Tecnologías

¿Por qué Bill Gates ha invertido 200 mdd en retretes?

Bill Gates lleva siete años dedicando cientos de millones de dólares de su fundación para el desarrollo de retretes de alta tecnología.

23-11-2018 08:00 Por : Arena Pública
Bill Gates confía en que retretes de alta tecnología pueden salvar vidas (Foto: Gates Notes)
Bill Gates confía en que retretes de alta tecnología pueden salvar vidas (Foto: Gates Notes)

“Acabo de viajar al otro lado del mundo para darle un vistazo a un retrete”, escribió Bill Gates en su blog personal el 5 de noviembre de 2018.

Ese día, Gates se encontraba en la ciudad china de Beijing para ser testigo y juez de un puñado de retretes de alta tecnología, algo a lo que el empresario ha dedicado no solo tiempo, sino también cientos de millones de dólares de inversión en los últimos siete años.

Pero, ¿qué busca el arquitecto de Microsoft y uno de los hombres mas adinerados del planeta en un dispositivo tan aparentemente común y vulgar como un inodoro, independientemente de qué tan avanzada sea la tecnología que lo hace funcionar?

 

Te puede interesar: Microsoft en las nubes: obtiene beneficios por 8 mil 824 mdd en tercer trimestre, 24 de octubre de 2018

 

De acuerdo con el mismo Gates, invertir en mejor tecnología de retretes tiene como principal objetivo salvar vidas.

 “Muchos de nosotros en el mundo desarrollado damos por sentado los inodoros. Pero hoy 40% de la población mundial no tiene acceso a ellos. En su lugar defecan en campo abierto, lo cual contamina los suministros de agua y comida”, señala Gates en un artículo de su blog personal publicado en abril de 2013.

El dueño de Microsoft tiene un largo historial de actividad filantrópica. Sin embargo, tan solo el volumen de potenciales usuarios de sus inodoros de alta tecnología llamaría la atención de cualquier hombre de negocios.

Hay aproximadamente 4 mil 500 millones de personas en el mundo que no cuentan con un sistema seguro para el despojo de deshechos fecales, además de que 2 mil 300 millones  sin acceso a servicios de sanitación básica, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El manejo propio de desechos humanos puede ser una inversión muy atractiva económicamente debido a los beneficios de salud [...] existe un mercado bastante substancial en potencia, además de considerables beneficios económicos”, señaló Guy Hutton, consejero en temas de agua, higiene y sanitación para la oficina de la Unicef en Nueva York, al portal Bloomberg el 5 de noviembre de 2018.

A esto hay que añadir que por cada dólar invertido en higiene y sistemas de sanitación de agua se reciben beneficios por 4.30 dólares, según datos de la OMS a enero de 2018.

 

Te puede interesar: El éxito de los millonarios de Forbes va más allá de una sola empresa, 3 de agosto de 2018

 

No extraña entonces que Gates se tome muy en serio el desarrollo de retretes de alta tecnología. En 2011 organizó el primer Reinvent the Toilet Challenge (“El Reto Reinventa el Retrete”), una iniciativa en la que otorga dinero a varios laboratorios alrededor del mundo para que creen inodoros usando diseños innovadores y nuevas tecnologías.

Desde entonces, Gates ha invertido aproximadamente 200 millones de dólares a través de su organismo filantrópico –la Fundación Bill y Melinda Gates-  en el desarrollo de lo que él mismo ha llamado “mejores retretes”.

“Alguna vez soñamos con computadoras personales que cualquiera pudiera utilizar [...] y es por eso que hemos invertido más de 200 millones en los últimos siete años trabajando con varios socios para desarrollar una nueva generación de tecnologías de sanitación que no requieran de drenaje”, dijo Gates durante el más reciente Reinvent the Toilet Challenge, celebrado en Beijing.

 

Reinventando el retrete

Parece difícil de creer que un instrumento que aparenta estar tecnológicamente resuelto -como es el caso del inodoro-, podría ser objeto de innovación tecnológica, pero es precisamente lo que Bill Gates ha logrado con su Reinvent the Toilet Challenge.

Entre los retretes innovadores de su última edición se encuentra uno desarrollado por la Universidad de South Florida que funciona con energía solar y cuenta con una membrana que filtra y trata el agua sucia utilizando bacterias que devoran los desechos sólidos al otro lado de la membrana.

 

 

La Universidad de Cranfield, en Reino Unido, presentó un retrete que no necesita cargas de agua para deshacerse de los desechos; utiliza un taladro que separa el agua de las heces, mandando la primera a un filtro que la limpia para su reutilización, mientras que lo segundo se incinera.

La plataforma Helbling llevó al evento un sistema que trata el agua junto con las heces y la orina, calentándolas a temperaturas muy altas y bajo presión, lo cual da como resultado agua filtrada para reutilizar y una porción de sólidos quemados pero inofensivos.

La manufacturera Janicki, por su parte, mostró un inodoro que seca los desechos hasta convertirlos en hojuelas delgadas y fáciles de quemar. El calor generado por este proceso se utiliza para secar el siguiente lote de desechos, y el vapor de agua que surge es capturado, condensado y filtrado para obtener agua limpia.

“Estoy convencido de que retretes como estos jugarán un papel crucial en la mejora de servicios sanitarios en todo el planeta”, señala Gates en un video que representa varios de sus inodoros de alta tecnología.

 

MÁS INFORMACIÓN: Por qué el mundo merece mejores retretes, Gates Notes, 5 de noviembre de 2018