Política Social y Seguridad

Impunidad en México: 210 mil homicidios y solo 47 mil tras las rejas por este delito

Una encuesta del Inegi revela la situación de corrupción y carencias en todas las cárceles del país, así como que la mayoría de los internos están encerrados acusados de robo.

01-08-2017 13:39 Por : Arena Pública
Casi tres cuartas partes de los reos en México tienen entre 18 y 39 años de edad.
Casi tres cuartas partes de los reos en México tienen entre 18 y 39 años de edad.

En las cárceles mexicanas ni están todos los que son ni son todos los que están. Al menos eso queda de manifiesto al cruzar los datos de denuncias de delitos y las personas encarceladas por ellos.

En México hay 211 mil personas encerradas en prisiones del país. Siete de cada 10 ya fueron sentenciadas (poco menos de 148 mil), mientras que el resto (alrededor de 62 mil 500) esperan sentencia.

El robo es el delito por el que hay más personas encerradas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (Enpol) que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el lunes 31 de julio de este año.

Sin embargo, como dijeran algunos especialistas en materia de seguridad pública, si las cifras de delitos van en aumento en el país, es porque la probabilidad de ser detenido y condenado es muy baja.

 

Te puede interesar: Estados Unidos líder mundial de prisioneros, México es séptimo, 24 de mayo de 2017.

 

“Las causas de la violencia acaban siendo una: la impunidad. La gente mata y la gente muere porque nada sucede y nadie reacciona cuando alguien mata o alguien muere. Y nada sucede porque a nadie en una posición de poder le importa”, describió en analista en seguridad, Alejandro Hope en su columna publicada en el diario El Universal el 24 de julio de 2017.

En el país, de los 210 mil homicidios en una década hay únicamente 47 mil personas encerradas en una cárcel mexicana por este delito, según los datos del Inegi, casi 35 mil 500 ya recibieron sentencia y cerca de 12 mil están a la espera de que un juez determine si son inocentes o culpables.

 

 

Este dato revela el margen de impunidad que goza alguien que decide terminar con la vida de otra persona. Pero hay más.

Entre 2007 y 2016 se denunciaron 139 mil 641 violaciones en el país, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, pero tras las rejas solo hay 20 mil 313 personas, de las cuales 16 mil 477 ya fueron encontrados culpables y sentenciados, mientras que otros 3 mil 836 están aún en medio del juicio.

 

 

En las prisiones del país hay 2 mil 938 personas sentenciadas por privación ilegal de la libertad y mil 956 que esperan sentencia, la suma de 4 mil 894 personas acusadas de este delito, dista mucho de las 11 mil 852 averiguaciones previas por secuestro abiertas entre 2007 y 2016.

El mayor contraste se da en el robo de vehículos. México es un país en el que en una década se robaron 1.9 millones de autos (500 mil con violencia y 1.4 millones sin violencia), pero solo hay 23 mil 809 personas en la cárcel acusadas de este delito, de las cuales 18 mil 239 ya fueron sentenciadas y 5 mil 570 esperan sentencia.

 

Te puede interesar: La década de los 210 mil asesinatos: 42% jóvenes y 10.7% mujeres, 27 de julio de 2017.

 

Se trata solo de algunos delitos, pero estas cifras reflejan que si algunas personas comenten delitos es porque saben que pueden y que difícilmente terminarán en la cárcel.

 

La radiografía de las cárceles

Las cárceles mexicanas están llenas de ladrones. 36 de cada 100 reos está tras las rejas acusados de robo en alguna de sus modalidades (de vehículo, a transeúnte, a negocio, en casa habitación y de autopartes, entre otros).

Homicidio, violación y portación ilegal de armas son los otros delitos por los cuales hay más personas encerradas en alguna cárcel del país, según la Enpol.

 

 

Uno de cada cuatro internos en algún penal del país está ahí al menos por segunda vez, es decir son reincidentes, lo que pone en duda la eficiencia en readaptación social que, por definición, deben tener estos centros.

Una vez encerrados, los delincuentes sentenciados y los presuntos delincuentes entran al infierno.

La mitad de la población privada de su libertad comparte celda con al menos cinco personas más, pero la cosa puede ser peor: casi 13% habita con 15 personas más en su celda.

 

 

El Estado no es capaz ni siquiera de tener una cama para cada interno, pues la encuesta revela que 12.5% de los reos debe compartir su cama.

Pero no es la única carencia: 30% no tiene agua potable en su celda, a 11.5% le falta un lugar para su aseo personal, casi 6% carece de drenaje y 2.5% no cuenta, ni siquiera, con energía eléctrica.

 

Te puede interesar: Privatización de cárceles viola derechos humanos, convierte a presos en medio para obtener ganancias, 19 de septiembre de 2016.

 

Y hay más: a 23.5% de los internos no se les proporciona ropa, 31.3% no tiene cobijas, a 56.6% no les dan calzado y 59.1% debe “rascarse con sus propias uña” para conseguir artículos de aseo personal.

Estas son algunas de las causas por las cuales tres de cada 10 internos se sienten inseguros en la cárcel donde están encerrados y uno de cada cinco, incluso dentro de su celda.

También este panorama puede ser causa de la corrupción que, según la encuesta del Inegi, afecta a 40% de los internos.

 

Siete de cada 10 internos en los penales del país tienen estudios menores a la preparatoria.

 

Y es que todo tiene su precio dentro una cárcel. Dos terceras partes ha pagado para evitar el pase de lista; la mitad, por tener un aparato eléctrico en su celda; una tercera parte por tener acceso a un teléfono o por recibir comida, y uno de cada cuatro por ejercer su derecho a la visita conyugal.

Los “ganones” en primera instancia de esta enorme red de corrupción son los propios custodios de los penales, pues casi nueve de cada 10 internos reconocen que el pago ilegal para obtener un beneficio dentro de la cárcel se le hizo a ellos.

Obviamente, nadie habla de ello. Solo cinco de cada 100 se quejó o denunció la corrupción.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Población Privada de su Libertad, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 31 de julio de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas delictivas del fuero común, Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, fecha de consulta 1 de agosto de 2017.