Empresas y Empresarios

Entrar de lleno a la era de Internet, desafío de la BBC

La BBC busca mantener su impacto en la sociedad frente al desafío de Internet y los intereses de las nuevas generaciones.

22-05-2018 07:40 Por : MEDIATELECOM
La BBC fue una pionera internet, sin embargo las visitas a sus páginas son pocas.
La BBC fue una pionera internet, sin embargo las visitas a sus páginas son pocas.

Para la BBC, el desafío actual es recrear la radiodifusión de servicio público para la era de Internet, ya que “los días en que todos los medios se distribuirán a través de Internet no están demasiado lejos”, así lo dijo Mathew Postgate, jefe de Tecnología y Producto de la BBC.

Durante la cumbre anual del Grupo de Televisión Digital en Londres, el ejecutivo de la BBC enfatizó en que no se trata de cuándo sino cómo hacer la transición para ser una emisora de Internet. En el caso de la televisión, señaló, este medio evolucionará “hacia algo más generalizado, más interactivo y más personalizado”.

El concepto de la radiodifusión de servicio público no sólo ha involucrado un conjunto de tecnologías, sino también un esfuerzo con valores y atributos abstractos que se han creado y nutrido a lo largo de décadas.

“Necesitamos que estos atributos de la radiodifusión se transfieran a la era digital y deberían tener la ambición de que se amplifiquen gracias al potencial creativo de Internet”, mencionó Postgate.

La BBC fue una de las primeras en adoptar Internet y ha sido pionera en nuevos servicios como BBC iPlayer; sin embargo, ofrece una minoría de visitas.

Otro cuestionamiento fue la relevancia de los canales televisivos frente a audiencias más jóvenes cuyo comportamiento de visualización podría ser menor. Por ejemplo, la edad media de un espectador de BBC One es actualmente mayor de 60 años, y para 2035 (año estimado por los participantes de la cumbre como el que la TV transitará por completo a Internet), superarán los 75 años, con la duda de saber si para el demás público será atractivo ese canal.

Parece probable que la radiodifusión convencional continúe como un servicio nocturno en el futuro previsible, aunque sólo sea porque es demasiado políticamente sensible como para desactivarlo, señaló Informitv en un artículo.

Las emisoras pueden necesitar formar sociedades de distribución con jugadores globales. El desafío será mantener los valores que han definido la radiodifusión de servicio público y cómo garantizar la importancia de los servicios públicos en una era de opciones infinitas.

 

Lee la nota original aquí.