Economía

Nace una nueva bolsa, pero ¿sobrevivirá BIVA a contracorriente de la tendencia global?

Competir con la Bolsa Mexicana de Valores sería el menor de los problemas para la naciente BIVA, en su carrera por consolidarse como la segunda bolsa de valores del país

25-07-2018 05:36 Por : Arena Pública
Biva comenzará su operaciones este 25 de julio como la segunda bolsa de valores de México.
Biva comenzará su operaciones este 25 de julio como la segunda bolsa de valores de México.

A partir del 25 de julio México cuenta con dos bolsas de valores: la ya conocida, Bolsa Mexicana de Valores (BMV); y la recién llegada, Bolsa Institucional de Valores (BIVA), pero ¿podrá sobrevivir?  

La metáfora del salmón es la inspiración de muchos emprendedores. Sin embargo, en muchas ocasiones se olvida que nadar a contracorriente también hace al salmón más vulnerable frente a los depredadores.

Competir con la BMV podría ser el menor de los problemas de BIVA en su carrera por consolidarse como la segunda bolsa de valores del país. La cultura empresarial poco proclive a la pulverización del capital, las leyes mexicanas que no favorecen del todo la bursatilización de las empresas e, incluso, la tendencia global hacia la concentración de las bolsas de valores, también juegan en su contra.

 

El mundo le dice adiós a las bolsas de valores

A nivel internacional el atractivo del financiamiento a través de las bolsas de valores se ha ido reduciendo según el análisis de la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos (NBER, por sus siglas en inglés).

Solo en EU la cantidad de empresas listadas por cada millón de personas cayó 50% en 16 años, pasando de una tasa de 30 en 1996 a 13 en 2012. En 2016 esta proporción ya se ubicaba en 11 según la institución.  

En México si bien la caída fue menor, con un estimado del 35%, siguió la tendencia de 22 de los 72 países analizados por los investigadores del NBER. Otros países que también experimentaron bajas fueron Portugal, Holanda, Brasil y Alemania.

 

Bolsa de Valores de Sao Paulo, Bovespa. Foto:Rafael Matsunaga / algunos derechos reservados.

Bolsa de Valores de Sao Paulo, Bovespa. Foto:Rafael Matsunaga / algunos derechos reservados.

 

BIVA se ha vendido como una opción para los emprendedores que han logrado madurar sus negocios. Sin embargo, la misma Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), reconoce que la “bolsa de valores puede no ser particularmente viable para emprendedores, que pueden tener una falta de recursos, conocimientos o finanzas para estructurar una IPO [Oferta Pública de Venta]”.

En los últimos años incluso las empresas con más de 10 mil trabajadores han dejado de buscar ser públicas en EU. En 2012 apenas el 45% de las compañías de este tamaño estaban listadas, un año antes eran más del 50%; y de aquellas de entre 2 mil 500 y 4 mil 999 trabajadores, solo el 20% estaba en bolsa, según el estudio de la NBER.

 

Te puede interesar: ¿Es posible un TLCAN en el sexenio de Peña?

 

El clima bursátil en México

Por décadas en México solo ha existido una bolsa de valores, misma que no integra a más de 170 empresas, todas clasificadas como empresas grandes, un tipo que solo representa el 0.2% de las que existen en el país.

El siguiente grupo son las empresas medianas, mismas que deben facturar entre 100 y 250 millones de pesos anuales para tener la clasificación. De éstas, se estima que existen alrededor de 16 mil según INEGI, pero no todas son elegibles, y de acuerdo con declaraciones de la directora de BIVA, Marina Ariza, tampoco todas están interesadas.

“Tenemos que hablar con ellas [las empresas], con los inversionistas, ver cuáles son sus planes y expectativas de crecimiento para convencerlas de que BIVA es una opción interesante para su desarrollo”, explicó Ariza en mayo 2018 durante un evento del Instituto de Desarrollo Empresarial de la Universidad Anáhuac.

 

Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Foto: Clinker / algunos derechos reservados.

Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Foto: Clinker / algunos derechos reservados.

 

Acceder a la bolsa implica cumplir con las reglas de ésta y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como el cumplimiento de cuotas y otros trámites burocráticos que, sin estar en bolsa, ya le resultan engorrosos al 23% de las empresas medianas según la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce).

De entre las empresas medianas, una de cada cuatro considera que no puede crecer por el exceso de trámites gubernamentales, por lo que es probable que no estén interesados en realizar los trámites que se requieren para listarse.

No obstante, existe un mercado empresarial dentro de este rubro de compañías que sí podría estar interesado en hacerse público y tal vez cumpla con los requisitos necesarios. Son 3 mil 372 empresas que aseguran no tener problema alguno para su crecimiento según la Enaproce, y con solo éstas ya se estaría hablando de tener 20 veces más empresas listadas que la BMV.

Sobre el financiamiento o la compra de valores se cuenta con poca información y solo se estima que al menos 1.2% de la población adulta cuenta con algún activo a través de algún fondo de inversión, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera que presenta datos de 2015.

El nacimiento de BIVA es apenas el primer paso, de un largo camino -hay que decirlo- cuesta arriba.

 

MÁS INFORMACIÓN: Brecha de empresas listadas en EU, Oficina Nacional de Investigación Económica, 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Inclusión Financiera que presenta datos de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Censos Económicos 2014, Inegi.

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE).

MÁS INFORMACIÓN: Financiamiento de Pymes y Emprendedores 2018, OCDE.