Gobiernos y Finanzas Públicas

Una vez más la UAEM se beneficia de nexos con el PRI

La investigación de Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción reveló que de las Universidades que participaron en el desfalco, la UAEM fue la más beneficiada.

06-09-2017 11:30 Por : Arena Pública
La corrupción ensucia la imagen de la tercera universidad más importante del país.
La corrupción ensucia la imagen de la tercera universidad más importante del país.

Un secreto a voces, quizá, pero la Universidad Autónoma del Estado de México tiene lazos profundos con el Partido Revolucionario Institucional.

En su directiva y en sus arcas, el Revolucionario Institucional encontró recursos invaluables para la extensión del partido.

A través del fraude millonario que destapó Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción, en el que el gobierno federal desvió fondos hasta por más de 7 mil millones de pesos la conjunción de esta institución y el partido una vez más quedó al descubierto. 

 

La UAEM se beneficia de los actos de corrupción por parte del gobierno federal.

 

De los 7 mil millones, el paradero de más de 3 mil millones de pesos es desconocido. No obstante, sí sabemos dónde quedaron al menos mil 146 millones de ellos: sistemas de información e infraestructura tecnológica.

¿Quién fue el encargado “de proveer" ese servicio para el gobierno federal? La UAEM.

La UAEM no ofreció servicios de asesoría, lo cual tendría sentido dado su estatus como una casa de estudios. De acuerdo con el contrato, lo que ofreció fueron los sistemas de información e infraestructura mismos, a través de terceros.

Ilegal como es -pues según la ley sí se pueden dar contratos a universidades, pero solo si ellas llevan a cabo el 51% de las actividades y este no es el caso- eso les dio ingresos por, al menos 53.4 millones de pesos en 2013 y más de 139 millones de pesos en 2014.

 

Te puede interesar: Del Mazo gana la gubernatura en Estado de México, 5 de junio de 2017.

 

“Al no contar con la capacidad técnica, material y humana para la realización del objeto contrato DAGA /045/2013 (239 millones de pesos) subcontrató 89.4% de los servicios pactados” documentó al respecto la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto al contrato de 2013.

Entre 2013 y 2014 los contratos ilegales que fueron entregados a 186 empresas y triangulados a través de Universidades Autónomas le dieron a esta casa de estudios cerca de 200 millones de pesos en “comisiones”, según los rastros que existen en la ASF.

 

La cercana relación de Alfredo del Mazo  y Jorge Olvera

La tercera universidad pública más importante del país -en ranking de prestigio académico y por matrícula- se convirtió en una de las ocho que funcionaron como intermediarias entre las empresas fantasmas y el gobierno para desviar fondos.

Esta es parte de una historia de complicidad más vieja que involucra al menos al actual gobernador del Estado de México y al entonces rector Jorge Olvera García.

Cuando Olvera García, actual presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, era rector de la UAEM, el entonces candidato a la gubernatura de ese estado, Alfredo del Mazo fue a dar una conferencia a la universidad. No fue bien recibido.

 

La relación entre Alfredo del Mazo y Jorge Olvera García fueron la oportunidad perfecta para el desvío de fondos.

 

A su defensa salió el rector, quien condenó las protestas de los estudiantes y despidió a Enrique Cervera, quien fue el presentador del evento, a quien culpó por haber anunciado a del Mazo como sucesor de Eruviel Ávila meses antes de las elecciones.

Las comisiones recibidas mientras Olvera era rector son la punta de una relación que llega, al menos, hasta el periodo en el que Alfredo del Mazo era el director nacional de Banobras.

La investigación de Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción nombra también a Banobras como una de las instituciones involucradas en el fraude, pero en otra capacidad: eran parte de las 11 dependencias que otorgaron convenios a universidades y empresas fantasmas para mover ese dinero.

Banobras otorgó tres convenios y precisamente fueron tres los contratos que la UAEM recibió por “servicio de control, operación y soporte” informático, “servicios de administración de red LAN, red inalámbrica y telefonía IP” y para una “fábrica de software”, según el análisis de la Auditoría Superior de la Federación.

La duración de los contratos por esos servicios va del 16 de agosto de 2013 al 20 de junio de 2017, 16 días después de las elecciones que le dieron el triunfo en el Estado de México a Alfredo del Mazo.

Para 2017, el presupuesto otorgado a la casa de estudios fue el más alto de la historia, de 4 mil 676 millones de pesos.

 

La apuesta de ser rector de la UAEM

La UAEM dio al PRI no solo recursos, también hombres. Ser rector de esa casa de estudios demostró ser un trampolín político para muchos de los que ostentaron este puesto.

Al menos seis exdirectores de esa universidad accedieron a cargos públicos después de dirigir la UAEM, ya sea en gabinetes, en secretarias del gobierno de ese estado, o incluso como embajadores.

Ejemplo de ello es Efrén Rojas Dávila, quien después de su periodo en la UAEM se convirtió en Secretario de Gobierno del Estado de México y posteriormente coordinador general de elecciones para el PRI.

Como Jorge Olvera, el rector durante el desvío del que habla la investigación, Marco Antonio Morales también se convirtió en Comisionado de los derechos Humanos del Estado de México al terminar su periodo como rector.

 

Te puede interesarLos gobernadores: Corrupción sistémica, 24 de abril de 2017.

 

También el director del Instituto Electoral del Estado de México, José Martínez Vilchis, pasó por los pasillos de la UAEM como su rector, y posteriormente accedió a ese cargo, en el que se encuentra desde 2009.

El Secretario de Cultura y Deporte del Estado de México, Eduardo Gasca Pliego se encuentra en la misma situación. Antes fue el titular de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario.

Otro lazo entre la institución académica y el partido: por corta temporada, el jefe de comunicación de la campaña de Del Mazo fue Ricardo Joya, quien trabajó por años en la institución académica como titular del área de comunicación social. 

Desde 2012 la ASF presentó denuncias penales contra la Universidad por fraudes y desvíos de fondos. Ese año se abrieron cinco expedientes, en 2013 se abrieron otros dos.

No importando lo anterior, la ASF dice también que en el caso de las “instituciones de educación superior mencionadas en el reportaje, corresponde a sus propios órganos internos de control, auditar, investigar y, en su caso, sancionar” en su comunicado de prensa de respuesta a la investigación de Animal Político.

Los expedientes abiertos por la ASF se refieren a las irregularidades comprobables por el monto de cerca de 200 millones de pesos, pero también al modo ilegal de actuar para desfalcar fondos que usó el gobierno federal, al dar recursos a las universidades para que fueran intermediarias.

 

MÁS INFORMACIÓN: Denuncias penales presentadas por la ASF 2012-2013 

MÁS INFORMACIÓN: Auditoría Superior de la federación, Informe 2013