Candidatos hacia el 2018 y el surgimiento de una guerra de insultos

Precandidatos a la presidencia y al gobierno de la Ciudad de México se dicen de todo.

12-12-2017 13:47 Por : Arena Pública
Meade, Anaya y AMLO rumbo a las elecciones del 2018.
Meade, Anaya y AMLO rumbo a las elecciones del 2018.

Todo parece indicar que las elecciones del 2018 ha generado escenarios lamentables entre los precandidatos de todos los partidos ya que se han estado insultando entre ellos.

Precandidatos a la presidencia y al gobierno de la Ciudad de México no se comportaron “a la altura” y se dijeron varios insultos que la Conapred podría hacer que se lamentaran de ello.

Todo comenzó con Andrés Manuel López Obrador, quien descalificó a Ricardo Anaya y a José Antonio Meade por “tener la piel clara”, ser un “pirrurris”, no conocer el país y rematando diciendo que “son títeres de la mafia del poder”.

Anaya no se quedó callado y le dijo a Obrador ser un racista; y de parte de Meade, Aurelio Nuño, coordinador de la campaña de Meade, dijo que él tiene “poca estabilidad emocional”, esto con el fin de no ser grotesco con su comentario. Marko Cortés del PAN dijo: “Está estresado; entiendo, ya está grande de edad y hay temas que no puede asimilar bien”.

Enrique Ochoa siguió con esto y comentó que AMLO es un líder moreno por asolearse en las tomas de pozos petroleros o en los plantones de Paseo de la Reforma; también arremetió con Anaya, diciendo que era un miope político y pollo desplumado.

Por otro lado, Miguel Ángel Mancera respondió a la crítica que tuvo Anaya sobre “El Médico en tu Casa”, y comentó que efectivamente no ha llegado a Bosques de las Lomas.

Y quien no se midió fue Gustavo Madero, ex dirigente nacional del PAN, cuando se enteró que el expresidente de México Vicente Fox apoya a Meade, diciendo “Que pendejo”.