Cultura

Artista de la semana #7: Spiritbox

Con líneas melódicas heredadas del post-hardcore, el excepcional rango vocal de Courtney LaPlante, ritmos complejos y riffs de gran peso, el primer respiro de Spiritbox fue una grata sorpresa.

19-09-2020 21:14 Por : Arena Pública
Spiritbox
Spiritbox

En la música, hay proyectos que buscan empujar los límites de lo que se conoce a partir de un género para poder experimentar con nuevos niveles de intensidad, textura y fuerza.

Uno de estos proyectos es Spiritbox, una banda de origen canadiense formada en 2017 y conformada por la cantante Courtney LaPlante, el guitarrista Mike Stringer y el bajista Bill Crook. Los inicios de este proyecto se remontan a la banda estadounidense Iwrestledabearonce, reconocida a nivel internacional por su combinación frenética de música electrónica, deathcore, metalcore, aunados a ritmos complejos, con los que creaban canciones caóticas, erráticas y bastante complejas. 

A mediados de 2012 Courtney LaPlante entraría como reemplazo temporal de la cantante Krysta Cameron. Sin embargo, para finales del año, el resto del grupo anunciaría que el cambio sería permanente. En 2015 Stringer entraría como guitarrista, sin embargo, la falta de comunicación dentro de Iwrestledabearonce, incertidumbre, varias tensiones y malos tratos (pues siempre eran tratados como “los reemplazos”) llevarían a que LaPlante y Stringer comenzaran a trabajar en su nuevo proyecto.

Su primer EP homónimo, lanzado en 2017, hizo que todos voltearan al proyecto con gran interés. Los ya conocidos talentos de LaPlant y Stringer demostraron que el cambio les estaba dando un espacio para sacar a relucir todas sus capacidades, por fin liberados de las limitaciones creativas que habían sufrido en el otro grupo. Con líneas melódicas heredadas del post-hardcore, el excepcional rango vocal de Courtney, ritmos complejos y riffs de gran peso inspirados por el djent, el primer respiro de Spiritbox fue una grata sorpresa.

En este momento es preciso resaltar la pieza en 3 partes “The Mara Effect” donde el grupo enmarca las disparidades entre pasajes de una gran belleza orgánica, adornados por figuras suaves de guitarra junto con algunos elementos electrónicos contra rupturas mecánicas demenciales, donde la distorsión de las guitarras y los guturales de Courtney trastornan su entorno. 

El año 2019 marcaría su “regreso” formal con el lanzamiento de otro EP conocido como “Singles Collection”, donde juntaron todas las canciones que crearon en el intermedio de su primer disco. Uno de los principales cambios que empezaron a manifestarse fue el acercamiento del grupo a un estilo aparentemente más errático. En un cóctel donde pareciera que artistas como Architects, Jinjer y Animals as Leaders fueron puestos en una licuadora, las canciones estallan de forma confusa y fascinante en un delirante vaivén entre elementos ligeros, melodías dulces, figuras aún más complejas y golpes densos que se intercalan perfectamente entre coros que forman en varias capas una cama sonora. La temática aprovecha para taclear temas de salud, física y mental, conflictos internos, así como las relaciones interpersonales y, aun cuando es una colección de sencillos aparentemente desconectados, mantiene una gran consistencia de principio a fin.  

Desde finales del año pasado, la agrupación ha continuado el camino marcado por su colección de sencillos, añadiendo más disonancias a su sonido, creando momentos incómodos llenos de fuerza en donde las discrepancias sonoras buscan que el impacto sea aún más profundo, en el cual los puntos más calmos sean mejor apreciados entre el mar de agresividad que brindan canciones como “Holy Roller”. 

Con toda firmeza creemos que son grupos como este los que marcan el futuro de los géneros que conocemos. Es por esto que les dejamos un playlist para que se adentren un poco más en el mundo de una de las bandas más originales en la actualidad, mientras que esperamos su primer álbum de larga duración.