Política Social y Seguridad

Tabasco sufre la peor violencia: un tercio de los hogares se queda sin comer

70% de los hogares tabasqueños tienen alguna dificultad para satisfacer su hambre, el Estado mexicano viola su derecho a la alimentación.

21-09-2017 06:30 Por : Arena Pública
El 36% de los adultos tabasqueños dejaron de tener una comida al día por falta de dinero.
El 36% de los adultos tabasqueños dejaron de tener una comida al día por falta de dinero.

En Tabasco se ejerce una violencia sin cuernos de chivo, ni secuestros.

70% de los hogares tienen alguna dificultad para satisfacer su hambre. Un porcentaje significativamente mayor que el promedio a nivel nacional de 48%.

A fuerza de cotidianeidad el hambre que viven los tabasqueños dejó de ser un tema que hiciera ruido en la agenda pública.

Sin embargo, la pobreza es la peor forma de violencia en palabras del líder pacifista, Mahatma Gandhi, pues provoca exclusión, precariedad e indefensión, y los tabasqueños son los mexicanos que más la sufren a nivel nacional.

Un tercio de los hogares se quedó sin comida en un lapso de tres meses por falta de dinero de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 2016 publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Se trata del mayor porcentaje de hogares que sufren pobreza alimentaria a nivel nacional y equivalen a 193 mil 203 hogares, aproximadamente 714 mil personas si se multiplican por el número de integrantes promedio de una casa en México que son 3.7 personas.

El 36% de los adultos tabasqueños dejaron de tener una comida al día también por falta de dinero ya sea el desayuno, la comida o la cena. De ahí que en el 60% de los hogares vivan familias preocupadas por que se les acabe la comida, una proporción mayor a la media nacional de 42%.

La precariedad alimenticia que se vive en Tabasco contrasta con el edén natural que posee el segundo estado con la mayor producción de petróleo crudo a nivel nacional, poseedor de al menos 10 áreas naturales protegidas, playas y una tercera parte del agua dulce del país a través de los caudales del río Usumacinta y Grijalva. 

Pero la riqueza natural no florece en provecho de sus habitantes, aunque les ayuda a lidiar con el hambre.

El plátano originario de Tabasco es paradojicamente uno de los alimentos que más se desperdicia en México.

 

En el municipio de Tacotalpa, por ejemplo, la gente comenzó a cazar lagartos y monos para comer debido a que sus ingresos por el trabajo en el campo se devaluaron, reportó el diario local Tabasco hoy.

Más allá de las anécdotas, el hambre que se sufre en el estado sureño revela una violación de derechos a los tabasqueños por parte del Estado mexicano.

“Todo ser humano tiene derecho a una alimentación adecuada y tiene el derecho fundamental a no padecer hambre”, asegura la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés).

 

Te puede interesar: Trabajar solo para subsistir: Oaxaqueños destinan 45% de sus ingresos para comer, 30 de agosto de 2017.

 

Una de los ángulos más crueles de esta violencia son los niños. Casi la mitad de los hogares en Tabasco tuvieron que disminuir la cantidad de comida servida a un menor y en el 23% de las casas un niño se fue a la cama con hambre.

La precariedad alimenticia que se vive en Tabasco se explica más por la falta de empleo que por la pobreza.

Tabasco es el estado con la mayor tasa de desempleo a nivel nacional. El 7.3% de su población en edad laboral no tiene un trabajo, el doble que el promedio a nivel nacional que es de 3.2%.

Los tabasqueños no son los más pobres del país, de hecho el ingreso promedio de un hogar es 34% mayor al de Oaxaca, el estado más carente de México, con 12 mil 460 pesos mensuales, pero menor en 20% al ingreso promedio de un hogar a nivel nacional que es de 15 mil 500 pesos.

El hambre en Tabasco se explica en gran medida por la escasez de empleo.

 

La diferencia con Oaxaca es que en ese estado hay mucho más trabajo. La tasa de desempleo es una de las más bajas a nivel nacional con 2.1% de la población en edad laboral de acuerdo con el Inegi, aunque el 82% del empleo es informal.

Frente al hambre que se vive a nivel mundial el desperdicio de alimentos es un grave problema.

En México se desperdicia en promedio el 37% de la comida que se produce, con la cual se podría alimentar a 7.4 millones de personas en pobreza extrema. De forma paradójica uno de los alimentos más desperdiciados es el plátano que se produce en Tabasco, de acuerdo con la FAO. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Tabulados básicos de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 2016, Inegi, agosto 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Tasa de desempleo por estado, Inegi, segundo trimestre de 2017.