Gobiernos y Finanzas Públicas

Datos revelan indicios de una crisis que Enrique Peña asegura, sólo está en la mente

Los focos rojos de la economía mexicana llevan varios meses encendidos, los datos revelan que la crisis es más que un producto de la imaginación colectiva.

29-03-2017 18:20 Por : Arena Pública
En lo que va del sexenio el crecimiento económico ha disminuido 1.6 puntos porcentuales, el Producto Interno Bruto pasó de 3.9% en 2012 a 2.3% en 2016.
En lo que va del sexenio el crecimiento económico ha disminuido 1.6 puntos porcentuales, el Producto Interno Bruto pasó de 3.9% en 2012 a 2.3% en 2016.

Explicación no pedida, culpabilidad manifiesta, dice un sabio refrán.

El año pasado y lo que va del presente han sido difíciles para la economía.

2017 inició con un tipo de cambio que rebasó los 21 pesos por dólar, el nivel más alto desde la crisis de 1995.

Y en el segundo mes del año la tasa de inflación llegó a 4.9%, nivel sólo comparable con el que alcanzó durante la crisis financiera de 2008 y 2009, también la segunda más alta de los últimos 10 años para un febrero. Un reflejo del considerable golpe que ha sufrido el poder de compra de los ciudadanos.

No obstante que los precios y el tipo de cambio se ubican en máximos sólo alcanzadas durante crisis pasadas, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que en México no hay crisis, que si alguien habla de ella es porque la tiene en su mente, durante un encuentro con familias de militares y marinos el 28 de marzo.

Si bien el país no se encuentra en estado de crisis, los focos de alerta de la economía mexicana llevan varios meses encendidos.

En lo que va del sexenio el crecimiento económico ha disminuido 1.6 puntos porcentuales, el Producto Interno Bruto (PIB) pasó de 3.9% en 2012 a 2.3% en 2016 y se espera que continúe bajando.

 

Te puede interesar: PIB de México será un dato cargado de ruido estadístico, José Miguel Moreno, 28 de abril de 2016.

 

Los analistas económicos lo sitúan en una tasa de 1.5% para cerrar el año, señala la última encuesta de Citibanamex, un crecimiento equiparable al registrado durante 2013 con un 1.6% y que podría ser el más bajo del sexenio.

Los datos de arranque de año “apuntan a una situación de crisis o recesión,” señaló en febrero el economista Jonathan Heath, aderezados con el mayor aumento al precio de la gasolina en la historia del país y un “desplome generalizado” de la confianza empresarial y del consumidor, explicó.
 

Los datos de arranque de año apuntan a una situación de crisis o recesión.

-Jonathan Heath

 

Los datos más preocupantes según Heath fueron la expectativa de crecimiento del PIB de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales de 1.2% para 2017, así como el tipo de cambio que traspasó la barrera de los 20 pesos.

Desde 2014 la depreciación de la moneda nacional no ha hecho más que profundizarse. El tipo de cambio de 2015 a la fecha superó al registrado durante la gran recesión de 2009 cuando el dólar llegó 14.5 pesos.

La cereza del pastel son los indicadores cíclicos de la economía, pues muestran que a partir de febrero de 2016 comenzó un periodo de recesión del crecimiento económico que no ha concluido, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía publicados a principios de marzo.

El índice tiene la función de ayudar a pronosticar los cambios en el comportamiento de la economía y son aplicados la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

Te puede interesar: Cuando la deuda pública no era noticia, Samuel García, 17 de enero de 2017.

 

Éstas expectativas aumentan la posibilidad de una baja en la calificación de la capacidad de pago del país por parte de Standard & Poor's, Moody’s y Fitch Ratings.

Aunado a ello la continua práctica de gastar más de lo que ingresa el país por parte de la autoridades ha llevado a un crecimiento en la deuda total del sector público, que para 2016 representó 48% del Producto Interno Bruto del país.

De disminuir la calificación crediticia, el país se vería en la necesidad de aceptar tasas de interés más altas en los créditos que solicite, lo que también incrementaría el costo de los intereses y comisiones de la deuda.

La institución que más problemas financieros enfrenta es Petróleos Mexicanos. Su nivel de deuda en 1.986 billones de pesos podría detener por completo su capacidad de operación, reconoció la petrolera al describir sus riesgos potenciales en sus estados financieros del cuarto trimestre de 2016.

En 2016 PEMEX perdió 296 mil millones de pesos. 

Por cuatro años consecutivos PEMEX ha reportado pérdidas siendo la última en 2016 con 296 mil millones de pesos.

Los apoyos para sacarla a flote no han faltado, en 2016 la secretaría de Hacienda transfirió 345 millones de pesos, 160 mil millones a través del rubro de inversión financiera directa y 185 mil millones mediante la absorción del gasto por pensiones y jubilaciones de su pasivo laboral.

En lo referente al empleo el Presidente Peña señaló en la misma plática con militares y marinos la creación de 2.6 millones de empleos que se han generado en cuatro años, pero el detalle que no comentó fue la calidad de ellos.

 

Te puede interesar: Aumenta el empleo, pero en condiciones precarias, 26 de junio de 2016.
 

Durante el mismo lapso de tiempo la tasa de condiciones críticas de ocupación se incrementó 2.6 puntos porcentuales, este dato hace referencia a las personas que laboran menos de 35 horas semanales por razones ajenas a ellos, las que trabajan de éste periodo de tiempo y lo hacen con ingresos inferiores al salario mínimo de 73 pesos diarios.

En diciembre 2012 cuando Enrique Peña asumió el cargo esa tasa se encontraba en 12%, actualmente es de 14% de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.