Gobiernos y Finanzas Públicas

Con Ley de Comunicación Social mexicanos seguirán pagando la excesiva publicidad oficial

04-04-2018 13:39

La iniciativa de Ley de Comunicación Social aprobada mantiene los candados que han sido violados año tras año, dejando una regulación simulada a la publicidad oficial.

Ley de Comunicación Social permitirá el gasto excesivo en publicidad oficial. Agrandar
Ley de Comunicación Social permitirá el gasto excesivo en publicidad oficial.

Campañas como “Hagamos bien las cuentas” o “Lo bueno cuenta y cuenta mucho”, se seguirán financiando con los impuestos de los contribuyentes sin  ningún límite de gasto, de aprobarse la Ley General de Comunicación Social por el pleno del Congreso.

Este marte 3 de abril la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó con 15 votos a favor, ocho en contra y una abstención el decreto para expedir la ley destinada a regular el gasto en publicidad oficial y con ella favorecer la libertar de expresión en el país.

Sin embargo, la comisión omitió un detalle, garantizar que la ley en verdad incorporara el objetivo para el cual fue mandada a crearse desde 2014.

Y es que la iniciativa no pone ningún candado que no estuviera ya contemplado en las regulaciones actuales a los gastos en publicidad oficial, mismos que cada año se ido incrementando sin mirar su tope presupuestal; como lo han registrado las organizaciones Artículo 19 y Fundar en los últimos años.

El decreto aprobado por la comisión dice: “Este gasto deberá respetar en todo momento los montos, límites y condiciones de ejercicio que establezcan anualmente los presupuestos de egresos respectivos, así como su Programa Anual de Comunicación Social”.

 

Te puede interesar: Iniciativa de Ley General de Comunicación Social legaliza las malas prácticas, 2 de abril de 2018. 

 

La publicidad oficial seguirá dependiendo del presupuesto asignado, medida que no se ha cumplido desde 2013. Foto: César Guadarrama

La publicidad oficial seguirá dependiendo del presupuesto asignado, medida que no se ha cumplido desde 2013. Foto: César Guadarrama / algunos derechos reservados. 

 

Algo que todo proyecto sin importar que sea de comunicación social o infraestructura debe cumplir, pero que usualmente nunca ocurre. Es más, en cada año entre 2013 y 2016 -periodo hasta ahora analizado por Fundar y Artículo 19- siempre el presupuesto ejercido para comunicación social de gobierno federal ha rebasado en más del 30% lo aprobado por el Congreso.

En 2016 se suponía que todo lo que se podía gastar en publicidad oficial eran 4 mil 580 millones de pesos, pero terminaron gastando 10 mil 698 millones, más del doble permitido y todo con sacado del erario, que es todo lo que con impuestos, bonos y deuda recauda la federación para financiar los servicios que otorga.  

El decreto también incluye que “La revisión y fiscalización de los recursos públicos federales en materia de Comunicación Social se realizará a través de la Auditoría Superior de la Federación”. Proceso que ya se realiza y que por tal motivo los últimos datos sobre el exceso de gasto anual corresponden a 2016, último año ya fiscalizado por la ASF.

 

Ley de Comunicación Social no cumple con los objetivos de regular el financiamiento discrecional de la publicidad oficial.

Ley de Comunicación Social no cumple con los objetivos de regular el financiamiento discrecional de la publicidad oficial. Foto: Timothy Neesam / algunos derechos reservados. 

 

 

Por parte de transparencia se obliga a que todas las instituciones “incorporarán un informe semestral sobre el gasto en publicidad oficial en su portal de transparencia, que por lo menos contenga: Presupuesto asignado a publicidad, proveedores, contratación concertada hasta el momento y pago realizado a los medios de comunicación”.

Si bien esto ayudará a llevar un seguimiento de lo gastado no limita el gasto y dicha información ya se puede pedir por medio del portal de transparencia de cada institución.

Con estos candados ausentes los impuestos de los mexicanos se seguirán colando para financiar de más las campañas de publicidad oficial, mismas que, por si no fuera suficiente dañan la libertar de expresión de la prensa nacional y con ella a los ciudadanos, como señala el reportaje del New York Times de diciembre de2017.

Pues al ser el gobierno el gran comprador de publicidad de los medios, estos ceden el control de la información a su gran patrocinador, quien ‘no paga para que lo critiquen’.

 

MÁS INFORMACIÓN: Comisión de Gobernación aprobó dictamen para expedir Ley General de Comunicación Social, Cámara de Diputados, 3 de abril de 2018. 

MÁS INFORMACIÓN: Predictamen de Ley de Comunicación Social atenta contra #MediosLibres, Boletin Artículo 19, 2 de abril de 2018. 

MÁS INFORMACIÓN: Democracia simulada. Gasta en publicidad oficial, Artículo 19. 

Comentar