Economía y Sistema Financiero

Millennials, la generación que busca rentar antes que comprar

07-04-2017 09:30

Rentar en vez de comprar permite a los millennials cumplir cualquier capricho a la hora que deseen, pero por tiempo limitado.

Los nuevos negocios digitales como Uber o Airbnb ofrecen servicios premium al alcance de los ingresos de los millennials. Agrandar
Los nuevos negocios digitales como Uber o Airbnb ofrecen servicios premium al alcance de los ingresos de los millennials.

En la vida de un millennial pocos caprichos están fuera de su alcance.

Vivir en una casa del árbol llena de lujos, gozar de un tour privado por una ciudad desconocida o tener un vestido de gala el día que lo necesitan.

Para esta generación nacida entre 1980 y 2000 todo puede ser posible, aunque sea por cuestión de días.

Las comodidades eternas no fueron hechas para ellos, en parte porque sus salarios no lo resistirían.

El salario promedio de un joven recién egresado de la universidad va de 5 a 10 mil pesos en México y el 67% de ellos continúa viviendo con sus padres o algún familiar, reveló la Encuesta Nacional de Juventud 2010.

Con un ingreso de 10 mil pesos, un millennial mexicano apenas tendría una sexta parte del salario promedio mínimo para pedir un crédito hipotecario que compre un departamento en la Ciudad de México.

Un inmueble con dos habitaciones y dos baños tiene un valor promedio de 3.2 millones de pesos en la capital del país.

Sin embargo, el sueldo de estos egresados es más que suficiente para pasar un fin de semana en Valle de Bravo en compañía de sus amigos, teniendo como zona de descanso un departamento de estructura rústica, con terraza, jacuzzi exterior, zona para asados y un área de meditación junto al río.

El costo por esta experiencia de dos noches costaría 6,720 pesos, según una cotización de Airbnb; pero claro, sería dividida entre los seis huéspedes que están permitidos, por lo que la noche costaría 560 pesos.

La clave se encuentra en la división de costos.

Actualmente la llamada economía colaborativa -donde se ofrecen bienes o servicios a cambio de una renta- ha llevado a miles de jóvenes a poseer cuantos servicios necesiten, aunque sólo sea por unas horas o días, plataformas como Uber, Airbnb o BlaBlaCar son ejemplos de ese modelo.

Parte de su éxito radica en la apertura de los nuevos adultos para probar los negocios digitales, a esto se suma una mezcla de valores de confianza, conveniencia y sentido de comunidad que han desarrollado, asegura la consultora PwC en su informe 2015 sobre economía colaborativa.

 

Te puede interesar: Y tú... ¿eres adicto a Netflix?, 10 de marzo de 2017. 

 

Una encuesta realizada por la compañía reveló que 86% de los adultos en Estados Unidos estuvieron de acuerdo en que la economía colaborativa hacía la vida más accesible, además 43% mencionó que ser propietarios de un bien se sentía como un estorbo.

El crecimiento de la economía colaborativa va a pasos agigantados, se espera que para 2025 sus ingresos sean de 335 mil millones de dólares.

Lo que equivalente a 24 veces los ingresos generados en 2014 -por 14 mil millones de dólares- en el sector automotriz, hospedaje, financiamiento, empleo de personal y transmisión multimedia, asegura la consultora.

 
 

Comentar