Gobiernos y Finanzas Públicas

Ciudadanos hacen labores de una PGR incapaz de atender la crisis de los desaparecidos

Surge una necesidad de contar con una Fiscalía realmente autónoma para mitigar la enorme cifra negra desaparecidos en México, aseguran organizaciones y brigadas de búsquedas independientes, que tienen un método de trabajo con el que ni siquiera cuenta el Estado.

15-12-2016 11:00 Por : Arena Pública
Las madres de Ciencia Forense Ciudadana crearon una colección de muestras de ADN extraídas de familiares para ayudar identificar a los desaparecidos.
Las madres de Ciencia Forense Ciudadana crearon una colección de muestras de ADN extraídas de familiares para ayudar identificar a los desaparecidos.

“¿Sabe qué señora? definitivamente nosotros no estábamos preparados para esto, nosotros no buscábamos desaparecidos, nuestra área era buscar delincuentes y grandes capos.”

Confesó un personaje de alto nivel dentro de la Procuraduría General de la República (PGR) a Graciela Pérez, una de las co-fundadoras de Ciencia Forense Ciudadana, la organización civil que tomó la iniciativa para involucrarse en tareas que corresponden a las autoridades pero que han rebasado sus capacidades ante los casi 28 mil desaparecidos registrados oficialmente.

Las madres que integran Ciencia Forense Ciudadana crearon el Bio-banco Nacional Ciudadano de Familiares de Personas Desaparecidas, una colección de muestras de ADN extraídas de familiares que tiene por objetivo ayudar identificar a los desaparecidos.

“Cuando Ciencia Forense inició nos satanizaron. Antes el tema forense no se veía de la forma como se ve hoy, el acceso de éste a las familias antes era un tema sólo para expertos,” comenta Graciela.

El Economic and Social Research Council del Reino Unido otorgó un premio a la labor de estas madres que les permitió comenzar a construir el bio-banco con las primeras 1,500 muestras de ADN que se destinaria a conformar 430 expedientes de desaparecidos, pues por cada caso se requieren tres muestres biológicas de familiares.

La información del bio-banco se cruza con otra gran base de datos que contiene información recabada en las búsquedas forenses. Las pruebas son enviadas a un laboratorio en Guatemala y cada una tiene un costo de 16 mil pesos aproximadamente.

Graciela explica que actualmente han podido financiar su labor pero que llegará un momento en que el presupuesto se agote y se verán obligadas a pedir ayuda a la ciudadanía. La organización ha sido afectada por la depreciación del peso frente al dólar porque las pruebas de ADN se pagan en dólares.

El proyecto arrancó hace más de dos años y también es financiado por la Universidad de Durham del Reino Unido. El apoyo no sólo es económico, antropólogos, forenses independientes, sociólogos, la Cruz Roja y algunas instituciones como la Universidad Autónoma Metropolitana se han ofrecido a trabajar de manera voluntaria en la capacitación de las madres.  

“No nos quejamos de la atención sino de la acción (de la PGR) ¿qué están haciendo con nuestros expedientes? ¿qué están buscando? y ¿cómo los están buscando? [...] de la atención no me puedo quejar. Pero no queremos una palmadita, ni que nos sienten en una gran reunión para estar hablando, nosotros queremos acciones, queremos agenda de trabajo,” concluye Graciela.

A FONDO: Incidencia Delictiva 2016, Secretaría de Gobernación (SEGOB)

A FONDO: Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2016, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A FONDO: Ciencia Forense Ciudadana (CFC)

A FONDO: Movimiento por nuestros desaparecidos, sitio web. 

MÁS INFORMACIÓN: Murales callejeros que gritan la realidad de los desaparecidos de Veracruz, 14 de diciembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: El largo viaje de buscar a sus muertos con sus propias uñas, 14 de diciembre de 2016.