Economía

China lidera recuperación del comercio mundial a expensas de EU

El gigante asiático aumentó su comercio exterior en 34.2% en junio, muy por encima de las expectativas de los analistas, mientras los Estados Unidos están alcanzando déficits récord.

05-08-2021 13:50 Por : Arena Pública
Las importaciones chinas en los Estados Unidos están repuntando a pesar de la hostilidad del gobierno.
Las importaciones chinas en los Estados Unidos están repuntando a pesar de la hostilidad del gobierno.

El comercio internacional se está recuperando de forma desigual. Mientras en el oriente están viviendo un crecimiento histórico, occidente se está quedando atrás. 

Para el primer trimestre del año, las exportaciones del continente asiático repuntaron 21% en comparación con el año anterior, en contraste con un reducido incremento de 1.9% en Europa y caídas en Sudamérica y Norteamérica de 0.1% y 2.2%, respectivamente, informó la Organización Mundial del Comercio en su Reporte Estadístico del Comercio Mundial 2021

La diferencia entre las variaciones es mayor si se considera que aunque el fuerte crecimiento asiático está explicado en parte por una baja base de comparación con el primer trimestre del 2020 -periodo en que se extendió el COVID 19 en China-, los niveles en occidente incluso siendo comparados con el trimestre previo al inicio de la pandemia en la región son aún más bajos.

Fuente: OMC

Durante 2020, el volumen del comercio internacional de bienes y servicios se desplomó 5.4%, su peor contracción desde la crisis del 2008. Sin embargo, la caída pudo haber sido aún más profunda si la comparación interanual no hubiera tenido como precedente la guerra comercial de Estados Unidos con China y Europa el año anterior, que redujo el crecimiento del comercio a tan solo 0.2%. 

Luego de la contracción del segundo trimestre, comenzó un proceso de recuperación divergente entre oriente y occidente pues en China, principal mercado asiático y origen del coronavirus, la pandemia fue superada a mediados del tercer trimestre de 2020 mientras en occidente iniciaban las segundas olas de coronavirus. 

Así, mientras China gozaba de una recuperación económica, el nuevo repunte de la epidemia en el invierno boreal causó que el comercio internacional de occidente, luego del breve impulso por la temporada navideña, volviera a caer o se estancara en su nivel de exportaciones. 

A la fecha China sigue liderando la recuperación del comercio mundial. Tan solo en junio, según reportó su Administración General de Aduanas, el comercio exterior chino creció 34.2%, en el que destaca un crecimiento de 32.2% en el valor de las exportaciones, muy por encima de las expectativas de los analistas quienes pronosticaban un incremento de 23.1%. 

Importaciones ante la reactivación

A más de un año de la pandemia, la recuperación económica de varios países está mostrando frutos en el rubro de las importaciones, cuyo incremento expresa la recuperación de los mercados internos.

El repunte del consumo, como está sucediendo en los Estados Unidos, provoca la reactivación de las industrias, las cuales tratan de hacer frente a la creciente demanda luego de la reapertura económica de varios de los sectores que habían entrado en letargo durante los peores momentos de la crisis sanitaria. 

Para producir lo suficiente las empresas estadounidense han comenzado a reactivar la demanda externa hacia sus tradicionales proveedores, como China y México. Tan solo en enero las importaciones estadounidenses desde el gigante asiático crecieron 17.4% interanual, un ritmo mucho mayor que el incremento de 2.5% de México. Sin embargo, el repunte de las importaciones chinas si bien necesarias, no van en la dirección que busca el gobierno de Biden, quien ha decidido continuar la guerra comercial que inició su predecesor Donald Trump.

Es necesaria debido a que el país asiático es el mayor exportador mundial de acero y uno de los mayores productores de semiconductores, dos insumos fuertemente demandados por el sector manufacturero y de la construcción, piezas claves en los planes de recuperación económica de Joe Biden.

Pero no es deseada debido a la alta dependencia a la que los Estados Unidos están siendo sometidos por su principal competidor en el mercado mundial. Para hacer frente a ello Joe Biden ha puesto en marcha varios proyectos de investigación tecnológica, entre ellos uno que invertirá 52 mil millones de dólares (MMD) con el objetivo de comenzar a producir sus propios semiconductores.

"En lugar de beneficiar a la economía [la guerra comercial], ha reducido el crecimiento económico y el empleo de Estados Unidos, lo que ha provocado una pérdida máxima estimada de 245,000 puestos de trabajo", advirtió a principios de año el Consejo Empresarial chino-estadounidense.

Sin embargo, la persistencia de aranceles a otros productos -como el acero europeo- no está facilitando las cosas para la industria estadounidense que actualmente vive una crisis de precios de las materias primas que están llevando a la inflación a niveles históricos.

En junio, la Oficina del Censo de los EU, señaló que el déficit comercial alcanzó los 75 MMD, un incremento de 6.7%, una cifra histórica. Además, el crecimiento de las importaciones en dicho mes fue de 2.1% (283,400 MD), también un récord de incremento mensual. 

México aprovecha demanda estadounidense

Para México, el hambre de importaciones en los Estados Unidos representó una oportunidad imperdible que aprovechó gracias al TMEC. 

Ante la caída del comercio con China, quien era su principal socio comercial, la Unión Americana comenzó a aumentar el volumen de su comercio exterior con sus vecinos del norte y sur. Tanto Canadá como México desplazaron a China de su puesto. 

Desde inicios de año, el comercio entre los países de Norteamérica se ha intensificado también producto de las normativas comerciales acordadas en el TMEC, como las reglas de origen para aumentar la participación de los tres países en la producción automotriz. 

Si bien en algunos meses Canadá ha superado a México como principal socio comercial de EU, al cierre del primer semestre México consolidó su primacía con un total de 320 MMD, en comparación a los 317 MMD canadienses y los 300 MMD chinos. No obstante, a nivel de exportaciones China siguió a la cabeza con 229 MMD contra 184 MMD mexicanos. 

El repunte de comercio con los Estados Unidos está beneficiando a México, pues está impulsando la recuperación económica del país, sin embargo, como advierten los analistas está generando una fuerte dependencia de los ingresos del exterior como las remesas y las exportaciones manufactureras.