Economía

Reapertura en EU jala a la economía mexicana en junio, pero el consumo sigue deprimido

Las exportaciones manufactureras crecieron 83.6% en junio impulsadas por un repunte de 534% en las exportaciones automotrices después del cierre parcial de la producción de vehículos en EU durante mayo.

27-07-2020 13:45 Por : Arena Pública
El saldo de la balanza comercial en junio -con cifras originales- creció 118.3% respecto de junio de 2019, con cifras de Inegi. En el primer semestre registró una caída de (-)17.8% en comparación anual. (Imagen: IIEG, Jalisco)
El saldo de la balanza comercial en junio -con cifras originales- creció 118.3% respecto de junio de 2019, con cifras de Inegi. En el primer semestre registró una caída de (-)17.8% en comparación anual. (Imagen: IIEG, Jalisco)

En junio, las exportaciones de mercancías repuntaron 75.57%, ajustadas por estacionalidad, respecto de mayo; mientras que las importaciones crecieron 22.24% en comparación mensual, según datos de Inegi. Con ello, el superávit comercial en junio -ajustado por estacionalidad- fue de 4,619 millones de dólares, un cambio significativo respecto del déficit de (-)4,094 millones de dólares registrado en mayo. El repunte es atribuido a un importante superávit en la balanza de productos no petroleros (4,996 millones de dólares). El incremento sorprendió a los analistas que habían estimado un superávit mucho menor.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE? Después de la fuerte caída de la actividad económica en mayo (IGAE, -21.6% en comparación anual, y -2.6% en comparación mensual) se esperan indicadores que den señales de que la crisis tocó fondo en mayo.

Además de las cifras menos pesimistas de junio de la balanza comercial que dio a conocer Inegi, el jueves 30 se publicará el dato preliminar del PIB al segundo trimestre (abr-jun). Los analistas de Citibanamex esperan una caída de (-)16.5%, mientras que Banco Base preve (-)18.0% para el PIB al II trimeste en comparación anual.

LOS DETALLES

1. Las exportaciones no petroleras, con cifras desestacionalizadas, crecieron 76.93% en junio respecto de mayo. Fueron las exportaciones manufactureras las que impulsaron este crecimiento con un avance de 83.57% en el mes. Las exportaciones manufactureras no automotrices crecieron 40.94% en el mes. Las exportaciones automotrices crecieron 534.4% en junio vs mayo, derivado de una muy baja base de comparación en mayo por el desplome que sufrieron estas exportaciones en mayo debido al cierre de la producción en Estados Unidos.

2. Las importaciones no petroleras, con cifras desestacionalizadas, crecieron 23.08% en junio respecto de mayo. El mayor crecimiento intermensual se dio en las importaciones de bienes de uso intermedio no petroleros con 28.50%. Las importaciones de bienes de consumo no petroleros crecieron 4.17% y las importaciones de bienes de capital lo hicieron en 5.05%.

3. El saldo de la balanza comercial en junio -con cifras originales- creció 118.3% respecto de junio de 2019; mientras que en el primer semestre registró una caída de (-)17.8% en comparación con el primer semestre del año pasado.

EL PUNTO DE VISTA DE  Alonso Cervera, Managing Director in the Emerging Markets Economics Research, de Credit Suisse, escribió en su cuenta de Twitter: "Las exportaciones crecieron 77% en junio vs. mayo, reflejo de la reapertura. Su nivel en junio fue 17% inferior al de febrero. El crecimiento de importaciones fue mucho menor (22% vs mayo). Estos datos sugieren que el piso de actividad en México fue en mayo. Ya tocamos fondo"

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México, escribió, "las cifras de comercio exterior marcan el inicio de una recuperación, promovida fundamentalmente por la reactivación de mercado de exportaciones, gracias a la reapertura de las fronteras y el apoyo de un tipo de cambio favorable... Para que esta recuperación se convierte en un regreso robusto de la actividad económica, necesitamos primero que el consumo de los hogares empiece a crecer en los siguientes meses y posteriormente que se active la inversión fija bruta".

¿QUÉ HAY QUE VER? Las cifras de la balanza comercial muestran que la reapertura durante junio en EU "jaló" a la economía mexicana vía exportaciones manufactureras y, especialmente, automotrices, un sector altamente sensible para México. De allí que eventuales cierres de producción manufacturera por rebrotes del virus tendrán impacto en México. Por otro lado, el raquítico crecimiento de las importaciones de bienes de consumo y de capital -después del desplome sufrido en mayo- hacen notar que el mercado interno continúa deprimido.