Política Social y Seguridad

Infonavit y Fovissste, créditos para unos cuantos ¡qué compran casa y no la usan!

Los créditos de vivienda se concentran en estados donde las familias tienen mayores ingresos. En Nuevo León 40% de las casas se financiaron por este medio en Oaxaca solo 5%.

07-09-2017 16:30 Por : Arena Pública
En Nuevo León y Tamaulipas, dos de los estados que más reciben créditos, el 70% de las casas compradas ya hechas están en desuso.
En Nuevo León y Tamaulipas, dos de los estados que más reciben créditos, el 70% de las casas compradas ya hechas están en desuso.

Para construir su casa los mexicanos se “rascan con sus propias uñas” como reza el dicho popular.

Casi siete de cada 10 viviendas en México se construyen con recursos de las propias familias, es decir, sin contar con el apoyo de algún crédito.

En México es privilegiada la cantidad de personas que puede acceder a un crédito hipotecario, más aun a alguno cuya operación se sostenga con recursos públicos.

Como los que ofrece el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Fondo de la Vivienda del Issste (Fovissste) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo).

Solo 2 de cada 10 casas en México se financian con recursos del Infonavit, Fovissste o Fonhapo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016 que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en agosto.

4.2 millones de casas se financiaron con los créditos a la vivienda de estas instituciones de un total de 21.2 millones de casas propias, es decir, que pertenecen a las familias que las habitan.

Los créditos hipotecarios que ofertan estos organismos públicos están marcadamente enfocados hacia las familias que tienen mayores ingresos y escasean en los estados donde los hogares son más pobres.

39% de las casas propias en Nuevo León se financiaron con créditos del Infonavit, Fovissste y Fonhapo, el estado donde los ingresos promedio de las familias son los mayores a nivel nacional, casi duplican al promedio de un hogar promedio en el país con 29 mil 200 pesos mensuales.

El financiamiento es casi el doble que la media de las viviendas a nivel nacional que es 20%.

También el 38% de las casas adquiridas por las familias en Coahuila, Aguascalientes y Tamaulipas –con ingresos superiores a la media nacional- se financiaron a través de un crédito de los organismos públicos.

El desuso de viviendas, principalmente financiadas por Infonavit, Fovissste o Fonhapo, es un doble desperdicio, tanto de recursos públicos como del dinero de los trabajadores.­­­

 

En contraste, en Oaxaca, Guerrero y Chiapas solo 6% de las casas se financió con créditos a la vivienda del Infonavit, Fovissste o Fonhapo, el trio de estados sureños alberga a la mayor cantidad de familias pobres en el país.

Las familias en esos estados tienen ingresos promedio de 8 mil 750 pesos mensuales, tres veces menos que los hogares en Nuevo León y la mitad de los 16 mil 400 pesos mensuales que perciben en promedio los hogares en Aguascalientes.

 

Te puede interesar: Crédito para vivienda en los bancos: un privilegio de pocos, 3 de julio de 2017.

 

En el caso del Infonavit y el Fovissste los créditos hipotecarios se otorgan exclusivamente a quienes cuentan con un trabajo formal. Eso explica la exclusión en Oaxaca, Guerrero y Chiapas donde más de 80% de los ciudadanos labora en la informalidad.

Los criterios de las políticas públicas de vivienda contribuyen a que crezca la desigualdad entre los mexicanos.

El 80% de las viviendas ubicadas en Oaxaca, Guerrero y Chiapas son financiadas con recursos de los ciudadanos, mientras que en Nuevo León solo en 44% de las casas las familias tuvieron que gastar sus propios recursos para construirlas o comprarlas.

 

Doble desperdicio, comprar casa y no usarla

Los estados más beneficiados con los créditos de vivienda de los organismos públicos son también quienes registran el mayor porcentaje de casas compradas en desuso.

El 70% de las viviendas que los neoleoneses y los tamaulipecos compraron ya hechas está en desuso. Un porcentaje muy superior al promedio nacional que es de 58%.

 

Te puede interesar: Los mexicanos son pobres pero viven con suficiencia, así es una casa promedio, 5 de septiembre de 2017.

 

Entre los dos estados de la frontera norte suman 864 mil 850 casas compradas ya hechas sin usar.

A nivel nacional son más de cuatro millones que representan el 12% del total de las viviendas que hay en el país.

El desuso de viviendas, principalmente financiadas por el Infonavit, Fovissste o Fonhapo, es un doble desperdicio, tanto de recursos públicos como del dinero de los trabajadores.­­­

 

MÁS INFORMACIÓN: Tabulados de hogares y viviendas, Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016, Inegi, agosto 2017.