Se queda dormida en el tren y despierta con 100 libras en sus manos

31-01-2018 10:43 Por : Arena Pública
La joven estudiante recibió 100 libras de un desconocido cuando viajaba en tren. Fotos: Facebook
La joven estudiante recibió 100 libras de un desconocido cuando viajaba en tren. Fotos: Facebook

Una joven inglesa compartió a través de sus redes sociales una experiencia que según sus palabras "le devuelve la fe en la humanidad", debido a que al quedarse dormida en el tren, recibió una gran sorpresa que resolverían sus problemas financieros.

Ella Johannessen, publicó en su Facebook su profundo agradecimiento hacia un pasajero anónimo que le dejó algo en su regazo después de haberla escuchado hablar por teléfono con su madre sobre sus preocupaciones económicas.

LEE: Abuelita que domina el balón como Ronaldinho se hizo viral (VIDEO)

El pasado 27 de enero la estudiante viajaba en el tren que va de Virgin East Coast a Kings Cross a Leeds, en el Reino Unido; al subirse llamó a su madre bastante estresada y molesta por sus problemas de dinero y del poco que tenían.

Después de colgar, la chica se quedó dormida y al despertar, vio que un pasajero anónimo le había dejado en su regazo 100 libras (2,600 pesos aproximadamente).

Johannessen escribió en su red social lo que le ocurrió con el objetivo de su mensaje llegue a aquel desconocido y sepa el profundo agradecimiento que siente. El post de la joven estudiante ha llegado a ser compartido más de 12 mil 361 veces y tener más de 22 mil reacciones.

"¿Podría la gente por favor compartir este post?

Viajaba en el tren de Virgin East Coast que va de Kings Cross a Leeds, en el Reino Unido, el pasado 27 de enero.

Encontré un asiento y llamé a mi madre.

Estaba bastante estresada y molesta por mi situación financiera y estaba intentando localizar 35 libras que me habían enviado por una transferencia bancaria.

Hablé con ella acerca del poco dinero que tenía, lo preocupada que estaba sobre mis finanzas y me notó desesperada.

Después de hablar con mi mamá colgué el teléfono y me dormí.

Al despertar, media hora más tarde, noté una servilleta en mi regazo. Debajo de la servilleta había 100 libras. Empecé a llorar -esto es porque estaba increíblemente agradecida por la amabilidad de alguien que ni siquiera conozco--.

Después de unos terribles 18 meses en los que perdí a mi padre y a mis abuelos, la vida me mostró que hay bondad y buena gente en el mundo.

Voy a transmitir tu AMABILIDAD. Quiero darle las gracias a la persona que me dio este regalo, espero que finalmente lo vea".