Economía y Sistema Financiero

El nuevo rostro de Paseo de la Reforma

Desde que se inauguró la Torre Mayor, otras 19 edificaciones se han sumado al cambio en esta emblemática avenida de la Ciudad de México.

28-08-2017 18:30 Por : Arena Pública
A Paseo de la Reforma llegaron decenas de miles de vecinos nuevos en los últimos quince años.
A Paseo de la Reforma llegaron decenas de miles de vecinos nuevos en los últimos quince años.

Algo pasó y algo está pasando en Paseo de la Reforma. De 2003 a la fecha las grúas, vallas, trabajadores de la construcción, nuevos vecinos, nuevos problemas, más autos han sido una constante.

En 2002 en esta emblemática avenida de la Ciudad de México había ocho edificios con una altura superior a los 90 metros. Un año después, se inauguró la Torre Mayor y desde entonces las cosas comenzaron a cambiar radicalmente en menos de 15 años.

En ese lapso, otras 19 edificaciones de más de 89 metros de altura o superiores a 19 pisos se sumaron al paisaje urbano del Paseo de la Reforma, sin contar cuatro proyectos adicionales que están en construcción y al menos dos en planeación.

En cosa de 15 años miles de toneladas de concreto, acero y cristal se han colocado en esta avenida generando un cambio que, debido a lo paulatino con que se dio, no se dimensiona.

 

 

Antes de 2003, el edificio más alto en Paseo de la Reforma era la Torre del Caballito, abierta en 1988 y que tiene 135 metros de altura y 34 pisos… la cuando abrió la Torre Mayor la diferencia entre una y otra fue de 90 metros.

 

Esta es una panorámica actual de Paseo de la Reforma, se notan buena parte de las nuevas construcciones.

 

A lo largo de Reforma, había 24 edificios que fueron terminados entre 1946 y finales del siglo pasado, cuyas alturas iban desde 53 metros hasta 135.

 

 

Si apiláramos uno sobre otro, los edificios construidos a lo largo de 54 años en Paseo de la Reforma sumaban 2 mil 017 metros, una distancia equivalente al trayecto del Auditorio Nacional hasta el Museo de Arte Moderno.

 

Hace muchos años, el panorama que tenía Paseo de la Reforma era totalmente distinto al actual.

 

Pero, si hacemos el mismo ejercicio con los rascacielos abiertos en esta avenida del 2003 al 2017, la suma es de 2 mil 764 metros, lo que equivale a la ruta, partiendo del Auditorio Nacional, pero hasta la Glorieta de la Diana Cazadora.

 

Te puede interesar: Reprobada la CDMX en calidad de vida ¿culpa de Mancera o Godzilla?, 22 de agosto de 2017.

 

En pisos también la diferencia es abismal, los 24 edificios abiertos durante la segunda mitad del siglo pasado sumaban 522 pisos; los 20 que se han construido en menos de 15 años suman 648.

El uso principal de esas nuevas construcciones ha sido el de oficinas, aunque también en nuevo de estos desarrollos inmobiliarios se dio cabida para residencias y en al menos un par de habilitaron hoteles.

 

En el siglo XXI llegaron a Paseo de la Reforma inversiones millonarias para edificar oficinas, hoteles y residencias.

 

Además de estas construcciones hay que agregar la nueva sede del Senado de la República, edificada también en Paseo de la Reforma, cuya construcción no rebasa los 50 metros de altura, pero con sus 16 pisos y cientos de oficinas también formó parte de las estructuras que les cambiaron el rostro a Paseo de la Reforma.

 

No solo son los edificios

Estas nuevas construcciones trajeron más gente al llamado Corredor Reforma. Oficinistas y vecinos con demandas de alimento, movilidad, servicios y diversión en la zona.

No hay cifras oficiales de cuánta gente atrajeron los 20 proyectos inmobiliarios de gran tamaño a la zona del Paseo de la Reforma, pero el recorrer esa vialidad se pueden apreciar la apertura de nuevos cafés y restaurantes, la bonanza de las tiendas de conveniencia, los llenos en los cines… y el tráfico.

Te puede interesar: En 10 años se encareció 200% el Centro Histórico de la CDMX, 14 de junio de 2017.

 

Datos de 10 de los 20 proyectos inmobiliarios abiertos en los últimos 15 años, refieren que en esos edificios, en conjunto, tuvieron que construirse 16 mil 324 cajones de estacionamiento.

Es decir, que se podría estimar que al menos 20 mil vehículos más tuvieron como destino el Paseo de la Reforma entre 2003 y el 2017.

Buena parte de estos nuevos vecinos y visitantes del Paseo de la Reforma será los usuarios de la Línea 7 del Metrobús, que actualmente está en construcción y que se espera que transporte a 130 mil pasajeros al día.

 

Reforma es considerada una de las avenidas más emblemáticas de la capital, por ello es un imán para el turismo.

 

Con una longitud de 15 kilómetros, la línea cubrirá el trayecto entre Indios Verdes y Campo Marte -unos metros más adelante del Auditorio Nacional- y 10 de sus 29 paradas estarán ubicadas en el corredor que ha visto la llegada de 20 proyectos inmobiliarios de gran envergadura.

 

La transformación no se detiene

Este año, tres gigantes más abrirán sus puertas en Paseo de la Reforma. La Torre Cuarzo y el Hotel Torre Cuarzo son dos edificaciones que se construyen en esta vialidad a unos pasos del cruce con Bucareli.

El complejo de residencias, oficinas y hotel consta de dos estructuras una de 180 metros de altura y 40 pisos, y otra de 110 metros y 27 pisos. En conjunto albergarán 298 cuartos de hotel, además de residencia y oficinas, y darán cabido a mil 251 cajones de estacionamiento.

 

La Torre Cuarzo, el hotel Torre Cuarzo y el hotel Sofitel serán abiertos ese mismo año.

 

Adicionalmente, junto a la embajada de Estados Unidos se construye el edificio del hotel Sofitel, una estructura que aún no se ha determinado la altura final, pero que ya sabemos que contará con 41 pisos.

Para 2018 se tiene programada la apertura del que será el edificio más alto del Paseo de la Reforma: Chapultepec Uno, un rascacielos que se unirá a las Torres Mayor, BBVA, y Reforma (entre el cruce de la glorieta de la Diana Cazadora, con el Circuito Interior) en club de los rascacielos con más de 200 metros de altura.

 

Chapultepec Uno se unirá a las torres Mayor, BBVA y Reforma como las más altas en esa vialidad.

 

El proyecto indica que medirá 241 metros de altura y tendrá 59 pisos donde habrá oficinas, 170 cuartos de hotel y 85 departamentos.

 

Estos son otros tres proyectos que en breve podrían cristalizarse en Paseo de la Reforma.

 

Adicionalmente hay otros tres proyectos a punto de concretarse: Impera Reforma, que se ubicaría en Paseo de la Reforma 336, en la glorieta del Ángel de la Independencia, el cual tendría 47 pisos; la Torre Alameda que estaría cerca de avenida Juárez y que tendría 133 metros de altura y 33 pisos, así como la torre residencial Buddha Bar, en la glorieta de La Diana, que tendría 58 pisos.

 

Las opiniones del cambio

“Yo estoy viendo un renacimiento del Paseo de la Reforma con buenas razones. Es un lugar bonito, estamos logrando que con estas construcciones que se están haciendo también la recuperación de la colonia Cuauhtémoc por un lado y de la Zona Rosa”, aseveró el escritor y periodista Sergio Sarmiento, uno de los nuevos vecinos de Paseo de la Reforma quien vive en el desarrollo de Reforma 222.

“El gran problema son las manifestaciones. En todos los lugares tienes vecinos buenos y malos, pero fuera de las manifestaciones es el lugar es ideal para alguien que es muy urbano y creo que los que vivimos aquí tenemos gustos muy urbanos”, explicó el escritor en torno a lo que significa haberse mudado al Paseo de la Reforma.

 

Te puede interesar: El ‘boom’ inmobiliario en la CDMX: 86 viviendas nuevas al día entre 2000 y 2015.

 

Sin embargo, los vecinos “de toda la vida” no están tan contentos con este “boom” que experimentó la vialidad.

Aunque son beneficiados con la plusvalía de sus propiedades, los habitantes de estas colonias padecen obras constantes, calles destrozadas por empresas cableras y congestionamientos viales a cualquier hora del día

Para reducir los impactos de los megaproyectos en las colonias aledañas, la delegación Cuauhtémoc ha buscado acercamiento con los desarrolladores y vecinos para crear un fideicomiso que capté recursos provenientes de las empresas para destinarlos en medidas de mitigación en el entorno.

 

Para quienes tienen muchos años viviendo en la zona, las nuevas construcciones también han generado nuevos problemas.

 

Así, por ejemplo, la rehabilitación del Monumento a la Madre, que está en curso, se hará con 150 millones de pesos aportados por Abilia, desarrolladora del proyecto en Reforma 342, que estará ubicado en la Glorieta de La Diana y la calle Sevilla.

El caso es que esta vialidad tiene un nuevo rostro y hay que irlo a ver.

 

MÁS INFORMACIÓN: Base de datos de rascacielos alrededor del mundo, The Skyscraper Center, fecha de consulta 28 de agosto de 2017.