Salud y Medio Ambiente

Aún se transmite lepra en México... ¡por los armadillos!

Una enfermedad bíblica sigue existiendo en México en el siglo XXI a causa de un animal endémico del país.

28-08-2017 12:00 Por : Arena Pública
La lepra no se ha extinto y esta presente en Brasil, México y Estados Unidos.
La lepra no se ha extinto y esta presente en Brasil, México y Estados Unidos.

Sorprendente como puede parecer, en México sigue existiendo lepra, 17 años después de que la enfermedad se declarara “virtualmente erradicada”.

En Latinoamérica, la transmisión de esa enfermedad bíblica no se limita solo a este país, sino que la mayoría de las naciones presentan casos de lepra anualmente. Brasil está en la cabeza de la lista, y al final de ella se encuentran México y Estados Unidos.

Es cierto que los casos han disminuido y que la enfermedad es controlable gracias a la medicina moderna, pero de cualquier forma es un riesgo para la salud, que de acuerdo con expertos de la Organización Mundial de la Salud, no está siendo detectada como debería.

Aunque en el 2000 la OMS declaró a la lepra eliminada como problema de salud pública, por registrar menos de 1 caso por cada 10 mil habitantes, en los últimos 17 años se trataron a más de 16 millones de pacientes que presentaron esa enfermedad de acuerdo con la Organización.

Los enfermos en Latinoamérica fueron casi 40 mil, lo que sigue siendo una tasa menor a un caso por cada 10 mil (0.54 por cada 10 mil), según datos de la Secretaría de Salud.  Pero los casos en los que la lepra deja a las personas discapacitadas después de la enfermedad son de casi el 7%, una cifra alta de acuerdo con lo esperado por la OMS, pues  se busca que las personas afectadas de esta forma sean menos que 1 por cada millón de enfermos.

 

Te puede interesar: La peste no se ha ido, registran brote en Arizona; 21 de agosto de 2017.

 

De igual forma, si se compara la prevalencia de casos en el mundo, 0.18 por cada 10 mil, la tasa en Latinoamérica es del triple.

Lo que preocupa es que “al momento, se estima que solo la mitad de los casos que ocurren están siendo detectados y tratados”, según William Cairns Smith, profesor emérito de salud pública de la Universidad de Aberdeen en Reino Unido.

El peculiar modo de contagio

El culpable es un mamífero endémico que está en peligro de extinción y que algunas personas tienen como mascota.

El armadillo es el único mamífero, además de los humanos, que puede portar el bacilo que causa esta enfermedad que afecta la piel, los nervios, las vías respiratorias y los ojos.

 

La excentricidad de mantener contacto con los armadillos es la principal fuente de contagio de la lepra.

 

En otros países las formas de contagio más comunes son a través de los fluidos de las personas que ya tienen la enfermedad, pero en México la mayor parte de los casos se registran después de haber tenido contacto con un armadillo o haber comido su carne.

 

Te puede interesar: El sarampión, una enfermedad casi extinta, regresa de la muerte por "movimiento antivacunas", 18 de julio de 2017.

 

En algunas regiones del país se piensa que beber la sangre de este animal cura el asma, o se le caza por deporte, por su carne o para tener como mascota. En Estados Unidos, el repunte en los casos de la enfermedad en Florida se relacionó con el contacto con los armadillos.

En 2015 el número total de casos fue de 175, con una tasa muy por debajo de lo recomendado por la OMS, lo cual quiere decir que aunque aún existe, está dentro de lo aceptable por los servicios médicos internacionales.

No obstante,en estados como Colima, Nayarit y Sinaloa la incidencia es mayor, 1.2 casos por cada 100 mil en 2015.  En el país la preocupación está en el 7% de personas que como secuela de la lepra tienen discapacidad grado 2, que es la clasificada como leve pero que sí dificulta las actividades diarias, .

 

Te puede interesar: Más de 30 enfermedades están ligadas a la contaminación ambiental: INER, 9 de junio de 2017.

 

Desde el 2000 los casos se redujeron de mil 685 a poco menos de 400.  No obstante, en 2016 los casos se presentaron en más de la mitad de los estados del país.  Uno de los problemas es que, debido a la rareza del padecimiento, algunos médicos no reconocen los síntomas a tiempo. Eso es lo que causa las secuelas de la enfermedad.

“Mucha gente ha considerado que ya no hay lepra, eso hace más difícil el diagnóstico hasta para el mismo personal de Salud. Hay personas que llegan a tener algún síntoma o signo, como una mancha que primero es blanca y mucha gente la confunde con anemia o desnutrición y no le da importancia. O incluso personas que llegan a tener manchas de coloración más rojizas o cobriza y la confunden, incluso algunos médicos o personal de salud que no tiene en mente que puede ser lepra omite el diagnóstico y da tratamiento para otro tipo de enfermedad”, de acuerdo con Myrna Rodríguez, dermatóloga del centro Pascua.

 

MÁS INFORMACIÓN: Situación Actual de la lepra en México, Secretaría de Salud, 2016.