Política Social y Seguridad

Robo de gasolinas en CDMX aumenta 406% en 5 meses: Azcapotzalco el epicentro

El robo de combustible se ha elevado en la CDMX y por su cercanía con la exrefinería, Azcapotzalco parece ser el blanco predilecto de los huachicoleros.

01-08-2018 06:30 Por : Arena Pública
Azcapotzalco se convirtió en la delegación predilecta para quienes cometen el delito federal de robo de combustible.
Azcapotzalco se convirtió en la delegación predilecta para quienes cometen el delito federal de robo de combustible.

El robo de combustible, mejor conocido como huachicoleo, va al alza en el país y la Ciudad de México no es la excepción.

De enero a mayo de este año Pemex reportó 76 tomas clandestinas en la Ciudad de México, un aumento de 406% comparado con las 15 tomas reportadas para el mismo periodo del 2017, de acuerdo con los informes de la empresa productiva del estado.

A diferencia del robo de combustible en otras regiones donde la densidad poblacional es baja o nula, el huachicoleo en la capital del país supone un riesgo mayor para los habitantes. Tomas clandestinas se encontraron los últimos meses en negocios adjuntos a casas-habitación o en lugares públicos.

Fuente: Reportes de tomas clandestinas 2017-2018, Petróleos Mexicanos

Azcapotzalco se convirtió en la delegación predilecta para quienes cometen el delito federal de robo de combustible.

Su cercanía con la terminal de almacenamiento ubicada en lo que alguna vez fue la Refinería 18 de marzo, así como los diversos ductos que la atraviesan, han convertido a esta delegación en una mina de oro para los huachicoleros.

El martes 3 de octubre del 2017 una bodega estalló sobre la avenida San Isidro. Protección Civil informó que el negocio aparentaba ser una comercializadora de sosa y piedra pómez, pero en realidad desde ahí se ordeñaba un ducto de Pemex.

 

 

En aquella ocasión la explosión ocurrió en una zona de fábricas y no hubo cifras mortales que reportar, no obstante, otras tomas en la delegación se han realizado en lugares rodeados de hogares familiares.

El 1 de junio del 2018 la policía capitalina detuvo a cinco personas que ordeñaban un ducto en la colonia Tezozómoc. Los vecinos alertaron a las autoridades por un fuerte olor a gasolina proveniente de una mueblería. Al arribar, los elementos policiacos encontraron a los ladrones inconscientes e intoxicados por los gases emanados del hidrocarburo.

De no haber informado a tiempo, la prensa pudo haber reportado una tragedia en vez de una toma clandestina.

 

Te puede interesar: Concesionados y sin supervisión, microbuses reinan. Abarcan 74% de viajes en transporte público, 24 de julio del 2018

 

La última toma clandestina de la que se tiene reporte se descubrió la madrugada del 24 de julio. Esta no se encontraba dentro de un negocio, sino en el interior del panteón de Santa Lucía, a 300 metros de distancia del Parque Bicentenario, lugar que alguna vez fue la Refinería 18 de marzo.

Los ductos de gasolina que conducen a la terminal de almacenamiento ubicada a un costado del Parque Bicentenario parecen ser los objetos de deseo de los ladrones de combustible.

Tomas clandestinas reportadas en las inmediaciones de la exrefinería 18 de marzo los últimos nueve meses

La terminal de almacenamiento recibe gasolina y diésel por cuatro poliductos: Tuxpan-Azcapotzalco, de 14 pulgadas de diámetro; Minatitlán- Azcapotzalco, de 16 pulgadas de diámetro; Tula- Azcapotzalco, de 12 pulgadas de diámetro; y Tula-Azcapotzalco, de 16 pulgadas de diámetro.

Los 19 tanques verticales atmosféricos permiten una capacidad de almacenamiento total de 1 millón 510 mil barriles con los cuales se abastece al Valle de México e incluso, de ser necesario, terminales externas de la región metropolitana.

Adicionalmente, la terminal suministra turbosina al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reportes de tomas clandestinas 2017-2018, Petróleos Mexicanos

MÁS INFORMACIÓN: Permiso de almacenamiento de petrolíferos otorgado a Pemex logística No. PL/11049/ALM/2015