre ambas fue un total de 549 mil 994 millones de pesos. El 21% de esto es igual a lo recibido por las dos farmacéuticas mencionadas.

 

Te puede interesar: Medicamentos genéricos, negocio millonario… pero no siempre efectivo para los pacientes, 1 agosto de 2017. 

 

Ante estos datos no es sorpresa que entre las entidades o dependencias identificadas por el Imco como las de mayor riesgo para la corrupción por la falta de competencia y montos pagados se encuentren el IMSS en segundo lugar, y el ISSSTE en tercero; el primer lugar le corresponde a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El Imco analizó 700 mil compras públicas del Gobierno Federal entre el último año del sexenio de Felipe Calderón, 2012, y el penúltimo de Enrique Peña Nieto, 2017.

El monto total por el pago de estas licitaciones fue mayor a 2.3 billones de pesos, equivalente al 10% del gasto público en todo el periodo analizado y solo a mil empresas se les asignó por adjudicación directa el 71% de los contratos, la más beneficiadas fueron las farmacéuticas.

 

MÁS INFORMACIÓN: Índice de Riesgos de Corrupción: El sistema mexicano de contrataciones públicas, IMCO, marzo 2018.

 

 

Comentar