Tecnologías

El Proyecto Texas: la solución de TikTok ante un Congreso escéptico

Durante una jornada de cuatro horas de preguntas por parte de los congresistas, Shou Zi Chew, CEO de TikTok, defendió la aplicación pero el futuro de la red social china es incierto en Estados Unidos.

27-03-2023 13:58 Por : Arena Pública
Shou Zi Chew, CEO de TikTok, testifica ante el Congreso de EU el 23 de marzo (Imagen: Cuenta de Twitter de CSpan)
Shou Zi Chew, CEO de TikTok, testifica ante el Congreso de EU el 23 de marzo (Imagen: Cuenta de Twitter de CSpan)

TikTok se encuentra en medio de la incertidumbre después de que Shou Zi Chew, CEO de la empresa, pasara cuatro horas frente a los congresistas de Estados Unidos para testificar ante las acusaciones de espionaje por parte del país norteamericano. El pasado jueves rindió cuentas, aunque no salió limpio de la batalla.

 

Antes de la reunión del jueves, ya se había planteado la idea de que TikTok podría salvarse si los empresarios chinos vendían sus acciones, una ultimátum por parte del gobierno de los Estados Unidos que, más tarde, el  portavoz de TikTok, Brooke Oberwetter, rechazó

Zi Chew tampoco cedió frente a los congresistas. El empresario rechazó la propuesta de alejar a los empresarios chinos de la participación de TikTok, argumentando que  no cree que “la propiedad sea el problema”, mientras señaló a otras compañías de redes sociales que han manejado incorrectamente sus datos, como Facebook y su relación con la ahora desaparecida Cambridge Analytica.

Sin embargo, tenía que surgir otra alternativa para mitigar la preocupación del gobierno estadounidense que acusa a la empresa de espionaje a través de la aplicación. Ésta se llama “Proyecto Texas”. 

El Proyecto Texas se trata de  un nuevo programa en el que el acceso a los datos generados por la empresa china en Estados Unidos es administrado por empleados de la misma nación a través de una entidad separada, llamada “TikTok US Data Security”, que se ejecuta independientemente de ByteDance, la empresa matriz china de TikTok, y es monitoreada por observadores externos, según lo dio a conocer el diario, Austin American Statesman. Sin embargo, algunos congresistas se mostraron escépticos, e incluso rechazaron el proyecto. 

 

En realidad, toda la audiencia fue bastante dura para Zi Chew. Inclusive algunas de las preguntas hechas por los congresistas fueron tildadas de “absurdas” por la opinión pública, como aquella en la que se le interroga al CEO de TikTok sobre si “¿TikTok accede a la red WiFi doméstica?”, a lo que Zi Chew respondió con respuestas muy cortas y obvias, como "esto es necesario para tener acceso a internet", pero que sirvieron como puntos de crítica para los congresistas. 

 

La preocupación por parte de los legisladores y del gobierno de los Estados Unidos parece no encontrar respuestas suficientes que disipen las ideas de espionaje que, incluso, se han incrementado a medida que pasa el tiempo. Mientras tanto, no hay certidumbre sobre lo que pasará con TikTok en el país norteamericano. 

TikTok lleva tiempo enfrentándose a las vicisitudes que el gobierno estadounidense le plantea. Por un lado, la administración del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, buscó vetar a TikTok citando preocupaciones sobre la seguridad nacional y la privacidad de los datos. La preocupación era que la compañía matriz de TikTok, ByteDance, estuviera compartiendo información de usuarios estadounidenses con el gobierno chino, reportaba El País. 

También se argumentó que la aplicación podría ser utilizada para propaganda y manipulación política por parte del gobierno chino. Sin embargo, hasta la fecha TikTok ha negado estas acusaciones y ha insistido en que los datos de los usuarios estadounidenses están almacenados en servidores ubicados fuera de China y que no se comparten con el gobierno chino. 

La empresa también ha tomado medidas para aumentar la transparencia y la seguridad de los datos, incluyendo la apertura de un centro de datos en Estados Unidos y la contratación de expertos en seguridad y privacidad de datos. A pesar de estas medidas, la administración de Trump continuó presionando para vetar a TikTok, aunque finalmente no lo logró debido a decisiones judiciales y cambios en el gobierno.

El tiempo ha transcurrido y aún no hay una respuesta clara sobre el veto o no a la empresa china; sin embargo, la más reciente audiencia del mandamás de TikTok en el Congreso de los Estados Unidos no ha dejado satisfechos a los congresistas, quienes se mostraron escépticos ante las respuestas de Chew.