Política Social y Seguridad

Los olvidados de Peña: 600 mil mexicanos con empleo nuevo pero sin seguridad social

24-01-2018 13:00

Trabajadores contratados por honorarios o fuera de nómina en empresas formales no cuentan con seguridad social, lo que incluye acceso al seguro social y a créditos de Infonavit.

La formalización laboral quedó incompleta al no proporcionar seguridad social a un número importante de trabajadores. Agrandar
La formalización laboral quedó incompleta al no proporcionar seguridad social a un número importante de trabajadores.

Laborar en el sector formal no siempre es sinónimo de prestaciones y seguridad social.

Miles de personas que comenzaron a laborar en una empresa o en el gobierno esperando recibir algún tipo de prestación, no la obtuvieron.

En diciembre de 2012 había 6.9 millones de  trabajadores sin prestaciones laborando en una empresa formal o en el gobierno, para finales del 2017 esta cifra llegó a los 7.5 millones, según datos de Inegi.

Esto representa 600 mil nuevos trabajadores que pagan impuestos sin el beneficio de los servicios médicos o los créditos para la vivienda.

Enrique Peña se impuso como meta incrementar el número de trabajadores con acceso a seguridad social y según datos oficiales logró acceder a más de 3 millones a las filas del IMSS e Infonavit. 

Sin embargo, esta formalización dejó fuera a un grupo importante de trabajadores: los contratados por honorarios o fuera de nómina dentro de una empresa registrada ante el SAT. 

 

Te puede interesar: Política fiscal mexicana con nulo impacto en la desigualdad, da igual tenerla que no, 19 de enero de 2017.

 

La razón de ello se encuentra en la reforma fiscal de 2014 que, entre otras medidas, subsidió el costo de inscripción al IMSS e Infonavit a patrones y trabajadores independientes que ‘por primera vez’ se registraran ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT). 

Es decir que para aquellos que ya estuvieran registrados el gobierno no les podría pagar su inscripción a estos servicios. 

Además, la reforma fiscal no derrumbó los altos costos que tiene para un patrón constituido legalmente inscribir a sus empleados al IMSS e Infonavit. 

 

Algunos empleados deben pagar impuestos sin embargo no se les otorga seguridad social.

 

De tal forma que las empresas formales e incluso las entidades gubernamentales continuaron contratando a trabajadores sin ofrecerles seguridad social durante el presente sexenio.

El impuesto estatal sobre la nómina que se cobra a los salarios, bonos, primas de antigüedad, comisiones, entre otras, es una de las razones que explican por qué el gobierno federal se quedó corto a la hora de aumentar la formalidad mediante la inscripción de trabajadores al IMSS e Infonavit.

 

La política fiscal 2014 de Enrique Peña, no contempló incentivos a empleadores formales para que ofrecieran seguridad social a trabajadores.

 

También el hecho de que la reforma fiscal de 2014 disminuyera la deducibilidad de impuestos a las prestaciones sociales de 100% a 53% para los patrones.

“Nadie quiere incorporarse a la seguridad social porque se ve como un impuesto puro y como un gravamen que quita más de lo que se recibe”, asegura Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El alto costo de dotar a un empleado con seguridad social más los impuestos a la nómina hacen menos atractiva la formalización en las economías con alta informalidad como México y Colombia, señaló el Banco Mundial en su informe Sobre la Desigualdad, Pobreza y Prosperidad Compartida en 2016.

 

Te puede interesar: La inflación se ensaña con los informales y alienta la desigualdad entre los trabajadores, 3 de noviembre de 2017.

 

La reforma fiscal de 2014 sentó las bases para que un mayor número de trabajadores y patrones se registraran ante el SAT y de esa manera creciera la recaudación de impuestos.

Pero no se crearon incentivos para que los empleadores que ya eran formales ofrecieran a sus trabajadores seguridad social.

Así, quienes se emplean en empresas formales, pero sin recibir seguridad social son víctimas de inequidad laboral, pagando impuestos y contribuyendo a pagar servicios médicos que ellos no reciben. 

Todo porque ellos no tienen acceso al IMSS o alguna otra institución de salud pública.

 

MÁS INFORMACIÓN: Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Inegi, tercer trimestre de 2017.
MÁS INFORMACIÓN: Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Inegi, cuarto trimestre de 2012.

Comentar