Ricardo Anaya es acusado de crear fundación y triangular recursos

05-02-2018 12:36 Por : Arena Pública

De acuerdo con un reportaje publicado en la revista Proceso, Ricardo Anaya Cortés, actual aspirante presidencial por el PAN-PRD-MC,  creó en Querétaro una fundación que tiene como principal meta “fortalecer la conciencia democrática de los queretanos y su formación cívico-política”. 

Sin embargo, no ha sido utilizada para ello, si no que el precandidato por la coalición ‘Por México al Frente’ la usó para hacer un millonario negocio inmobiliario con amigos constructores a través de un “complejo esquema de triangulación y encubrimiento de operaciones financieras”, así lo cita la revista.

“La Fundación por más Humanismo A.C fue creada por Anaya en mayo de 2009, después de renunciar a la secretaría particular del gobernador panista de Querétaro, Francisco Garrido Patrón, y es en los hechos un ‘fantasma’, porque no existe registro de ninguna actividad pública y la omitió en su declaración 3de3.

“De acuerdo con documentación oficial y financiera que obtuvo Proceso, en 2010 Anaya recibió en la cuenta bancaria de la fundación un depósito de un millón 650 mil pesos del empresario Abraham Jaik Villarreal, dueño de JV Construcciones Civiles; con esa cantidad adquirió un terreno donde construyó un edificio que, en 2016, vendió en 7 millones 854 mil pesos a la empresa Agacel Agregados y Asfaltos, copropiedad de Lorena Jiménez Salcedo, presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro y ex secretaria particular del gobernador panista Francisco Domínguez Servién”.

Luego de que saliera el reportaje, Ricardo Anaya Cortés, rechazó haber recibido algún beneficio económico por sus actividades en la fundación. A través de un comunicado, el precandidato reconoció que él creó, en mayo de 2009, la Fundación por más Humanismo junto con los panistas Antonio Rangel Méndez, José Luis Báez Guerrero, Julio Sentíes Laborde, así como por el empresario ‘simpatizante’ Eduardo de la Guardia Herrera, exactamente como se publicó en Proceso.

Además mencionó que “la información del semanario en el sentido de que la fundación por él presidida compró, en 2010, un terreno en el municipio de El Marqués, Querétaro, y que ahí se construyó un edificio que se vendió, en 2016, dos años después de que él dejó de presidir esa asociación civil sin fines de lucro, lo que también se publicó”

Al finalizar su comunicado señaló, “La guerra sucia no nos va a detener. El PRI está desesperado y ya no sabe qué hacer para levantar la campaña en ruinas de su precandidato”